Skip to main content

Se espera una producción promedio de postrera gracias a lluvias favorables

  • Perspectiva de seguridad alimentaria
  • Guatemala
  • Octubre 2012 - Marzo 2013
Se espera una producción promedio de postrera gracias a lluvias favorables

Descarga el Informe

  • Mensajes Clave
  • Panorama nacional
  • Areas of Concern
  • Eventos que pueden cambiar la perspectiva
  • Mensajes Clave
    • La lluvia de octubre favorecerá rendimientos promedio para la segunda cosecha nacional de maíz y frijol, lo que estabilizará los precios en el mercado. Además, mejorará la disponibilidad de alimentos para los hogares extremadamente pobres con agricultura de subsistencia del corredor seco extendido, que incluye áreas de occidente, y en las que hubo pérdidas durante la primera cosecha.

    • Para las áreas con agricultura de subsistencia del oriente, y algunas regiones específicas de occidente afectadas por la canícula, la temporada anual de escasez de alimentos del año próximo podría anticiparse a partir de marzo, debido a que parte de sus ingresos económicos y granos básicos producidos, tendrán que destinarse para saldar deudas que no pudieron sufragar con la primera cosecha del 2012.

    • En los próximos meses no se prevé que los precios internacionales del maíz afecten considerablemente el mercado nacional, debido a la ampliación del contingente de maíz amarillo para importar de Brasil y Argentina con precios más favorables que Estados Unidos. Adicionalmente, una buena cosecha de postrera y el flujo normal de granos básicos, permitirá un comportamiento estacional de los precios durante el período analizado.

    • Los resultados de seguridad alimentaria mejorarán en la mayoría de lugares del país. Las mejoras en la disponibilidad de granos, la disminución en los precios, y el aumento en las fuentes de trabajo no calificado permitirán que durante el semestre octubre-marzo se observen niveles mínimos de inseguridad alimentaria aguda en el país (Fase 1, CIF).


    Panorama nacional
    Situación Actual

    Para la mayoría de hogares la temporada anual de escasez de alimentos concluyó con la salida de la cosecha de primera. Esa temporada agrícola es primordialmente de maíz, y representa el 60 por ciento de la producción anual. Las áreas excedentarias en el norte y sur del país tuvieron rendimientos dentro del promedio, a pesar de brotes aislados de Mancha de Asfalto (Phyllachora maydis y Monographella maydis). La cosecha se llevó a cabo mayormente en septiembre, lo que permitió una mejora en la disponibilidad de grano en los hogares productores. Además, los flujos de grano provenientes de esta cosecha aumentaron la oferta en los mercados, disminuyendo el precio de acuerdo a la estacionalidad. El precio del maíz en el mercado internacional se ha estabilizado, sin un impacto evidente en el mercado guatemalteco.

    La siembra de postrera, que produce frijol negro principalmente, ocurrió alrededor de la segunda quincena de agosto. La excepción es el sur de Petén, donde el ciclo inicia hasta noviembre/diciembre. El precio de este grano ha mostrado valores mayores al promedio de los últimos cinco años, y desde octubre 2011 su tendencia general es al alza.

    La disponibilidad de recurso hídrico para los cultivos ha mejorado en octubre. A pesar de que septiembre fue un mes con lluvia deficitaria respecto al promedio histórico, el acumulado total de lluvia del mes de octubre será  beneficioso para las actividades agrícolas de postrera a pesar de una distribución irregular de lluvia con períodos cortos de falta de humedad específicamente en oriente.

    Supuestos
    • Postrera: Debido a un régimen relativamente bueno de lluvias desde agosto, y que los pronósticos para octubre son de acumulados de lluvia de normal a arriba de lo normal y una temporalidad normal en la finalización de la época lluviosa, se prevé una cosecha de postrera en noviembre con rendimientos promedio. La cosecha de maíz, y principalmente de frijol, en Petén y la Franja Transversal del Norte se dará en febrero, con resultados promedio a arriba del promedio.
    • Cosecha de granos básicos en el altiplano frío occidental: Debido a que esta área fue menos afectada por la canícula prolongada de julio, se esperan rendimientos ligeramente menores al promedio.
    • Precios de granos básicos: Debido a la salida de la primera los precios bajaron estacionalmente y seguirán esta tendencia hasta enero cuando iniciará el incremento estacional. No se prevé una afectación considerable debido a factores internacionales. Una postrera favorable permitirá que los precios del frijol sigan una tendencia de acuerdo a su estacionalidad, con una disminución hasta marzo 2013. Sin embargo, los precios se mantendrán por arriba del promedio histórico de los últimos cinco años.
    • Fenómeno de El Niño: Actualmente existe la probabilidad de establecimiento de un fenómeno de El Niño débil y de corta duración. De acuerdo al último informe del Instituto Internacional de Investigación para el Clima y la Sociedad (IRI, por sus siglas en inglés) la probabilidad del desarrollo de El Niño en el trimestre septiembre-noviembre es de 55 por ciento, con una persistencia hasta enero 2013, regresando luego a condiciones neutras. Hasta ahora se prevé que estas condiciones no afecten de manera significativa la época de frentes fríos en Guatemala, ni el inicio de la temporada lluviosa de 2013.
    • Mano de obra no calificada: Ya que los cultivos que demandan gran cantidad de mano de obra no calificada no sufrieron daños de consideración durante el año, con excepción de algunas plantaciones de café afectadas por la Roya, se espera que la cantidad de jornales disponibles sea la misma que la de los últimos dos años. Sin embargo, un posible incremento en la oferta de jornaleros podría disminuir levemente el precio pagado por jornal. Ese incremento en la oferta se debe a la necesidad de mayores ingresos para recuperarse de las pérdidas de primera y las deudas adquiridas para el alquiler de los terrenos para su producción de primera, y cuyo pago usualmente es en especie, con parte de la cosecha que este año se redujo.
    Resultados de seguridad alimentaria más probables

    Los resultados de seguridad alimentaria mejorarán en la mayoría de lugares del país. La salida de la cosecha de primera puso fin a la época anual de escasez de alimentos al llenar, aunque sea parcialmente, las reservas de alimentos. La lluvia registrada en octubre será suficiente para que la cosecha de postrera sea favorable, lo que a su vez mejorará aún más la disponibilidad de alimentos en los hogares de los agricultores de subsistencia en el primer trimestre de 2013. Situación similar ocurrirá en el altiplano frío occidental, donde el impacto de la canícula fue menor y los rendimientos serán levemente cercanos al promedio, cuya cosecha ocurre en noviembre/diciembre. El incremento de las opciones para la generación de ingresos a partir de octubre, hasta finales de febrero/inicios de marzo aproximadamente, mejorará el acceso a los alimentos al aumentar la capacidad adquisitiva de los hogares. Las mejoras en la disponibilidad de granos, la disminución en los precios y el aumento en las fuentes de trabajo no calificado permitirán que durante el semestre octubre-marzo se observen niveles mínimos de inseguridad alimentaria aguda en el país (Fase 1, CIF).


    Areas of Concern

    Zona de medios de vida 5[1]: Agricultura de subsistencia en el altiplano templado occidental

    Situación Actual

    Con el inicio de la temporada de mayor demanda de mano de obra no calificada se da por terminada la temporada anual de escasez de alimentos, aunque la cosecha salga hasta noviembre, puesto que aumenta las opciones para la generación de ingresos. Los hogares extremadamente pobres en esta zona están recurriendo a estrategias de respuesta usuales, con lo que mínimamente llenan sus requerimientos alimentarios, aunque eso signifique no llenar otras necesidades vitales no alimentarias. El incremento en la incidencia de casos de desnutrición aguda es estacional, y se encuentra dentro de los límites esperados, por lo que esta área tendría una mínima inseguridad alimentaria aguda, categorizándose en la Fase 1 de la escala CIF.

    Situación de los cultivos: Se reportan daños y pérdidas en los cultivos de granos básicos debido a irregularidades en la lluvia desde julio, especialmente en las áreas más áridas de los departamentos de Huehuetenango, Quiché, Sololá y Totonicapán, varias de las cuales pertenecen a un corredor seco extendido, que no es usualmente asociado a esa franja caracterizada por bajas precipitaciones. Preliminarmente, el Gobierno de Guatemala, con el apoyo del Programa Mundial de Alimentos focalizó asistencia alimentaria para alrededor de 15,000 familias quienes tuvieron daño significativo en sus cultivos; aunque esta situación tendrá relevancia hasta noviembre cuando se espera la cosecha. De acuerdo a la información de INSIVUMEH, septiembre tuvo acumulados del 40-60 por ciento, con algunas áreas específicas con un déficit mayor de entre 21-40 por ciento de lo esperado para el mes (Figura 4). Este es el mes más crítico en término de humedad disponible para los cultivos de maíz. No obstante, al 21 de octubre hubo un aumento considerable de las lluvias, con valores arriba del 81 por ciento de lo esperado para el mes, incluso con acumulados focalizados de hasta 200 por ciento. Este aumento en la precipitación ya no será relevante para una recuperación de los cultivos ya afectados, pero permitirá que los que no lo fueron se desarrollen adecuadamente.

    Precios de granos básicos: Se observan flujos normales de granos básicos desde México y las áreas excedentarias (costa sur, Petén) que no fueron afectadas por el régimen deficitario de lluvias de julio. Aunque se reportan algunas oscilaciones en la demanda, los precios de maíz blanco no han mostrado un comportamiento atípico y se encuentran, incluso, por debajo de los reportados durante septiembre 2011.

    Fuentes de ingreso: Se espera que la demanda de mano de obra no calificada (café y caña de azúcar, principalmente) sea normal, aunque el precio del jornal podría disminuir levemente a consecuencia de una mayor oferta de mano de obra, como una estrategia de respuesta de los hogares afectados por la sequía. Esta actividad iniciará en octubre. El envío de remesas se encuentra dentro de los rangos normales para los últimos dos años.

    Asistencia alimentaria: El gobierno y el Programa Mundial de Alimentos ya concluyeron la primera entrega de la ayuda alimentaria planificada dentro de las acciones de respuesta a la sequía. Se prevé que la segunda entrega se realice en octubre/noviembre. En ambos casos, las raciones son familiares (2,100 kcal/persona/día) para una duración aproximada de 20 días. En este plan se contemplan otras dos entregas pero aún no se tiene disponibilidad de los fondos para implementarlas.

    Supuestos

    Además de los descritos en la sección del panorama nacional, se tomaron en consideración para la elaboración de la proyección para esta área los siguientes supuestos:

    • El flujo de remesas se espera que mantenga un comportamiento normal de acuerdo al mostrado en los últimos dos años, con un ligero aumento durante diciembre debido a las fiestas de fin de año. El grupo de hogares extremadamente pobres no recibe remesas; sin embargo, el flujo de estas condicionan directamente la dinámica de la construcción, fuente de ingresos de los hogares pobres y extremadamente pobres.
    • El total del ingreso de los hogares más pobres será muy similar a un año promedio, pues recurrirán al incremento en la recolección y venta de leña para agenciarse de mayores ingresos.
    • Se espera un flujo normal de granos básicos proveniente de México, Petén, oriente y la costa sur, puesto que el régimen de lluvia de octubre a febrero será favorable para una producción promedio durante la temporada de postrera. Este flujo permitirá una tendencia de los precios acorde a la estacionalidad durante el período analizado, aunque el precio del frijol se mantendrá en valores arriba de los de 2011, siguiendo el comportamiento que ha tenido durante todo el año.
    • De acuerdo a previsiones de INSIVUMEH, se espera una temporada normal de frentes fríos y heladas que da lugar a bajas temperaturas y fuertes vientos, los cuales tienen el potencial de afectar la producción de vegetales, fuente de ingresos de los más pobres. Sin embargo, dado que su intensidad será similar al promedio, los productores tienen estrategias que pondrán en práctica para que la afectación sea mínima.
    • La cosecha, que sale a partir de finales de noviembre, será menor de lo normal en algunas áreas propensas a presentar condiciones secas en los departamentos de Huehuetenango, Quiché, Totonicapán y Sololá. En el resto de la región, la cosecha será levemente menor al promedio. Estas pérdidas y daños ocasionarán, especialmente en los lugares más afectados, una disminución de su producción como fuente de alimento de hasta 60 por ciento, y como una medida de compensación, un adelanto en la dependencia de la compra, lo que aumentaría en aproximadamente un 20 por ciento la importancia de esta última fuente de alimentos durante los siguientes seis meses.
    Resultados de seguridad alimentaria más probables

    Gracias a la estrategias de respuesta típicas, los hogares más pobres en esta zona podrán llenar mínimamente sus requerimiento alimentarios, a pesar de las pérdidas en los cultivos reportadas en las áreas de mayor déficit de lluvias durante la canícula. Al inicio del período se espera que la situación alimentaria de estos hogares sea prácticamente normal para la temporada, pues la cosecha de primera sale a finales de noviembre y diciembre, y será hasta entonces que esta fuente de alimentos será significativa. A partir de mediados de octubre hasta inicios de marzo, aproximadamente, tendrán una mayor disponibilidad de fuentes de ingresos, a través de la venta de su mano de obra en la cosecha de productos como café, caña de azúcar, tabaco, entre otros. Además de que la ayuda alimentaria entregada por parte del gobierno y el Programa Mundial de Alimentos vendrá a aumentar la disponibilidad de alimentos, sin que deban recurrir a la compra, por un aproximado de 20 días.

    Para el segundo trimestre del período de esta perspectiva, la disminución en el rendimiento en la cosecha de granos básicos tendrá repercusiones en la duración de las reservas, que terminarán antes de tiempo obligándolos a recurrir a la compra por mayor tiempo; esto será más evidente al final del trimestre. Las estrategias de respuesta tendrán un éxito moderado al incrementar ligeramente sus ingresos y, dado que no se prevé un incremento inusual en los precios y que estos usualmente disminuyen al salir las cosechas, podrán compensar mínimamente la pérdida durante la mayor parte del trimestre, aunque la situación se irá deteriorando a partir de marzo. De acuerdo a lo anterior, esta zona se clasifica durante todo el período de esta perspectiva como Fase 1 (no o mínima inseguridad alimentaria aguda), de acuerdo a la escala CIF.

    Zona de medios de vida 8[2]: Granos básicos, zona fronteriza con Honduras y El Salvador en el corredor seco

    Situación Actual

    Con la salida de la cosecha de primera, aunque con rendimientos menores a lo esperado, se da fin a la época anual de escasez de alimentos. Actualmente, los hogares están consumiendo una dieta mínima y se han agotado las escasas reservas de grano que lograron obtener con la cosecha de primera. Mientras obtienen la cosecha de segunda y la temporada de trabajo agrícola en caña de azúcar, café, melón y tabaco se establece por completo, la entrega de dos raciones de alimentos como parte del plan de asistencia ejecutado por el Gobierno de Guatemala y el Programa Mundial de Alimentos, ayudarán a llenar los requerimientos alimentarios familiares temporalmente, sin que tengan que recurrir a estrategias de respuesta que erosionen los medios de vida.

    Siembra de postrera: La siembra de postrera para esta área consiste principalmente en frijol, y durante el mes de octubre los cultivos estarán llegando a la fase de fructificación. Los registros de lluvia al 21 de octubre representan arriba del 61 por ciento de la lluvia del mes acumulada, según los cálculos de INSIVUMEH, y aunque ha habido leves irregularidades en la distribución de la lluvia, no se prevé un impacto significativo en la producción.

    Reservas de alimentos: Los hogares con agricultura de subsistencia han tenido dificultades para recuperar sus reservas de granos. Los informes de visitas de campo de FEWS NET, PMA, OXFAM y ACF, realizadas en diversas comunidades de esta región, coincidieron en reportar que la mayoría de hogares tuvo pérdidas en los cultivos de primera entre 40 a 80 por ciento con respecto al rendimiento esperado, siendo los cultivos de maíz los más afectados. Debido a este bajo rendimiento, se estima que los hogares sólo pudieron reabastecer una parte de sus reservas de granos básicos para la alimentación familiar. 

    Asistencia alimentaria: Con el apoyo del Programa Mundial de Alimentos, el Gobierno de Guatemala dio asistencia alimentaria, a aproximadamente 18,000 familias con agricultura de subsistencia que tuvieron pérdidas de granos en la cosecha de primera (más del 50 por ciento del rendimiento esperado). La primera ración se entregó en septiembre y fue suficiente para abastecer a una familia promedio durante 20 días con 2,100 calorías por persona por día. Se espera la entrega de una segunda ración durante octubre/noviembre, y se han programado otras dos entregas de raciones para 2013 que aún se encuentran en proceso de gestión de fondos.

    Precios y flujo de los alimentos: El flujo de granos hacia la zona, proveniente de Petén, es normal. De acuerdo a la información de los precios al consumidor de los granos básicos en mercados en algunos departamentos de la región se observa que el precio del maíz blanco no muestra variaciones significativas respecto a meses anteriores, lo que hace plausible pensar que en esta zona los precios no han variado de manera considerable. A lo más, han aumentado de acuerdo a su estacionalidad. También se reporta flujo de frijol negro desde esta zona hacia el mercado La Terminal, en ciudad de Guatemala, lo que permite inferir que no hay desabastecimiento o un incremento significativo en la demanda de este grano en la zona.

    Desnutrición aguda: Las tasas de desnutrición aguda moderada y severa en niños menores de 5 años, no superan la tendencia normal esperada para esta temporada del año. Sin embargo, el PMA en conjunto con OXFAM, ACH y el Gobierno de Guatemala, realizarán una evaluación de seguimiento de la situación de seguridad alimentaria y nutricional (ESAE)  que incluirá una evaluación nutricional en niños menores de 5 años, por lo que se tendrá información más específica de estas áreas para finales de 2012.

    Supuestos

    Además de los descritos en la sección del panorama nacional, se tomaron en consideración para la elaboración de la proyección para esta área los siguientes supuestos:

    • De acuerdo a las previsiones de INSIVUMEH, no se espera la finalización temprana de la época lluviosa y los acumulados de lluvia se ubican en el promedio y por arriba del promedio para el mes de octubre.
    • La cosecha de frijol de postrera se llevará a cabo en noviembre/diciembre con un rendimiento promedio.
    • El precio del maíz blanco disminuirá de manera estacional a partir de octubre y se espera un flujo normal de granos básicos proveniente de Petén (cosecha de maíz en septiembre y frijol en febrero/marzo).
    • Los ingresos de los hogares serán aproximadamente 15 por ciento menores a lo normal, debido a la necesidad de saldar deudas económicas y/o en especie adquiridas durante la primera y segunda siembras de granos en el año, las cuales reducirán la disponibilidad de frijol que puedan destinar a la venta, semilla y consumo del hogar.
    • El acortamiento del período de tiempo que durarán las reservas de alimentos ejercerá más presión en los ingresos económicos generados durante la temporada de  mayor oferta de trabajo agrícola (noviembre a marzo).
    Resultados de seguridad alimentaria más probables

    Con una cosecha de postrera adecuada y la intensificación de estrategias de sus medios de vida, los hogares más pobres de esta zona podrán llenar sus requerimientos alimentarios durante este período. El incremento en el tiempo de migración para el trabajo agrícola será una estrategia efectiva para llenar sus necesidades alimentarias, junto con los ingresos por la venta del frijol de segunda (Clasificación 1 en la escala de CIF). Sin embargo, aun con una cosecha normal, la disponibilidad de este grano será menor a un año típico (usualmente disponible hasta marzo 2013), por tener comprometida una buena proporción para el pago de las deudas adquiridas durante las dos cosechas del año 2012.  Los hogares reducirán la cantidad de granos destinados para el consumo de alimentos  aproximadamente en  18 por ciento, por lo que de enero a marzo se espera que  estén recurriendo principalmente a la compra de alimentos.

    Todo lo anterior implica una fuerte presión sobre el ingreso económico producto del trabajo agrícola, especialmente a inicios del año 2013, por la necesidad temprana de comprar granos para el consumo del hogar, para preparar la primera siembra del año próximo, y para la adquisición de otros artículos de primera necesidad no alimentarios.

    En general, se estima que la temporada anual de escasez de alimentos del año 2013 podría darse anticipadamente, a partir de marzo, por lo que los hogares empezarán a poner en práctica estrategias de respuesta habituales para mantener sus medios de vida (Clasificación 1 en la escala de CIF).

    Este análisis es válido para las zonas de medios de vida 8 y 9, que igualmente pertenecen al corredor seco.


    Eventos que pueden cambiar la perspectiva

    Área

    Evento

    Impacto en los resultados de seguridad alimentaria

    Occidente

    Gobierno de Guatemala implementa un plan de asistencia alimentaria consistente y de amplia cobertura

    Se mejoraría el acceso a alimentos por parte de los hogares más pobres durante este período, además que evitaría que recurran a la compra, con el consiguiente ahorro de los ingresos generados durante este período para hacer frente a los meses más críticos de 2013, de junio en adelante.

    Oriente y occidente

    Finalización temprana de la temporada lluviosa, 15 días antes.

    Esto ocasionaría una disminución en la producción de postrera en el oriente (región excedentaria que surte al occidente de frijol), puesto que los cultivos estarían en una etapa de desarrollo que requiere mayor cantidad de humedad. De ser así, se esperaría un alza importante en el precio de este grano a partir de enero, afectando la capacidad adquisitiva de los hogares de ambas regiones.

    Figures Calendario estacional para un año típico

    Figura 1

    Calendario estacional para un año típico

    Fuente: FEWS NET

    Resultados de seguridad alimentaria actual, Octubre 2012

    Figura 2

    Resultados de seguridad alimentaria actual, Octubre 2012

    Fuente: FEWS NET

    Porcentaje de lluvia acumulada respecto al promedio, Septiembre 2012

    Figura 3

    Porcentaje de lluvia acumulada respecto al promedio, Septiembre 2012

    Fuente: INSIVUMEH

    Para proyectar los resultados de seguridad alimentaria en un período de seis meses, FEWS NET desarrolla una serie de supuestos sobre eventos probables, sus efectos, y las posibles respuestas de varios actores. FEWS NET analiza estos supuestos en el contexto de las condiciones actuales y los medios de vida locales para desarrollar escenarios estimando los productos de seguridad alimentaria. Típicamente, FEWS NET reporta el escenario más probable. Para conocer más, haga clic aqui.

    Get the latest food security updates in your inbox Sign up for emails

    The information provided on this Website is not official U.S. Government information and does not represent the views or positions of the U.S. Agency for International Development or the U.S. Government.

    Jump back to top