Skip to main content

Cosecha de Primera, aunque tardía, mejorará seguridad alimentaria del país

  • Perspectiva de seguridad alimentaria
  • Guatemala
  • Junio 2016
Cosecha de Primera, aunque tardía, mejorará seguridad alimentaria del país

Descarga el Informe

  • Mensajes Clave
  • Panorama nacional
  • Mensajes Clave
    • El establecimiento tardío de la época lluviosa de 2016 ocasionó daños en cultivos sembrados con las primeras lluvias en abril, y una demora en las siembras de Primera en el área del corredor seco, tanto en occidente como oriente. Esto significará un retraso de aproximadamente un mes en la salida de la cosecha en estas zonas. Los pronósticos climáticos favorecen acumulados de lluvia cerca del promedio durante la segunda parte de la época lluviosa, con una probabilidad de 70 por ciento de condiciones La Niña para el trimestre agosto – octubre.

    • Los hogares más pobres del Altiplano Templado Occidental continuarán utilizando estrategias negativas para afrontar el déficit de ingresos y alimentos, permaneciendo en Crisis (Fase 3, CIF) hasta octubre, cuando el poder adquisitivo mejorará al reducirse estacionalmente los precios y aumentar las opciones de ingreso. La salida de la cosecha anual de granos básicos, en diciembre 2016/enero 2017, permitirá mejorar la disponibilidad de alimentos y reducir temporalmente la dependencia en los ingresos para comprar los alimentos básicos. Desde octubre y hasta al menos enero, esta área se clasifica en Estrés (Fase 2, CIF), con focos de hogares en Crisis (Fase 3, CIF)

    • Los hogares más pobres en el Oriente del país se consideran en Crisis (Fase 3, CIF) hasta septiembre, debido a la dependencia total a la compra luego de las pérdidas de los dos ciclos agrícolas de 2015, y las limitadas opciones de empleo en estos meses. Algunos municipios de Chiquimula, Baja Verapaz, Jalapa y Jutiapa recibirán asistencia en efectivo y/o alimentos por parte del PMA y CRS, modificando sus resultados de seguridad alimentaria a Estrés (Fase 2!, CIF). Con la salida de la cosecha de Primera en agosto/septiembre, y el inicio de la temporada de alta demanda de mano de obra no calificada, los hogares verán una mejora en su acceso y disponibilidad de alimentos al menos hasta enero 2017, clasificándose en Estrés (Fase 2, CIF).


    Panorama nacional

    Situación actual

    Actualmente, los hogares pobres del corredor seco, principalmente agricultores de pequeña escala, enfrentan las consecuencias de años sucesivos de pérdidas importantes en sus cultivos de granos básicos, debido a tres años consecutivos de lluvias por debajo lo normal y de los acumulados requeridos para el cultivo de maíz (700 milímetros) (Figura 4). Además, en estos años las opciones de ingresos en el sector cafetalero han sido por debajo lo normal, debido a la prevalencia de la roya de café y, en la temporada 2015/2016, una disminución en los precios internacionales. Por estos factores, los hogares más pobres de estas zonas han entrado a la actual época de escasez, desde enero, con menos opciones de respuesta que lo normal, y acercándose a su punto más crítico.

    A la fecha, los hogares más pobres no cuentan con reservas de granos básicos provenientes de su producción y están recurriendo totalmente a la compra, en efectivo o al crédito, como fuente de alimentos. La disminución estacional en las opciones de ingresos reduce el poder adquisitivo de los hogares.

    En mayo, los precios del maíz blanco mostraron, en general, estabilidad al compararlos con el mes anterior y el promedio de los últimos cinco años, como resultado de un suministro adecuado en el mercado nacional de grano almacenado de la reciente cosecha en marzo/abril en áreas del norte, principalmente el sur de Petén, la Franja Transversal del Norte, e Izabal. El mercado también está abastecido por importantes flujos de maíz proveniente de México, especialmente en occidente. A pesar de estas fuentes de suministro, el incremento en la demanda por parte de los hogares de subsistencia, luego de las pérdidas del año pasado, ocasionaron un leve aumento en los precios.

    En cuanto al frijol negro, la tendencia de los precios al productor y mayorista, respecto al mes y año anteriores, así como al promedio de los cinco años, es definitivamente al alza, luego de las pérdidas en la cosecha de Postrera en el área excedentaria de oriente a finales de 2015 y de cierto acaparamiento ocurrido en los últimos meses por parte de comerciantes privados. En mayo, por ejemplo, el precio al productor de frijol negro en la región oriental se cotizaba en GTQ 380, 38.18 per ciento más alto que en mayo 2015.

    El inicio de la temporada lluviosa se caracterizó por precipitaciones tardías, escasas y erráticas, especialmente en áreas del centro y norte de Guatemala (Figura 5). A partir de la primera semana de junio, las lluvias incrementaron, con acumulados mensuales que al 20 de junio eran mayores al 40 por ciento, aunque no logran compensar el déficit de humedad en el suelo registrado desde abril. Este aumento en las lluvias permitió el establecimiento de la temporada agrícola de Primera, aunque con un atraso de más de un mes en algunos lugares. De acuerdo a observaciones realizadas durante una visita de campo de FEWS NET a finales de mayo, se pudo comprobar que en áreas del corredor seco en el occidente del país hubo pérdidas prácticamente totales de los cultivos de granos básicos de los agricultores de subsistencia que decidieron sembrar con las primeras lluvias en abril, de acuerdo con la estacionalidad típica de las siembras.

    Supuestos

     

     

    • Clima y las condiciones ENOS: De acuerdo al informe de mediados de junio del Instituto Internacional de Investigación para el Clima y la Sociedad (IRI, por sus siglas en inglés), las condiciones El Niño pasaron a neutras durante el mes de mayo 2016. Existe una elevada probabilidad, del 70 por ciento, de condiciones La Niña a partir del trimestre agosto-octubre, las cuales prevalecerían al menos hasta finales del período de esta perspectiva (enero 2017).
    •  Canícula y segunda parte de la temporada lluviosa: Según INSIVUMEH, se prevé que la canícula se presente entre el 8 y el 15 de julio, con intensidad y duración cercana al promedio. En cuanto a la segunda parte de la temporada lluviosa, en base a los análisis del comportamiento de la lluvia en años anteriores con transición de condiciones El Niño a La Niña, INSIVUMEH indica una probabilidad de lluvias por arriba de lo normal a partir de agosto/septiembre y hasta la primera quincena de noviembre, dado que la temporada concluirá tardíamente. Los pronósticos de temperatura del aire indican que esta gradualmente se normalizará durante el transcurso del año.
    • Producción de granos básicos de Primera: Dado que se pronostica una canícula no tan extensa e intensa como los dos años anteriores, y que las lluvias aumentarán a partir de julio, se prevé que la cosecha de Primera se encuentre cerca del promedio para la mayoría del país, con excepción de las áreas ubicadas en el corredor seco occidental, donde ya se reportan pérdidas debido a la irregularidad en la distribución de lluvia al inicio del ciclo. Estas lluvias irregulares también ocasionaron el atraso en la siembra en esa última área y el oriente, lo que significará que la cosecha saldrá de un mes a un mes y medio atrasada.
    • Producción de granos básicos de Postrera: Con un pronóstico de lluvias por arriba de lo normal para la segunda parte de la época lluviosa, y dado que el cultivo predominante durante este ciclo es el frijol, que es más susceptible a la humedad, se prevé que la cosecha sea promedio a bajo el promedio.
    • Suministro y precios de granos básicos: Se prevé que los precios de los granos básicos sigan una tendencia cercana a su estacionalidad hasta agosto. Para el caso del precio de maíz blanco, este se incrementa a partir de julio, cuando la oferta en el mercado proviene de grano almacenado luego de las cosechas en el norte a inicios de año. Los flujos desde México se mantendrán constantes, de acuerdo al comportamiento de años anteriores. El precio del frijol negro, por otro lado, se estabilizará luego de la ligera alza reportada en mayo, al darse el ingreso previsto de producto importado de China, México y Argentina. Con la salida de la cosecha de Primera en las áreas excedentarias, los precios del maíz iniciarán su disminución estacional, hasta noviembre, para luego incrementarse levemente en enero. Por otro lado, los de frijol, disminuirán en septiembre, para luego aumentar antes de la salida de la cosecha de Postrera en diciembre y enero.
    • Fuentes de ingreso: La demanda de mano de obra no calificada es estacionalmente baja hasta octubre, con opciones esporádicas, de poca duración y con un precio de jornal bajo, en actividades relacionadas con la producción de granos básicos y el mantenimiento de otros productos agrícolas. No se prevé que la demanda de jornaleros hasta octubre se modifique significativamente, aunque sí podría incrementarse la oferta de mano de obra, dado el aumento en los hogares afectados por la sequía del año pasado, que requieren ingresos para la compra de alimentos. Esta dinámica ocasionará un alza en la competencia por los puestos de trabajo ya existentes, y eso podría reducir el margen de negociación del pago por parte de los jornaleros, como se ha observado en años similiares. Al iniciar las cosechas de productos de agroindustria, como el café, la caña de azúcar, tabaco y melón, esta se incrementa, abarcando los meses restantes del período analizado. A consecuencia de los daños ocasionados al café por las condiciones secas y la infestación por roya, así como por la continuación de precios de venta bajos, se prevé una reducción de la cosecha y, por lo tanto, del número de jornales contratados, así como el pago final a los cortadores.
    • Asistencia de emergencia: El PMA, por su lado, tiene prevista la entrega de alimentos más efectivo a 23,600 hogares en algunos municipios de Chiquimula, Baja Verapaz, y Jutiapa, en la región oriental, hasta septiembre 2016. En municipios Huehuetenango y Quiché, también hay entrega de asistencia en forma de efectivo y alimentos hasta septiembre 2016. CRS, por otro lado, tiene planificada la entrega de asistencia alimentaria para 1,500 hogares en cinco municipios de Jalapa, hasta al menos octubre. Para el resto del país, no existe asistencia alimentaria de emergencia prevista durante todo el período cubierto por esta perspectiva, con lo cual la situación alimentaria de los hogares no atendidos podría deteriorase aún más.
    • Resultados de seguridad alimentaria más probables

      Se mantiene el deterioro estacional de la situación de seguridad alimentaria en los hogares más pobres del país hasta la salida de la cosecha de Primera, en agosto/septiembre en gran parte del país, y en noviembre/diciembre en el altiplano occidental. Posterior a esta, se incrementan la disponibilidad de alimentos en los hogares al llenar nuevamente sus reservas, así como las opciones de generación de ingreso. La salida de la Postrera mejorará la disponibilidad de frijol en los hogares y el mercado nacional. Debido a que la temporada anual de escasez de alimentos no concluirá hasta agosto, con la salida de la cosecha de Primera, los hogares recurrirán a la compra, como fuente de alimentos principal, en un época en que los ingresos llegan a su mínimo anual y los precios se comportan al alza, lo que reducirá su acceso alimentario. Sin embargo, dado que esto es lo usual durante esta época y que no se prevén shocks importantes, y que, por otro lado, a partir de septiembre las condiciones mejoran considerablemente con la salida de las cosechas y mayores opciones de empleo, la mayoría de las zonas geográficas del país observará una inseguridad alimentaria aguda Mínima (Fase 1, CIF) durante todo el período abarcado por esta perspectiva, de junio 2016 a enero 2017.

      Los hogares ubicados en el corredor seco, tanto en oriente como en el altiplano occidental templado, afectados por la sequía de 2015 con fuertes pérdidas en su producción anual de granos básicos, además de los agricultores altamente dependientes del sector cafetalero, tanto los pequeños productores como los jornaleros, serán la excepción. Estos hogares han sufrido reducciones importantes en su producción y sus ingresos desde 2013, por lo que han debido recurrir a estrategias negativas que, a este momento, han deteriorado considerablemente sus opciones de respuesta y su resiliencia. Con menores ingresos, especialmente en el caso de los relacionados con el sector cafetalero, y una dependencia atípica y sostenida de la compra para su alimentación, estos hogares han reportado una reducción en la variedad de su dieta y en los tiempos de comida que hacen al día, además de que debido recurrir a la migración atípica en cuanto a destino y población migrante. Donde existe asistencia de emergencia programada (efectivo y/o alimentos), tales como ciertos municipios en el oriente y occidente del país, la situación alimentaria se clasificará en Estrés (Fase 2!, CIF) hasta septiembre. Las otras áreas de esta área, a falta de asistencia, se ubicarán en Crisis (Fase 3, CIF) hasta septiembre. Posteriormente, las cosechas de Primera y Postrera, y la temporada de alta demanda de mano de obra no calificada permitirán que las áreas se clasifiquen en Estrés (Fase 2, CIF) hasta al menos enero 2017. 

    Favor de hacer clic en el botón arriba para descargar el informe completo.

    •  
    •  
    Figures Calendario estacional para un año típico

    Figura 1

    Calendario estacional para un año típico

    Fuente: FEWS NET

    Acumulados de lluvia de Primera (mayo 1 a agosto 31), por año, en el corredor seco de Guatemala, comparado con el umbral míni

    Figura 2

    Acumulados de lluvia de Primera (mayo 1 a agosto 31), por año, en el corredor seco de Guatemala, comparado con el umbral mínimo de 700 mm requeridos para el cultivo de maíz

    Fuente: UCSB, USGS, FEWS NET

    Máximo número de días consecutivos sin lluvia. Mayo 2016

    Figura 3

    Máximo número de días consecutivos sin lluvia. Mayo 2016

    Fuente: USGS/FEWS NET

    Para proyectar los resultados de seguridad alimentaria en un período de seis meses, FEWS NET desarrolla una serie de supuestos sobre eventos probables, sus efectos, y las posibles respuestas de varios actores. FEWS NET analiza estos supuestos en el contexto de las condiciones actuales y los medios de vida locales para desarrollar escenarios estimando los productos de seguridad alimentaria. Típicamente, FEWS NET reporta el escenario más probable. Para conocer más, haga clic aqui.

    Get the latest food security updates in your inbox Sign up for emails

    The information provided on this Website is not official U.S. Government information and does not represent the views or positions of the U.S. Agency for International Development or the U.S. Government.

    Jump back to top