Skip to main content

A pesar de una Postrera promedio, hogares en Corredor Seco continúan en Crisis

  • Perspectiva de seguridad alimentaria
  • Guatemala
  • Octubre 2015 - Marzo 2016
A pesar de una Postrera promedio, hogares en Corredor Seco continúan en Crisis

Descarga el Informe

  • Mensajes Clave
  • Panorama Nacional
  • Mensajes Clave
    • El reestablecimiento de las lluvias en septiembre y octubre favorecerá el desarrollo adecuado de los cultivos de Postrera, lo que permitirá llenar las reservas de frijol en hogares del oriente, mejorando la disponibilidad y, en menor grado, la generación de ingresos a través de su venta entre diciembre y enero.

    • Existe evidencia de agosto de un deterioro en el estado nutricional de los niños/as menores de cinco años. Se considera que el deterioro es consecuencia de los efectos acumulativos de las pérdidas durante los últimos cuatro ciclos de Primera en Oriente y los últimos dos en Occidente, la baja en los ingresos relacionados con el sector cafetalero, y una disminución en la cobertura de los servicios de salud.

    • Con excepción de una única entrega de asistencia alimentaria con duración de un mes, prevista para municipos de los departamentos de Izabal, Chiquimula, y Zacapa, no hay prevista ninguna otra asistencia alimentaria en el resto del país. Esto no permitirá mitigar el daño en la situación alimentaria de los hogares más pobres del corredor seco oriental y occidental. De esa cuenta, la mayoría de este territorio se encuentra clasificado en Crisis (Fase 3, CIF) durante todo el período cubierto por esta perspectiva.  


    Panorama Nacional

    Situación actual

    Luego de la cosecha de Primera, la temporada anual de escasez de alimentos concluyó entre agosto y septiembre, cuando los hogares reaprovisionan sus reservas de granos básicos. Esta cosecha permite que mejore la disponibilidad de alimentos en el mercado nacional, así como en los hogares. La excepción a esto son las áreas que pertenecen al corredor seco donde las pérdidas de Primera debido a la sequía han sido considerables estimándose entre el 50 al 100 por ciento, tanto en el oriente del país, como en el altiplano occidental donde se depende de un único ciclo agírcola al año, que generalmente se cosecha en noviembre/diciembre.

    Los precios en el mercado nacional y en muchos de los departamentales han reaccionado al ingreso de producto nuevo proveniente de las áreas excedentarias, como la costa sur, Franja Transversal del Norte y el sur de Petén. En el mercado de referencia (La Terminal, Ciudad de Guatemala), los precios al mayorista de los granos básicos en septiembre mostraron una disminución al compararlos con los reportados en agosto: tres por ciento para frijol y cinco por ciento para maíz, lo que denota un incremento en el suministro al mercado, proveniente tanto de producción nacional como del ingreso de producto mexicano. En comparación con el promedio de los cinco años, el precio del maíz muestra una variación del -13.1 por ciento, en cuanto a frijol ésta es del 6.9 por ciento.

    El ciclo de Postrera inició 15 días tarde este año, debido a que las lluvias durante las primeras semanas del período (1 de agosto al 15 de septiembre) se mantuvieron por debajo de lo normal (ver Figura 4). Sin embargo, los reportes de campo, a la fecha, indican que los cultivos se están desarrollando adecuadamente. Las fuertes lluvias ocurridas durante la segunda quincena de septiembre y octubre lograron mejorar la humedad disponible en los suelos, lo que ha sido importante para el desarrollo de los cultivos, particularmente para la Postrera de oriente durante octubre, aun cuando los hogares han manifestado una menor intención de siembra debido a las pérdidas de la Primera, de la cual obtienen la semilla para las siembras de Postrera. La temporada de alta demanda de mano de obra ha dado inicio, con algunas actividades de corte de café en áreas de San Marcos, Quetzaltenango, Suchitepéquez, Retalhuleu, Alta Verapaz, Baja Verapaz, Chiquimula, y Zacapa, especialmente en las plantaciones ubicadas a menos de 3,500 pies sobre el nivel del mar. Sin embargo, el parque cafetalero del país ha sido afectado desde 2012 por el hongo de la roya, además de reportar la presencia de otras enfermedades y plagas, lo cual se suma al déficit de lluvias, que también tuvo implicaciones en el desarrollo del grano. Por lo anterior, se prevé que haya una reducción de aproximadamente 2.3 por ciento en la cosecha de café durante el ciclo 2015/2016 en comparación a la temporada 2014/2015, y una reducción de 17.6 por ciento respecto a la de 2011/2012, temporada previa a la afectación por roya.

    Dado que los hogares afectados por la fuerte sequía durante el ciclo de Primera buscan incrementar sus ingresos, existe un exceso de oferta en la mano de obra no calificada para las labores en cualquier cultivo que lo requiera, lo que a su vez ocasionará una baja en los ingresos obtenidos durante la temporada por parte de los hogares jornaleros que se encontrarán con puestos de trabajo ocupados o un menor jornal pagado.

    Supuestos

    • Clima y el fenómeno de El Niño: De acuerdo al informe de mediados de octubre del Instituto Internacional de Investigación para el Clima y la Sociedad (IRI, por sus siglas en inglés), las probabilidades de continuación de condiciones El Niño para el trimestre enero-marzo es del 100 por ciento, con indicios de un fortalecimiento hacia finales del año.
    • Finalización del período de lluvias: Según el INSIVUMEH, la finalización de la temporada lluviosa se prevé entre el 25 de octubre y el 5 de noviembre, lo que es un cambio respecto a los pronósticos iniciales donde se indicaba una finalización temprana.
    • Producción de granos básicos de Postrera: Dado el reinicio de las lluvias y una terminación de las mismas hacia finales de octubre, se prevé que la cosecha se encuentre dentro de los rangos promedio para los hogares que pudieron realizar la siembra en todas las áreas productoras. La salida de la cosecha, sin embargo, será más tarde de lo usual, en diciembre, siempre y cuando se cuente con suficientes lluvias hacia finales de octubre.
    • Producción de granos básicos en la región Norte: Los pronósticos de lluvias continuadas en esta región, que incluye la Franja Transversal del Norte y el sur de Petén, permitirán cosechas que se esperan, entre febrero y marzo, sean promedio a arriba del promedio. Éstas permitirán un suministro adecuado de maíz y frijol al mercado nacional.
    • Suministro y precios de granos básicos: Se espera que el suministro de granos básicos sea adecuado en el país, gracias a la reciente cosecha de Primera, de maíz y en menor proporción de frijol, proveniente de las zonas excedentarias del Norte, de la costa sur y al constante flujo de granos provenientes de México. Por lo tanto, los precios de los granos básicos seguirán un patrón estacional: para el caso del maíz, se prevé una disminución del precio hasta diciembre, para luego incrementarse gradualmente hasta marzo, a medida que se agoten las reservas y se espera la siguiente cosecha; mientras que los precios del frijol se esperan estables hasta noviembre, para luego descender con la salida de la cosecha de Postrera (noviembre/diciembre), hasta febrero/marzo, cuando inicia la cosecha en la región Norte del país.
    • Fuentes de ingreso: Durante el período que abarca esta perspectiva, la demanda de mano de obra no calificada se incrementa estacionalmente, respecto a la del resto del año, hasta febrero, aunque el pico se registra en diciembre/enero. Esta mano de obra se emplea en actividades agrícolas relacionadas con el café, la caña de azúcar, y tabaco, entre otros. De acuerdo con la Asociacion Nacional del Café (ANACAFE), el déficit de lluvia durante los meses anteriores causó un estrés hídrico a las plantaciones, afectando su correcto desarrollo durante la época de floración y/o fructificación. Adicionalmente, el reinicio de las lluvias en septiembre y octubre incrementó nuevamente la severidad del daño por roya. Ambos eventos ocasionan una reducción en la cantidad, calidad, y peso de los granos de café. Dado que el pago del jornal está relacionado con el volumen recolectado, esta afectación disminuye los ingresos de los jornaleros durante la cosecha. A mayor tiempo requerido para cubrir el volumen definido para el jornal, menor el valor del mismo. La necesidad de generar ingresos extra, debido a las pérdidas de granos básicos de Primera de este año y del anterior, ocasionará que se mantenga el incremento en la oferta de mano de obra no calificada con migraciones atípicas, lo que significará una competencia para los puestos de trabajo ya establecidos, reduciendo las oportunidades de empleo o el precio del jornal.
    • Asistencia alimentaria: Al momento, existe la programación de una entrega por parte del gobierno en municipios de Izabal, Zacapa, y Chiquimula, con aporte del gobierno de Brasil y un complemento adquirido con fondos estatales pero cuya compra se realizará a través del Programa Mundial de Alimentos (PMA). Sin embargo, no se tiene contemplada ninguna asistencia alimentaria adicional, con lo cual la situación alimentaria de los hogares podría iniciar a deteriorarse. Para el resto del país, no existe asistencia alimentaria prevista durante todo el período cubierto por esta perspectiva.

    Resultados de seguridad alimentaria más probables

    La salida de la cosecha de Primera y el inicio de la temporada de alta demanda de mano de obra no calificada ha significado una mejora en la situación de seguridad alimentaria de los hogares más pobres en la mayoría de las regiones del país, excepto en las áreas más afectadas por la sequía. La cosecha de Primera se dio en agosto/septiembre, lo que permitió que los hogares en la mayor parte  del país pudieran llenar nuevamente sus reservas y mejorar su disponibilidad de alimentos, lo que reduce su dependencia de la compra como fuente de alimentos. La cosecha de Postrera, que se prevé dentro del promedio, mejorará aún más sus reservas y su disponibilidad. Adicionalmente, en algunas regiones del país ya se dio inicio a la cosecha de café, lo que significa un incremento en el ingreso generado por parte de los hogares jornaleros, respecto a los pasados meses. Estas opciones, y otras en diversos cultivos como la caña de azúcar, melón, tabaco, caña de azúcar, etc., serán mayores a medida que transcurre la temporada de alta demanda de mano de obra, que finaliza entre febrero y marzo de 2016. Los precios de los granos básicos, por otro lado, iniciarán su disminución estacional, lo que igualmente favorece el acceso a los mismos: en el mercado mayorista de referencia “La Terminal” en la Ciudad de Guatemala, el frijol muestra una reducción del tres por ciento, y un cinco por ciento para maíz en comparación con el año pasado, lo cual se explica por la entrada al mercado de producción nacional e ingreso de producto mexicano.

    Por lo tanto, la mayoría de las zonas geográficas del país observará una inseguridad alimentaria aguda Mínima (Fase 1, CIF) durante el período de octubre 2015 a marzo 2016. Los hogares dependientes del sector cafetalero, que además fueron afectados por la sequía del año pasado y del actual, serán la excepción. Estos hogares tuvieron un adelanto en el inicio de la temporada de escasez de alimentos a inicios del presente año, con una cosecha de Primera significativamente inferior a lo usual por cuarto año consecutivo, que incluye una pérdida de más del 60 por ciento de la cosecha del año pasado. Aunque se prevé una Postrera cercana a lo normal, ésta no saldrá hasta diciembre; y en el caso del occidente no existe la opción de un segundo ciclo productivo, por lo que las pérdidas reportadas repercutirán en su disponibilidad de alimentos y su ingreso hasta noviembre 2016. Adicionalmente, una de las principales fuentes de ingreso de todos estos hogares es el sector cafetalero, que se prevé que tenga rendimientos por debajo de lo normal debido a la sequía y a la afectación por roya, reduciendo los ingresos percibidos por los jornaleros y pequeños productores. A pesar de que los precios de los granos básicos podrían comportarse de manera normal, sin valores extremos, la falta de capacidad adquisitiva disminuye el acceso de alimentos para dichos hogares. La falta de asistencia alimentaria que mitigue el impacto del escenario anterior en la seguridad alimentaria de la población, no se encuentra programada, ubicándolos en una situación de inseguridad alimentaria en Crisis (Fase 3, CIF) durante el último trimestre del año, puesto que deberán recurrir a estrategias de respuesta negativas (venta de activos productivos, consumo de semillas, entre otros) para llenar los requerimientos mínimos de alimentos. Posterior a la salida de la cosecha del segundo ciclo productivo, la disponibilidad de alimentos mejorará, por lo menos en el caso del frijol, en el área de oriente.

     

    Para más información sobre la perspectiva para áreas de interés, por favor haga clic arriba para descargar el informe completo. 

    Figures Calendario estacional para un año típico

    Figura 1

    Calendario estacional para un año típico

    Fuente: FEWS NET

    Anomolía de lluvia, 1 de agosto a 15 de septiembre 2015

    Figura 2

    Anomolía de lluvia, 1 de agosto a 15 de septiembre 2015

    Fuente: USGS/FEWS NET

    Figura 3

    Fuente:

    Para proyectar los resultados de seguridad alimentaria en un período de seis meses, FEWS NET desarrolla una serie de supuestos sobre eventos probables, sus efectos, y las posibles respuestas de varios actores. FEWS NET analiza estos supuestos en el contexto de las condiciones actuales y los medios de vida locales para desarrollar escenarios estimando los productos de seguridad alimentaria. Típicamente, FEWS NET reporta el escenario más probable. Para conocer más, haga clic aqui.

    Get the latest food security updates in your inbox Sign up for emails

    The information provided on this Website is not official U.S. Government information and does not represent the views or positions of the U.S. Agency for International Development or the U.S. Government.

    Jump back to top