Skip to main content

Mejores expectativas para los cultivos de Primera por incremento en lluvias

  • Perspectiva de seguridad alimentaria
  • Guatemala
  • Junio 2017 - Enero 2018
Mejores expectativas para los cultivos de Primera por incremento en lluvias

Descarga el Informe

  • Mensajes Clave
  • Panorama nacional
  • Mensajes Clave
    • Los elevados acumulados de lluvia durante junio permitieron una recuperación de la humedad en los suelos, y el exceso permitirá la disponibilidad de agua para los cultivos durante la canícula, incluso en el corredor seco. Estas condiciones mejoran la perspectiva agrícola para la temporada de Primera. Los resultados para el ciclo de Postrera dependerán de la distribución temporal y espacial de las lluvias previstas. 

    • Varios años consecutivos con baja o nula producción agrícola entre pequeños productores en el corredor seco, además de menores ingresos en actividades agrícolas debido al impacto de la roya de café y la baja disponibilidad de jornales locales, han ocasionado un deterioro en la capacidad para afrontar la actual época de escasez de reservas alimenticias en el hogar y opciones de ingresos. Por lo tanto, los hogares más pobres en el corredor seco han disminuido la calidad y cantidad de sus alimentos y los tiempos de comida consumidos, y actualmente enfrentan una situación de Crisis (Fase 3, CIF), hasta el comienzo de las cosechas de Primera en agosto.  

    • Una mejora estacional en las opciones de generación de ingresos, con el inicio de la temporada de alta demanda de mano de obra y la salida de las cosechas de granos básicos a partir de agosto y hasta enero, permitirá una mejora progresiva de los resultados de seguridad alimentaria de los hogares del corredor seco, pasando a una clasificación de Estrés (Fase 2, CIF)


    Panorama nacional

    Situación actual

    La temporada de lluvias se ha establecido plenamente en todo el país, con lo que ya dio inicio la siembra correspondiente al ciclo de Primera de granos básicos, durante el cual el cultivo principal es el maíz. La mayoría de áreas en el país iniciaron las siembras en mayo, con excepción de algunas áreas en el altiplano de San Marcos, donde estas se llevaron a cabo entre febrero y marzo.

    Las lluvias iniciaron de manera errática, especialmente en el sur del país y algunas áreas del oriente, donde las lluvias iniciaron tardíamente, mientras que en algunas áreas usualmente áridas como Zacapa, Chiquimula y Baja Verapaz vieron un adelanto en el establecimiento de las mismas. En junio, las precipitaciones se regularizaron y los acumulados de lluvia se han recuperado, incluso a valores superiores a la media en prácticamente todo el país, lo que ha causado algunas pérdidas de maíz y frijol por exceso de humedad, daños en la infraestructura vial y algunas muertes. En algunos casos, dadas las condiciones locales, se han presentado eventos de fuertes lluvias en un período corto de tiempo, en ocasiones acompañados de granizo, que han ocasionado algunos daños focalizados a los cultivos, especialmente en áreas del altiplano occidental. Las pérdidas reportadas representan un shock para los hogares afectados, pero no tendrán implicaciones significativas en la producción nacional de granos básicos.

    Dado que las últimas cosechas se llevaron a cabo en febrero/marzo en las áreas excedentarias ubicadas en la Franja Transversal del Norte y sur de Petén, así como pequeñas áreas con riego en la costa sur, el mercado estará siendo suplido por producto almacenado hasta la salida de la cosecha de Primera, en agosto/septiembre. Los precios responden a esta dinámica, con un incremento estacional hasta la cosecha, lo que se ha evidenciado tanto para el maíz como para el frijol. Sin embargo, el maíz muestra precios muy por debajo del promedio, debido a un significativo ingreso de flujos informales provenientes de México que aporta cantidades importantes de grano a la oferta en el mercado nacional. En el caso del frijol, los precios se encuentran en el punto más alto de los últimos cinco años, debido a un menor suministro al mercado, la baja producción en áreas del corredor seco en 2016, especialmente durante el ciclo de Postrera, y a una menor área destinada a la producción de frijol negro. Esta dinámica de los mercados de granos básicos ha permitido el acceso a maíz por parte de los hogares más pobres, que dependen grandemente de la compra como fuente de alimentos, especialmente durante este período, y aún más este año, considerando que tuvieron una reducción considerable en sus reservas en el último ciclo productivo. No obstante, la compra y consumo de frijol, la fuente mayoritaria de proteína en sus dietas, se ha visto seriamente reducida debido al alto costo.

    El acceso a los alimentos se ha visto afectado negativamente en los últimos cuatro años, a consecuencia de una disminución en la generación de ingresos proveniente de la venta de mano de obra informal, especialmente en el caso del sector cafetalero. Una mayor demanda de empleo por parte de los hogares que sufrieron pérdidas en sus cultivos de granos básicos en los últimos tres años también ha significado una reducción en las plazas y en un menor precio en el jornal pagado.

    Supuestos

    • Clima y condiciones de El Niño Oscilación del Sur (ENOS): De acuerdo al Instituto Internacional de Investigación para el Clima y la Sociedad (IRI, por sus siglas en inglés) a inicios de junio, las condiciones de ENOS neutrales tienen una mayor probabilidad de ocurrencia respecto al fenómeno de El Niño hasta inicios de 2018, contrario a la tendencia que venía observándose meses atrás. Sin embargo, es probable que las temperaturas superficiales en el Pacífico central y oriental continuarán mostrando anomalías positivas hacia finales de 2017.
    • Canícula y segundo período lluvioso: Los pronósticos de INSIVUMEH indican que la canícula se presente entre el 10 y 20 de julio en el oriente y meseta central, con una duración aproximada de 20 días. Para la segunda parte de la época lluviosa, el conjunto de modelos NMME indica acumulados de lluvia de promedio a arriba del mismo, aunque expertos de la región indican que la distribución podría mantenerse irregular. Los pronósticos de la Universidad del Estado de Colorado y el Centro Nacional de Huracanes en Estados Unidos indican una actividad ciclónica promedio a arriba del mismo durante la temporada (junio a octubre), tanto para el Atlántico/Caribe como para el Pacífico.
    • Producción en el ciclo de Primera: Dados los altos acumulados de lluvia registrados durante junio, el impacto de la canícula en los cultivos de granos básicos podría mitigarse, con pérdidas menores a las experimentadas en años anteriores en las áreas de subsistencia del corredor seco, especialmente en las áreas más bajas. Para el resto del país, se prevé una producción de Primera cercana al promedio.
    • Producción en el ciclo de Postrera: Se prevé que los cultivos de granos básicos se desarrollen normalmente durante este ciclo, con excepción de algunas áreas productoras de frijol, donde el exceso de humedad podría reducir los rendimientos. Sin embargo, la producción nacional podría estar entre los rangos promedio.
    • Suministro y precios de maíz y frijol negro: El suministro de maíz en el mercado nacional se mantendrá arriba del promedio, debido al continuo flujo de maíz desde México, además de la salida de la cosecha de Primera en agosto/septiembre y las cantidades menores de la producción de Postrera en noviembre/diciembre. Por lo tanto, se prevé que los precios se mantendrán por debajo del promedio, aunque seguirán una tendencia estacional, con una disminución a partir de agosto, para luego registrar un leve incremento en diciembre. En el caso del frijol negro, se prevé que el suministro al mercado se incremente respecto a lo observado en 2016 a partir de noviembre, con la salida de la cosecha de Postrera. Sin embargo, los precios se mantendrán por arriba del promedio. 
    • Fuentes de ingresos: La demanda de mano de obra informal se mantendrá estacionalmente baja hasta agosto/septiembre, cuando se da el inicio de la cosecha de café, melón, caña de azúcar, tabaco, granos básicos, y otros cultivos que requieren grandes cantidades de jornales. Se prevé que esta demanda sea promedio, con excepción del sector cafetalero que no ha logrado una total recuperación de su producción a raíz de la infestación por el hongo de la roya. Sin embargo, dada la baja disponibilidad de efectivo, y la necesidad de recuperarse económicamente de los últimos años de baja producción y endeudamiento, la oferta de mano de obra por parte de los hogares más pobres del corredor seco será mayor que lo normal. Esto podría significar una disminución neta en las opciones de empleo y en el precio del jornal pagado. La temporada de alta demanda de mano de obra se mantendrá hasta el final del período analizado en esta perspectiva. 

    • Asistencia alimentaria: Actualmente no existe planificación de asistencia alimentaria por emergencia en cantidades significativas en ningún área del país. 

    Resultados de seguridad alimentaria más probables

    Después de la baja producción en la mayoría de las comunidades del corredor seco en 2016 (incluyendo el oriente, meseta central, y partes media bajas y áridas del occidente), los hogares pobres de estas áreas han dependido de la compra para su alimentación durante un período extendido. Debido a la alta oferta de mano de obra y las limitaciones en los jornales en el sector cafetalero, las opciones para generar ingresos han sido menores a lo normal. Actualmente, estos hogares enfrentan un período estacional cuando existen pocos jornales en el sector agrícola, mientras que los hogares más pobres no tienen reservas alimenticias en el hogar. Esta situación se mantengdráa hasta el comienzo de las cosechas de Primera en agosto/septiembre, y posteriormente la época de alta demanda de mano de obra en el sector agrícola.

    En agosto se espera la salida de las cosechas de Primera, lo que permite la disminución de los precios en el mercado y el llenado de las reservas de alimentos a nivel de los hogares, incrementando la disponibilidad de alimentos. La excepción es el área del altiplano occidental, donde la única cosecha del año sale hasta noviembre/diciembre. En agosto, los ingresos de los hogares más pobres se incrementarán, lo que mejorará su poder adquisitivo y su acceso a los alimentos.

    No obstante las anomalías en producción en el corredor seco y en el mercado laboral, en la mayoría del país se estima que la mayoría de los hogares pobres no enfrentarán condiciones atípicas en relación a su acceso a su alimentación, por lo cual la mayoría del país se clasifica en inseguridad alimentaria Mínima (Fase 1, CIF) durante todo el período analizado. Sin embargo, muchos de los hogares más pobres ubicados en el corredor seco, tanto en el oriente como en el altiplano occidental, quienes han sido afectados durante los últimos tres o cuatro años por pérdidas significativas en su producción de granos básicos y por las bajas opciones de generación de ingresos, permanecen en situación de Crisis (Fase 3, CIF) hasta el comienzo de las cosechas de Primera en agosto. Posterior a este mes, la situación mejorará dada la salida de las cosechas de Primera y Postrera, y el inicio de la temporada de alta demanda de mano de obra informal, que incluso en el caso del café, mejora las opciones de generación de ingresos para los hogares más pobres. Por lo tanto, se prevé una clasificación de Estrés (Fase 2, CIF) desde septiembre hasta al menos finales del período analizado, en enero 2018.

     

    Para más información sobre la perspectiva en áreas de interés, por favor haga clic en descargar para ver el informe completo.

     

    Figures Seasonal calendar for a typical year

    Figura 1

    Seasonal calendar for a typical year

    Fuente: FEWS NET

    Cumulative rainfall percent of normal, May 1 – June 20, 2017

    Figura 2

    Cumulative rainfall percent of normal, May 1 – June 20, 2017

    Fuente: USGS/FEWS NET

    Comportamiento de precios de los granos básicos, mayo 2017

    Figura 3

    Comportamiento de precios de los granos básicos, mayo 2017

    Fuente: MAGA/DIPLAN

    Para proyectar los resultados de seguridad alimentaria en un período de seis meses, FEWS NET desarrolla una serie de supuestos sobre eventos probables, sus efectos, y las posibles respuestas de varios actores. FEWS NET analiza estos supuestos en el contexto de las condiciones actuales y los medios de vida locales para desarrollar escenarios estimando los productos de seguridad alimentaria. Típicamente, FEWS NET reporta el escenario más probable. Para conocer más, haga clic aqui.

    Get the latest food security updates in your inbox Sign up for emails

    The information provided on this Website is not official U.S. Government information and does not represent the views or positions of the U.S. Agency for International Development or the U.S. Government.

    Jump back to top