Skip to main content

La inseguridad alimentaria aguda se mantiene Mínima durante el período de proyección

  • Informe de monitoreo remoto
  • Honduras
  • Julio 2013
La inseguridad alimentaria aguda se mantiene Mínima durante el período de proyección

Descarga el Informe

  • Mensajes Clave
  • Perspectiva proyectada hasta septiembre de 2013
  • Mensajes Clave
    • La cosecha de Primera, que sale en agosto/septiembre, terminará con la temporada de escasez y hará posible que los hogares pobres mantengan una inseguridad alimentaria aguda Mínima (IPC, Fase 1) y puedan seguir satisfaciendo sus necesidades. En octubre, comienza la temporada alta de demanda de mano de obra no calificada, lo cual mejorará el acceso a ingresos a nivel de hogar. 

    • En las áreas del oriente y del sur (a lo largo del corredor seco) continuaron las precipitaciones por debajo del promedio de los meses anteriores y es probable que el comportamiento sea similar en julio, lo que podría dar lugar a un menor rendimiento en la producción.

    • Es probable que la demanda de mano de obra y los salarios se vean reducidos, por lo menos en un 30 por ciento, durante la próxima cosecha (de octubre 2013 a marzo 2014) como resultado del daño ocasionado por la roya en el sector cafetalero. Cualquier impacto potencial en la reducción al acceso de alimentos de los hogares pobres sucederá en el próximo año de consumo.

    ZONA

    ANOMALÍAS ACTUALES

    ANOMALÍAS PROYECTADAS

    Nacional

    • Precipitaciones por debajo del promedio hasta la fecha en el oriente.
    • Déficit de precipitaciones en el corredor seco probablemente en julio.
    • La producción de Primera podría verse reducida en ciertas áreas localizadas, principalmente en el corredor seco.

    Áreas productoras de café (zonas de medios de vida 3, 6, 7, 11, 15)

    • La incidencia de la roya del café es tres o cuatro veces más alta que lo normal.

    Perspectiva proyectada hasta septiembre de 2013

    Las imágenes satelitales actuales indican estimaciones de precipitación por debajo del promedio en el oriente (un área de producción de excedentes) y en el sur (el corredor seco), por consiguiente, las imágenes de requerimiento hídrico muestran niveles de estrés en el suelo. A pesar de esto, informes de campo informales indican que el desarrollo de los cultivos es normal y no se han reportado daños. Sin embargo, los rendimientos finales podrían verse reducidos en esta área como consecuencia de la presencia prolongada de niveles de estrés en el suelo. La siembra de maíz blanco, el principal cultivo que se produce en la temporada de Primera, se atrasó entre 10 y 20 días en el oriente debido a que la temporada lluviosa comenzó en forma irregular; la siembra terminó a mediados de junio. Se espera que la cosecha salga a tiempo, excepto en las áreas de oriente y del sur, en donde saldrá entre 10 y 20 días más tarde que lo habitual.

    Según el Servicio Meteorológico de Honduras, es probable que la distribución de las lluvias sea normal en julio en la mayoría de las áreas, no obstante, es probable que haya déficit en las precipitaciones en el corredor seco. La canícula tiene lugar en julio, pero los pronósticos y la información actual confirman que se espera que sea menos seca que lo normal. No se prevé ningún efecto negativo importante. Se espera que la producción de la temporada de Primera sea promedio, a pesar de que es probable que los rendimientos se vean reducidos en un área que normalmente es productora de excedentes (Olancho).

    El trabajo temporal durante la temporada agrícola está disponible en las fincas medianas y grandes. Los insumos provistos por el gobierno consisten solo de semillas, mientras que los del año pasado incluían semillas y fertilizantes. Dichos insumos se entregaron, aunque tarde, a los beneficiarios en el occidente. La siembra de Postrera, cuyo principal cultivo es el frijol rojo, comenzará en septiembre, después de la cosecha de Primera, y se espera que salga en diciembre/enero.

    Los suministros de maíz blanco en los mercados se encuentran dentro de los niveles normales y los precios se mantuvieron, según la estación, entre estables y con leves aumentos entre mayo y junio. Los precios del maíz blanco en Tegucigalpa (además de otras ciudades), permanecieron altos y por arriba de los precios del año pasado y ligeramente por arriba del promedio de cinco años. Es probable que estos precios continúen aumentando, de acuerdo con la estación, hasta que comience la cosecha de Primera en septiembre, en cuyo momento se espera que bajen hasta el final del período de proyección, todo ello dentro del rango de precios que es normal. Los suministros de frijol rojo son adecuados para satisfacer la demanda como resultado de los buenos niveles de producción obtenidos en años anteriores, que han dado como resultado que los precios se mantengan estables y sean más bajos que el año pasado y más bajos que el promedio de cinco años. Por lo tanto, es poco probable que los precios del frijol rojo aumenten de manera significativa a lo largo del período de proyección y se prevé que se mantendrán accesibles a los consumidores. Debido al alto precio del maíz blanco, los hogares pobres podrían reducir su consumo y compensarlo con frijol rojo para satisfacer sus necesidades.

    La temporada de escasez está en curso y las reservas de alimentos se han terminado. Los hogares pobres todavía son capaces de satisfacer sus necesidades con los ingresos de trabajos temporales y gracias a que los precios de los granos, como el frijol rojo, son accesibles. Ellos también consumen frutas de la temporada y migran a las zonas industriales del país. Los hogares pobres serán capaces de mantener Mínima (IPC Fase 1) inseguridad alimentaria aguda hasta el mes de diciembre, como mínimo, gracias al acceso mejorado en el consumo de sus propios alimentos y a las ventas de la cosecha de Primera en agosto/septiembre y al acceso a ingresos derivados de la temporada de demanda de mano de obra no calificada que empieza en octubre.

    Áreas productoras de café (Zonas de medios de vida 3, 6, 7, 11, 15)

    El brote de roya registrado a finales de 2012 se ha convertido en una incidencia a nivel nacional, tres o cuatro veces más alta que lo normal. En consecuencia, se ha estimado que habrá una reducción del 35 al 40 por ciento en la cosecha de 2013/2014 en comparación con la cosecha récord de 2011/2012. Es probable que la producción caiga a niveles similares a los registrados en 2007/2008, antes del marcado crecimiento en el sector cafetalero. Esta situación reducirá la demanda de mano de obra y los salarios en, por lo menos, un 30 por ciento para los trabajadores y las pequeñas fincas, especialmente en el altiplano (Shocks del sector cafetalero e impactos previstos en la inseguridad alimentaria en América Central).

    Es poco probable que los hogares pobres, cuya principal fuente de ingresos radica en el café, experimenten inseguridad alimentaria aguda durante este período de proyección. Sin embargo, podrían experimentar acceso reducido a alimentos durante el próximo año de consumo cuando los hogares pobres dependerán mucho más de otras fuentes de alimentos y de ingresos para satisfacer sus necesidades. Se están desarrollando programas nacionales y regionales que incluyen el uso de pesticidas, subsidios financieros y programas de creación de empleos, entre otros, para mitigar los impactos en la producción y en los hogares. 

    Figures Calendario estacional para un año típico

    Figura 1

    Calendario estacional para un año típico

    Fuente: FEWS NET

    Para el monitoreo remoto, típicamente un(a) coordinador(a) trabaja a través de la oficina regional más cercana. Con apoyo de datos de los socios, el(a) coordinador(a) utiliza el desarrollo de escenarios para llevar a cabo el análisis y producir los reportes mensuales. Es posible que los países de monitoreo remoto cuenten con menor información disponible y como consecuencia, los reportes tengan menos detalle que los países con presencia de FEWS NET. Para conocer más sobre nuestro trabajo, haga clic aqui.

    Get the latest food security updates in your inbox Sign up for emails

    The information provided on this Website is not official U.S. Government information and does not represent the views or positions of the U.S. Agency for International Development or the U.S. Government.

    Jump back to top