Skip to main content

Reservas de alimentos limitadas y dependencia prematura en el mercado marca el inicio de la época de escasez

  • Perspectiva de seguridad alimentaria
  • Guatemala
  • Febrero 2020
Reservas de alimentos limitadas y dependencia prematura en el mercado marca el inicio de la época de escasez

Descarga el Informe

  • Mensajes Clave
  • PANORAMA NACIONAL
  • Mensajes Clave
    • En la mayor parte del país, las recientes cosechas de granos básicos y los ingresos generados durante la temporada de alta demanda de mano de obra permitirán a los hogares pobres contar con reservas de alimentos y ahorros para la compra de alimentos e insumos para el próximo ciclo de siembra.

    • Para los hogares más pobres del corredor seco, las reducidas o nulas reservas de granos básicos, el uso acelerado de los ingresos y la incapacidad de guardar dinero (ahorros) para la época de escasez, detonará la dependencia temprana de la compra de alimentos y la recurrencia a estrategias de afrontamiento negativas, recayendo en una situación de inseguridad alimentaria de Crisis (Fase 3, CIF) a partir de mayo, tras unos meses de mejora en el consumo de alimentos.

    • Las condiciones neutras del fenómeno de El Niño (ENOS), y el pronóstico de un inicio normal – y hasta adelantado en algunas áreas del país- permitiría la realización en tiempo de las siembras de Primera y el desarrollo adecuado de los cultivos.


    PANORAMA NACIONAL

    Situación actual

    La cosecha de granos básicos en Petén y la Franja Transversal del Norte dio inicio, esperándose una producción dentro de los rangos promedio. Durante enero, las fuertes lluvias causaron daños a viviendas e inundaciones en áreas cercanas al río Polochic, en el departamento de Alta Verapaz, donde se registraron daños focalizados en algunos cultivos. El maíz y frijol producido en estas áreas continuará fluyendo a los mercados nacionales hasta abril o  mayo. La oferta de maíz nacional y proveniente de México abastecerá los mercados en los siguientes meses.

    En general, los hogares cuentan con reservas de maíz provenientes de su reciente cosecha de Postrera o de su único ciclo de producción, que durarán un promedio de 3-6 meses, dependiendo de la calidad y cantidad de tierras disponibles para la siembra. La excepción son aquellos hogares del Altiplano cuyos cultivos fueron dañados por la irregularidad de las lluvias en 2019 y que no lograron cosechar los volúmenes acostumbrados, así como algunos hogares en áreas focalizadas de la región Oriente y de las Verapaces.

    Los precios del maíz se han mantenido cercanos al promedio (Q130.00/QQ) y han seguido el comportamiento estacional, tendiendo a aumentar en enero, para estabilizarse en febrero gracias a las nuevas cosechas. El frijol negro sigue mostrando un comportamiento atípico pues el precio al mayorista estuvo muy por debajo del promedio todo el año pasado, y si bien se ha recuperado a inicios de año, sigue la misma tendencia (Q350/QQ), provocado por la sobre oferta de grano en el mercado nacional. Sin embargo, esta baja en el precio no se refleja en la venta al por menor, en libra, pues el precio en tiendas y mercados locales oscila entre los Q4.00-5.00/lb.

    La temporada de alta demanda de mano de obra temporal termina en marzo. Desde octubre, los cultivos comerciales que generan el mayor requerimiento de jornales, tales como la caña de azúcar, el café, el cardamomo, así como las hortalizas de ciclo corto, la palma africana y alguna producción de frutales aumentan la contratación de personas para la cosecha. Quienes tienen la oportunidad viajan de forma diaria a las áreas de producción. Sin embargo, una gran cantidad de hogares suele migrar a lugares fuera de su área de residencia, tanto dentro del país como a México o a Honduras, donde en los últimos años ha mejorado la producción de café, lo que ha incrementado la demanda de mano de obra. Este año, la producción de cardamomo ha sido favorecida por el aumento de los precios internacionales, lo que ha dado la posibilidad de incrementar la contratación y el pago de jornal, particularmente para aquellos hogares localizados en las zonas productivas de Alta Verapaz (GT05). Para los hogares muy pobres y pobres del país, el ingreso por la venta de mano de obra es la fuente de ingresos más importante y la compra constituye la fuente principal de alimentos: de acuerdo al estudio de medios de vida de 2016, en general, más del 70 por ciento de los alimentos proviene de la compra.

    A nivel nacional, los datos generados por el Ministerio de Salud y presentados a la semana epidemiológica 52 (22 al 28 de diciembre) muestra un cierre del año 2019 con una tasa de desnutrición aguda en menores de 5 años a nivel nacional de 66.3 por 10,000 niños menores de 5 años, cifra mayor que la encontrada para la misma semana epidemiológica del 2018, que fue de 54.7, lo que o representa 21.7% más de casos acumulados. El 2019 cierra con tasa similar al 2014 y 2015, aún se encuentra entre los niveles normales y esperados. Para el 2020, la última semana epidemiológica 4, que corresponde al período del 19 al 25 de enero de este año, el recuento vuelve a iniciar y la tasa se ubica en 3.0 por 10,000 niños menores de 5 años para el 2020 mientras en 2019 fue de 3.9.  En cuanto a los servicios de salud, es importante tomar en cuenta que el Ministerio no realiza una búsqueda activa de casos, los mismos son detectados al momento del control mensual del crecimiento o la vacunación, por lo que pueden existir brechas en la identificación. En esta ocasión se hace una mención particular al caso del departamento de Alta Verapaz que cerró el 2019 con una tasa acumulada de 78.7 por 10,000 habitantes, mientras en la misma semana epidemiológica (52) el 2018 tenía 62.7, lo que es casi 15 puntos mayor. Debido a este incremento, en el marco del Fondo Central para la Acción en Casos de Emergencia (CERF) gestionado por el Clúster de Nutrición en Emergencias de Naciones Unidas, UNICEF y el Ministerio de Salud coordinaron barridos nutricionales de finales del 2019 al 26 de enero 2020, en el departamento de Alta Verapaz, en ocho departamentos específicamente: Panzón, Tucurú, Tamahú, San Cristóbal Verapaz, Senahú, Tactic, Telemán y La Tinta, en un total de 229 comunidades. Se evaluó a un total de 23,097 niños y niñas menores de 5 años, y los datos preliminares de este barrido encontraron 240 casos de desnutrición aguda (1.1%) de los cuales: 200 casos (0.9%) correspondían a desnutrición aguda moderada y 40 casos (0.22%) a desnutrición aguda severa.

    Supuestos nacionales

    La perspectiva nacional entre febrero y septiembre 2020 se basa en los siguientes supuestos:

    Clima, condiciones de El Niño y temporada de lluvias. Los pronósticos del Instituto de Investigación Internacional sobre el Clima y Sociedad (IRI) y la Administración Nacional del Océano y Atmosfera de Estados Unidos (NOAA), en su informe de inicios de febrero, indican la continuidad de condiciones neutras de ENOS hasta el trimestre agosto-septiembre-octubre. De acuerdo con los modelos internacionales de pronóstico, se esperaría un inicio temprano de la temporada de lluvias y acumulaciones promedio para los siguientes meses. Se prevé que el periodo canicular se presente con normalidad entre julio y agosto, y que no conlleve una disminución considerable de las precipitaciones.

    Inicio de la temporada lluviosa y establecimiento de la temporada de Primera 2020. La humedad residual de los suelos favorecida por una segunda temporada de lluvias con acumulaciones por arriba del promedio, así como la perspectiva de precipitaciones regulares a partir de abril permitirían que las siembras se realicen de acuerdo con los calendarios tradicionales de las zonas, o anticipadamente si los agricultores cuentan con los insumos necesarios. Asimismo, las condiciones favorables del comportamiento de las lluvias para los siguientes meses favorecerían el desarrollo adecuado de los cultivos.

    Producción de granos básicos de Primera y del altiplano 2020. Los pronósticos climáticos indican acumulaciones de lluvia arriba del promedio a promedio en la parte central y el corredor seco durante los meses de desarrollo de los cultivos. Como es usual, entre julio y agosto se presenta la canícula que se comportaría con normalidad en duración e intensidad, y que no tendría impactos negativos severos en los cultivos. Las temperaturas ambientales estarían dentro del promedio también. Lo anterior hace prever una producción de Primera dentro de los rangos normales para 2020, que se cosecharía entre septiembre y octubre en el caso del ciclo de Primera y hasta diciembre para los hogares del altiplano occidental. 

    Suministro y precios de granos básicos. Las cosechas nacionales de granos básicos, tanto de maíz como de frijol, provenientes del norte del país que se prevén entre febrero a abril, así como las continuas importaciones formales e informales desde México, mantendrían abastecido el mercado nacional. Los precios tanto del maíz blanco como del frijol negro se mantendrían cercanos al promedio y continuarían el comportamiento estacional tendiente a la baja de marzo a mayo cuando fluyen las cosechas nacionales a los mercados, para después aumentar a partir de junio cuando merma el flujo de grano nacional. De acuerdo con las proyecciones de precios elaboradas por FEWS NET, (a partir de los precios mensuales reportados por la Dirección de Planeamiento del Ministerio de Agricultura-MAGA), se espera que los precios del maíz se mantengan similares al año pasado, es decir ligeramente por arriba del promedio de los 5 años, oscilando entre Q135-Q140.00/QQ. Mientras que el precio del frijol negro podría mostrar una pequeña recuperación, pero seguirían por debajo del promedio entre Q330-340/QQ.

    Reservas de granos básicos para autoconsumo. A nivel nacional, los hogares rurales lograron cosechar volúmenes promedio de maíz blanco, lo que les permitirá almacenar la cantidad de maíz habitual para su consumo, excepto los hogares del Altiplano cuyos cultivos fueron dañados por la irregularidad de las lluvias en 2019 y que no lograron cosechar los volúmenes acostumbrados, así como algunos hogares en áreas focalizadas de la región Oriente y de las Verapaces.

    Fuentes de ingreso: A partir de marzo, la demanda de mano de obra no calificada disminuye a medida que se reduce el trabajo en las grandes áreas de producción de cultivos comerciales, excepto en las áreas productoras de hortalizas donde el trabajo es estable durante el año. Asimismo, otras actividades no agrícolas como la albañilería se mantendrían dentro del promedio. Durante los próximos meses, las opciones para la generación de ingresos son escasas, temporales y esporádicas, tales como la limpia, preparación de tierra, fertilización y cosecha de granos básicos, el mantenimiento de terrenos dedicados a la ganadería y al café, corte y acarreo de leña, en lugares cercanos a su lugar de residencia. El pago del jornal se mantendría en niveles usuales, cercanos a los Q40-60/persona/día.

    Disponibilidad de ahorros. Las recientes cosechas de granos básicos y los ingresos percibidos durante la temporada de mano de obra permitirían a los hogares pobres contar con ahorros para la compra de alimentos e insumos para el próximo ciclo de siembra. Sin embargo, aquellos hogares que perdieron la mitad o la totalidad de sus cosechas de maíz del 2019 en áreas del corredor seco, y que además ya estaban acarreando deudas de años anteriores, no contarán con estos recursos, lo que impactaría negativamente el acceso a alimentación y la siembra de granos básicos.

    Situación nutricional. Las salas situacionales de Desnutrición Aguda del Ministerio de Salud seguirían el mismo comportamiento que el año 2019, por arriba de los 4 años previos, con picos en la época de escasez, pero aún dentro de los rangos aceptables. Las diversas causas de la desnutrición aguda, como la diversidad y calidad de la dieta, agua y saneamiento, infecciones frecuentes y difícil acceso a servicios de salud de calidad mantendrían el flujo de casos de desnutrición aguda en menores de cinco años.

    Asistencia de emergencia:  A pesar de que existe una programación por parte del Ministerio de Desarrollo (Mides) para realizar transferencias en efectivo en una cantidad similar a 2019, aún no se tienen datos exactos de los hogares y lugares a ser atendidos, la frecuencia y monto de las transferencias.  De igual forma, diversos organismos de cooperación, agencias y ONG, se encuentran en la búsqueda de financiamiento para asistencia en efectivo a familias de las zonas del corredor seco, principalmente.

    Resultados de seguridad alimentaria más probables

    La disponibilidad de alimentos mejoró en la mayoría de las regiones del país gracias a la salida de las  cosechas de Postrera de oriente, norte y costa sur del país, y la cosecha anual del Altiplano. Estas cosechas mejoraron la disponibilidad de alimentos en los hogares productores y en el mercado nacional, estabilizando los precios y facilitando el acceso. Se prevé que los precios del maíz se encuentren en valores promedio a levemente arriba del mismo, y que los precios del frijol se mantengan en su rango promedio y estables durante todo el periodo en perspectiva, lo que significa, en general, un acceso adecuado a los alimentos. Los ingresos de los hogares dependientes del jornal han estado cercanos al promedio, lo que ha aumentando la capacidad de compra de los hogares. Por lo tanto, la mayoría del país mostrará una situación de inseguridad alimentaria mínima (Fase 1, CIF), durante todo el periodo. Sin embargo, cuando se instale la época de escasez, algunos hogares en áreas focalizadas, incluyendo algunos municipios de Alta Verapaz limitarán la calidad y cantidad de alimentos, a causa de la merma de reservas de granos básicos y el acarreo de deudas que ha provocado el uso acelerado de sus ahorros. Para cubrir este déficit, deberán recurrir a la migración atípica, al aumento de venta de animales, la incurrencia a préstamos para mantener un consumo de alimentos mínimamente adecuado y asegurar el próximo ciclo de cultivos, por lo que enfrentarán una situación de inseguridad alimentaria Acentuada (Fase 2, CIF) durante el segundo periodo, que coincide con la época de escasez. 

    Los hogares pobres localizados en el corredor seco han sufrido por años consecutivos de malas cosechas de granos básicos, lo que los ha obligado a depender cada vez más temprano y por más meses de la compra en el mercado. Esta dependencia los ha obligado a recurrir al uso de estrategias de respuesta negativas durante casi todo el 2019 para cubrir sus necesidades alimenticias básicas. Los hogares se encuentran endeudados y manteniendo una dieta mínima. Al inicio del 2020, los hogares viven la consecuencia de las pérdidas parciales o totales de sus cultivos, ya que no lograron llenar sus reservas de alimentos (principalmente de maíz) y asegurar así su consumo en los próximos meses. Los ingresos percibidos de octubre a marzo, cuando se marca la alta temporada de demanda de mano de obra, han venido a disminuir el uso de estrategias para la adquisición de alimentos, pues los hogares han destinado parte de sus ingresos a la compra inmediata de alimentos y otra parte al pago de deudas, lo que les permitirá clasificarse en una situación Acentuada (Fase 2, CIF) de inseguridad alimentaria durante el primer periodo que cubre esta perspectiva (febrero-mayo).  En los siguientes meses, y a medida que avance la temporada de escasez, los hogares irán haciendo ajustes en su dieta, tanto en la cantidad como en la calidad de alimentos, que deteriorarán su seguridad alimentaria; y se verán empujados a intensificar el uso de estrategias de afrontamiento de estrés, sobre todo la migración por trabajo, y recurrir a estrategias de crisis tales como la venta de animales reproductivos, y la reducción de la inversión en la próxima siembra para poder adquirir alimentos mínimos básicos tales como maíz, frijol, azúcar y sal que constituyen la base de la dieta rural, por lo que se clasificarán en situación de inseguridad alimentaria en Crisis (Fase 3, CIF).

    Figures Calendario estacional guatemalteco

La plantación postera es desde agosto hasta mediados de septiembre. La plantación de po

    Figura 1

    Calendario estacional guatemalteco

    Fuente: FEWS NET

    La mayor parte de Guatemala indica precipitaciones promedio o levemente superiores al promedio.

    Figura 2

    Figura 1

    Fuente: CPC/NOAA

    El pronostico ENOS indica condiciones neutras

    Figura 3

    Figura 2

    Fuente: IRI – ENSO forecast

    Los precios del maiz se proyectan levemente por arriba del promedio

    Figura 4

    Figura 3

    Fuente: elaboración FEWS NET con datos de DIPLAN-MAGA

    Para proyectar los resultados de seguridad alimentaria en un período de seis meses, FEWS NET desarrolla una serie de supuestos sobre eventos probables, sus efectos, y las posibles respuestas de varios actores. FEWS NET analiza estos supuestos en el contexto de las condiciones actuales y los medios de vida locales para desarrollar escenarios estimando los productos de seguridad alimentaria. Típicamente, FEWS NET reporta el escenario más probable. Para conocer más, haga clic aqui.

    Get the latest food security updates in your inbox Sign up for emails

    The information provided on this Website is not official U.S. Government information and does not represent the views or positions of the U.S. Agency for International Development or the U.S. Government.

    Jump back to top