Skip to main content

Hogares pobres de corredor seco afectados por adelanto de época de escasez

  • Perspectiva de seguridad alimentaria
  • Guatemala
  • Enero 2015
Hogares pobres de corredor seco afectados por adelanto de época de escasez

Descarga el Informe

  • Mensajes Clave
  • Panorama Nacional
  • Áreas de interés
  • Eventos que pueden cambiar la perspectiva
  • Mensajes Clave
    • La temporada anual de escasez de alimentos iniciará tempranamente, concluyendo con la cosecha de Primera. Sin embargo, la mayoría de los hogares más pobres podrán llenar sus necesidades alimentarias hasta febrero/marzo, gracias a las reservas provenientes de las cosechas de final de año y a los ingresos generados por la venta de la mano de obra no calificada.

    • En occidente, los jornales permitirán una mejora en la economía de los hogares extremadamente pobres afectados por la sequía y la crisis de la roya, situándose desde enero en Estrés (Fase 2, CIF). No obstante, sin asistencia externa, no lograrán cubrir sus necesidades alimentarias básicas sin recurrir a estrategias de respuesta atípicas a partir de marzo, ubicándolos en Crisis (Fase 3, CIF) a partir de ese mes.

    • Gracias a una producción de Postrera promedio, que llenó parte de las reservas y permitió la generación de ingreso, además de la mejora en los jornales provenientes del sector cafetalero, los hogares más pobres del oriente estarán clasificados en Estrés (Fase 2, CIF) durante todo el período cubierto por esta perspectiva.


    Panorama Nacional

    Situación actual

    La cosecha de Postrera concluyó en noviembre y diciembre, con rendimientos en promedio. Esta cosecha permitió llenar las reservas alimentarias de frijol a los hogares de subsistencia, incluyendo a los afectados por las pérdidas de Primera, causadas por una canícula inusualmente larga. Igualmente, el mercado nacional también experimentó un incremento en la oferta, lo que ocasionó en los últimos dos meses una estabilización en los precios. La cosecha de maíz que salió en noviembre y diciembre en la Franja Transversal del Norte y el sur de Petén tuvo un resultado arriba del promedio, lo que aumentó la oferta del grano en el mercado nacional, ya que esta área es de producción excedentaria. Sin embargo, el Ministerio de Agricultura reportó el acaparamiento de producto por parte de comerciantes, con el objetivo de especular con el precio a inicios de 2015. Esto significa una disminución artificial de la oferta, lo que no permitió una disminución estacional marcada en los precios, lo que podría afectar el comportamiento de los mismos durante los primeros meses de este año.

    La temporada de mano de obra no calificada se encuentra en el pico de demanda, con un comportamiento cercano al normal para las actividades de cosecha de los principales productos agrícolas de mayor producción. El caso del café es diferente, pues aunque se prevé una mejora del 8 por ciento en la cosecha 2014/15 respecto a la anterior, la producción no ha alcanzado los valores previos a la epidemia de roya. Por lo tanto, la demanda de mano de obra, en general, aún se encuentra deprimida, a pesar de un aumento respecto a los dos años anteriores. El precio del jornal, luego de una recuperación en los precios del café, también mejoró respecto al pagado durante la campaña 2013/14. Aún cuando los jornaleros han sido afectados por la roya, son los pequeños productores más afectados, en este momento. La falta de capital no les ha permitido invertir en las medidas necesarias para atacar la roya en sus cultivos, lo cual ha repercutido en sus ingresos, puesto que sus medios de vida son altamente dependientes del sector cafetelero.

    Supuestos

    • Producción de granos básicos: La posibilidad de la ocurrencia de condiciones El Niño, según el Instituto Internacional de Investigación para el Clima y la Sociedad, IRI por sus siglas en inglés, en su publicación de mediados de enero, se encontraba en 64 por ciento para el primer trimestre del año. Si este pronóstico se cumple, sus efectos podrían incluir un inicio irregular de la época lluviosa en las áreas más áridas del país. Las lluvias iniciarían en las áreas de la cuenca del Pacífico para, gradualmente, continuar en el resto del país. Adicionalmente, la perspectiva climática del Foro del Clima de América Central estima que las probabilidades de lluvia acumulada en el período de enero a marzo, estén entre los rangos de normal a arriba de lo normal para la región Norte, Franja Transversal, Caribe y bocacosta debido al acercamiento de los frentes fríos. Esta perspectiva resulta positiva para las actividades agrícolas del primer trimestre del año, lo que hace suponer que la cosecha de granos básicos en el norte del país (Franja Transversal del Norte y sur de Petén) tenga resultados promedio. Para el resto del país se espera que los acumulados de lluvia estén dentro de la normalidad con un segundo escenario por debajo de lo normal.
    • Suministro y precios de granos básicos: Se prevé una oferta adecuada de granos básicos en el mercado nacional, gracias a una producción de Postrera arriba del promedio, y a que la cosecha de granos básicos en Petén y la Franja Transversal del Norte en febrero/marzo se prevé se mantenga en rangos cercanos al promedio. En el caso del frijol, se prevé que los precios seguirán un comportamiento de acuerdo con las tendencias estacionales, durante todo el período (incremento a marzo para disminuir levemente en mayo, y volver a incrementarse gradualmente hasta julio). El acaparamiento de maíz por parte de los comerciantes significará que la tendencia estacional se distorsionará levemente durante los primeros meses de 2015, para luego alcanzar el máximo anual a partir de junio.
    • Demanda de mano de obra: Se proyecta que la demanda de mano de obra no calificada estará dentro del rango normal, con la excepción de la del sector cafetalero que estará levemente bajo lo normal, debido a la epidemia de roya que ha afectado las plantaciones de café desde 2012.

    Resultados de seguridad alimentaria más probables

    La situación de seguridad alimentaria mejoró en la mayoría de las regiones del país gracias a la salida de la cosecha de Postrera de granos básicos. Esta cosecha mejoró la disponibilidad de alimentos en los hogares productores y en el mercado nacional, estabilizando los precios y facilitando el acceso a los alimentos por parte de todos los hogares consumidores. Se prevé que, durante el primer trimestre de 2015, los precios del maíz y frijol se encuentren en valores promedio a levemente arriba del mismo, lo que significa, en general, un acceso adecuado a los alimentos. En el segundo trimestre, sin embargo, se verá un incremento estacional en los mismos. Los ingresos de los hogares dependientes del jornal serán cercanos al promedio, puesto que el período anual de alta demanda de mano de obra no calificada continúa hasta marzo, aumentando la capacidad de compra de los hogares. Los hogares dependientes del sector café serán la excepción, con una disminución en los mismos debido a la afectación por roya, adelantándose en febrero el inicio de la temporada de escasez de alimentos en los hogares más pobres. A pesar de lo anterior, la mayoría de las zonas geográficas del país observará una inseguridad alimentaria aguda Mínima (Fase 1, CIF) durante el período de enero a junio de 2015, excepto del altiplano templado occidental que tendrá resultados de inseguridad alimentaria en Crisis (Fase 3, CIF) y la región oriental con Estrés (Fase 2, CIF). Se prevé una anomalía en el inicio de la temporada lluviosa, lo que podría significar irregularidad en los tiempos de siembra para el ciclo de Primera en abril/mayo, además de una reducción en los rendimientos alcanzados. Sin embargo, el nivel de la afectación dependerá de la magnitud de la anomalía y las acciones de mitigación implementadas por los agricultores, y será evidente hasta el segundo semestre del año.


    Áreas de interés

    Pequeños productores de café y jornaleros dependientes de este cultivo en el área templada de la zona de medios de vida 5 (agricultura de subsistencia) [1]

    Situación actual

    Situación de los cultivos: En esta región, la canícula prolongada de mediados de 2014 afectó a un 50 por ciento de los hogares extremadamente pobres, dejando pérdidas de 75-80 por ciento en la única siembra de granos básicos (maíz y frijol en asocio) en el año. Esta cosecha sale entre noviembre y enero, y se destina principalmente para autoconsumo. Debido a esta situación, las reservas que generalmente alcanzan para dos a tres meses, alcanzarán para un máximo de un mes para esta población, es decir, hasta enero.

    Precios de granos básicos: En diciembre, los precios del maíz blanco se mantuvieron estables en la región, con respecto al mes anterior, como consecuencia de la disponibilidad del grano proveniente de la zona excedentaria de la costa sur. El frijol negro registró precios por arriba de lo normal durante octubre e inicios de noviembre. Sin embargo, a finales de noviembre comenzó a mostrar una tendencia a la baja y posterior estabilización como consecuencia de la oferta proveniente del mercado excedentario de oriente, que registró cosechas normales. Debido al incremento de la oferta de petróleo en el mercado internacional, el precio del combustible ha registrado bajas superiores al 10 por ciento respecto a noviembre. Esta dinámica incide en el costo de transporte de los granos básicos, dada la distancia en que están los mercados de esta zona respecto a las zonas productoras.  

    Fuentes de ingreso: De acuerdo a lo informado por ANACAFE, como a lo observado en campo, la situación de los cafetales en la zona es mejor que el año pasado. Gracias al apoyo brindado por la asociación a los grandes, medianos, y pequeños productores asociados, se ha hecho un control adecuado a las plantaciones para mitigar el desarrollo de la roya, y se espera que la producción aumente en comparación al año pasado. De acuerdo a lo informado por la oficina subregional de ANACAFE, dentro de los productores asociados la incidencia de la roya se ha controlado en un 75 por ciento. Sin embargo, los pequeños productores (aquellos que tienen 0.5 a 1 manzana de extensión) que no están asociados o agrupados de alguna forma para recibir apoyo por parte de ANACAFE, no lograron dar el manejo adecuado a sus cultivos debido a la falta de apoyo y dinero para adquirir los insumos necesarios para fumigar y abonar. Sin la afectación de la roya, muchos de estos hogares no se encontrarían con problemas de acceso a los alimentos, pero la baja producción de café y el endeudamiento ha erosionado la economía de los mismos. Por otro lado, la situación de los jornaleros del café es mejor que el año pasado, pues existe oferta de trabajo en las grandes fincas que son la fuente principal de empleo. El jornal para corte es de Q 50 por quintal, pudiendo hacer hasta 2 quintales por día, y para trabajos de limpieza y mantenimiento es de Q 50 por día. Debido a que en la región se está haciendo un manejo integral de las plantaciones, con renovación de cafetales, limpieza, y recepas, que han requerido la contratación de mayor cantidad de jornaleros que en el año pasado, lo que implica una recuperación en las opciones de empleo e ingresos de esta población. Otras fuentes de empleo como la caña de azúcar y las hortalizas se mantienen estables. En el caso de otras fuentes de ingreso, la demanda y el pago del jornal se encuentran dentro del promedio.

    Asistencia alimentaria: De acuerdo a información oficial, y como una respuesta a la problemática derivada de la canícula extendida de 2014, ocho departamentos de esta área han recibido asistencia alimentaria gubernamental desde octubre y se encuentran aún recibiendo la tercera entrega, de seis que inicialmente se programaron. En el caso de San Marcos, el Programa Mundial de Alimentos ha finalizado las tres distribuciones principiadas desde noviembre. Estas raciones están conformadas por un quintal de maíz, 30 libras de frijol y 17.6 libras de harina de soya y maíz, o su equivalente a través de cupones, y está calculada para cubrir 87 por ciento de las necesidades calóricas para una familia de cinco miembros. Al momento no se tiene programada la distribución de las otras tres entregas.    

    Supuestos

    La perspectiva para esta región se basa en las siguientes suposiciones, que son adicionales a los supuestos nacionales delineados en otra sección de este informe:

    • Los pequeños productores de café, que a la vez son agricultores de subsistencia que dependen de sus granos básicos para el autoconsumo, se verán afectados por la reducción considerable de su cosecha de café por la afectación de la roya, pues no contaron con los medios suficientes para darle el debido manejo a sus plantas. Para estos pequeños productores, la producción de café ha disminuido en un 80 a 100 por ciento, comparado al 2012. 
    • Debido a la pérdida de cosechas, los hogares dependerán de la compra de alimentos dos meses antes de lo normal, es decir enero.

    Resultados de seguridad alimentaria más probables

    En la zona de medios de vida 5, se prevé que los ingresos de los hogares afectados por la sequía y dependientes del corte de café y otras fuentes de trabajo se verán reducidos en un 15-20 por ciento, de enero a junio 2015. Para los hogares de pequeños agricultores de café, cuya principal fuente de ingresos es la venta de este grano, la reducción será de 75 – 100 por ciento. Dada una reducción en la compra a consecuencia de la brecha en los ingresos, y a una disminución del 75-100 por ciento en los alimentos provenientes de la producción propia, el acceso a los alimentos para los hogares afectados por la sequía pero que generan ingresos a partir de jornales, se verá reducido en aproximadamente 30 por ciento. Mientras que para los pequeños productores de café, el acceso a alimentos se verá disminuido en un 75 por ciento. Sin embargo, estas brechas se reducirán en la medida que los hogares afectados implementen estrategias de respuesta, tales como la migración en busca de empleos a los que normalmente no se dedican durante esta época, dentro de su mismo departamento o en los vecinos; en su mayoría, las fuentes de ingreso serían en trabajos agrícolas pequeños, albañilería, y trabajo doméstico.

    A pesar de que el Gobierno realizó un llamamiento a la cooperación internacional para cubrir la asistencia alimentaria de enero a marzo, no hay programada ninguna entrega para ese primer trimestre del año, debido a que no se cuenta con la disponibilidad de fondos para financiarlas.

    Durante los primeros dos meses del año, la situación alimentaria de los hogares más pobres se mantendrá estable gracias a los ingresos provenientes del corte de café, zafra, y hortalizas. Sin embargo, los hogares no cuentan con reservas de granos básicos y dependerán de la compra a partir de enero. La situación es aún más grave para los pequeños productores de café, pues además de las pérdidas de sus cultivos de granos básicos, no contarán con producción de café para la venta por la falta de recursos. La roya ha acabado con la mayor parte de sus cultivos, por lo que no contarán con este ingreso para la compra de alimentos. Adicionalmente, para este período puede preverse un incremento en desnutrición aguda, que coincide con el período de escasez en el calendario estacional, y que normalmente registra los picos de casos de desnutrición. Actualmente no se cuenta con información fiable respecto a la situación nutricional actual, pero se estima que la incidencia sea mayor a la usual.

    Por lo tanto, en enero y febrero los hogares ubicados en los municipios afectados por la pérdida de granos básicos pero que reportan oferta de trabajo en corte de café y trabajos agrícolas en hortalizas estarán en Estrés (Fase 2, CIF). A partir de marzo, sin embargo, se clasificarán en Crisis (Fase 3, CIF) a medida que merman los ingresos por jornales y debido a que no cuentan con reservas de alimentos.   

    La situación es aún más grave para los pequeños productores de café que sufrieron pérdidas de granos básicos y cuyas cosechas de café fueron afectadas por la roya, ya que generalmente no realizan trabajos agrícolas o no agrícolas para la generación de ingresos, pues la venta de este cultivo es su principal fuente de ingresos. La venta de la mano de obra es inusual y les generan menores ingresos de lo normal, lo que no permite que cubran todas sus necesidades y la amortización de las deudas adquiridas previamente para darle algún manejo a sus cultivos de café y adquirir semilla para la siembra de granos básicos. Por tal razón, el grupo de pequeños productores podrían clasificarse en Crisis (Fase 3, CIF) antes de lo previsto.

    Jornaleros dependientes del café en la zonas de medios de vida 8 (Granos básicos, zona fronteriza con Honduras y El Salvador en el corredor seco) y 7 (Agroindustria, industria maderera, minería y de café) [2]

    Situación actual

    Situación de los cultivos: En las zonas de medios de vida 7 y 8, los hogares más pobres no cuentan con reservas de maíz debido a pérdidas de hasta un 100 por ciento durante la temporada de Primera, por lo que dependen de la compra hasta agosto/septiembre 2015, lo que significa un adelanto de esta como fuente principal de alimentos de hasta cuatro meses. Sin embargo, gracias a un buen régimen de lluvias durante la segunda parte de la temporada de Postrera, esta resultó en una cosecha promedio a arriba del mismo permitiéndoles tener disponibilidad de frijol para el consumo y la venta.

    Precios de granos básicos: En el mercado monitoreado en la región, en Chiquimula, en noviembre se reportó una disminución en los precios del maíz (-10.5 por ciento) y frijol (-10 por ciento) respecto al mes anterior. Esto debido al flujo de maíz proveniente de la reciente cosecha que se dio en noviembre, proveniente de Petén y la Franja Transversal del Norte, y de frijol de la cosecha local de Postrera, que concluyó en diciembre, y tuvo resultados normales a arriba de lo normal.  

    Los precios de los combustibles a nivel nacional continuaron mostrando en diciembre una disminución significativa respecto al mes y año anteriores e incluso respecto al promedio de los últimos cinco años. Esta reducción eventualmente tendría implicaciones en los costos de transporte de la mercadería, y eventualmente en el precio al consumidor, especialmente en el caso de las hortalizas.

    Fuentes de ingreso: Para el mes de enero todavía se encuentra vigente la demanda de mano de obra no calificada en café, y en menor medida, banano a nivel local; así como migración a otras zonas para trabajo en café, caña de azúcar, y maíz. En general, este año se prevé una mejora en la disponibilidad de empleo en el sector cafetalero, así como un retorno a los precios promedio para los jornales. Esto mejorará los ingresos de los hogares que dependen de la venta de su mano de obra. Sin embargo, la recuperación luego de la crisis causada por la roya no ha sido total, y los rendimientos aún no alcanzan los valores previos a la epidemia. En el caso de los pequeños productores de café que no se encuentran organizados, y que adicionalmente fueron afectados por la sequía, la falta de capital para la inversión en el manejo adecuado del hongo ha evitado un control adecuado del mismo. La caída tan grande en los rendimientos, además del alto endeudamiento actual significan ingresos mucho menores a lo normal, lo que se suma a una mayor dependencia de la compra como fuente de alimentos al no contar con reservas luego de las pérdidas. 

    Asistencia alimentaria: En el caso de esta región, la información oficial indica que, en respuesta a las pérdidas agrícolas ocasionadas en la producción de subsistencia de granos básicos a causa de la canícula extendida de 2014, la totalidad de los departamentos afectados (6) han recibido asistencia alimentaria por parte del gobierno. Esta inició en octubre y se encuentran aún recibiendo la tercera entrega, de las seis inicialmente programadas. Las raciones distribuidas están conformadas, al igual que las entregadas en el occidente y otras áreas del país, por un quintal de maíz, 30 libras de frijol, y 17.6 libras de harina de soya y maíz, lo que busca cubrir 87 por ciento de las necesidades calóricas para una familia de cinco miembros. La situación de falta de fianaciamiento para las otras tres entregas es igual a la enfrentada en el resto del país.   

    Supuestos

    La perspectiva para esta región se basa en las siguientes suposiciones, que son adicionales a los supuestos nacionales delineados en otra sección de este informe:

    • Se espera un flujo normal de granos básicos proveniente de Petén y la Franja Transversal del Norte, pues se prevé que la producción en el norte (que sale en febrero/marzo) se comporte dentro del promedio. Esto significa, además del abastecimiento a los mercados, opciones de empleo para los que migran hacia las zonas productoras durante la cosecha.
    • Los precios de los granos básicos mantendrán su comportamiento estacional (con una disminución hasta marzo para luego incrementarse paulatinamente hasta agosto, para el caso del frijol; y un leve incremento hasta marzo, estabilización hasta mayo, para el caso del maíz), aunque estarán arriba de los niveles de los precios del año anterior y del promedio de los últimos cinco años. Esto debido a las pérdidas de Primera, y a pesar de una Postrera promedio a arriba del mismo.

    Resultados de seguridad alimentaria más probables

    En las zonas de medios de vida 7 y 8 se prevé que los ingresos de los hogares afectados por la sequía y dependientes del corte de café y otras fuentes de trabajo se verán reducidos en un 10 por ciento, de enero a junio 2015, aunque la época más crítica en términos de ingresos será el segundo trimestre del año, puesto que las opciones de empleo se reducen estacionalmente a la vez que aumenta la dependencia hacia la compra en abril, al concluir las reservas de frijol. Adicionalmente, este año los hogares más pobres de estas zonas han debido utilizar el efectivo obtenido a través del jornal para la compra anticipada de maíz, a raíz de las pérdidas durante la temporada de Primera. Por lo tanto, en términos generales, el acceso a los alimentos estará asegurado hasta febrero. Posterior a esta fecha, los hogares tendrían un déficit en el acceso a alimentos de aproximadamente una cuarta parte de lo normal, si no implementaran estrategias de respuesta. Estas permitirían cubrir sus necesidades alimentarias, no así las no alimentarias.

    Los hogares en esta región, debido al reciente historial de shocks, cuentan con una menor disponibilidad de animales de traspatio como opciones de ingresos, por lo que tendrán que intensificar la búsqueda de trabajo local o hacia la cabecera departamental y la ciudad, en labores como: construcción, seguridad y agricultura (especialmente en los meses de inicio de la siembra de Primera entre abril y junio).

    Gracias a una Postrera arriba del promedio, en los primeros dos meses del período de este escenario se espera que los hogares logren llenar sus requerimientos alimentarios de frijol, al menos a través del consumo de los granos cosechados y, en el caso del maíz, mediante la compra con los ingresos generados por la venta del frijol y del trabajo agrícola.  A partir del tercer mes del año, se espera que empiecen a implementar estrategias de respuesta de forma anticipada y que las mismas se intensifiquen hacia el segundo trimestre, especialmente por el déficit de ingresos y maíz que sufrirán este año, y por la dependencia de la compra, incluso de frijol, al concluir las reservas de éste.

    Las estrategias típicamente utilizadas serán efectivas para llenar sus necesidades alimentarias mínimas, aunque no podrán cubrir necesidades no alimentarias a menos que recurran a estrategias de respuesta irreversibles. Al momento no se tiene información fiable de la situación nutricional de la población en esta región. Sin embargo, se prevé que se marcará un aumento de los casos de desnutrición aguda a finales del primer trimestre del año, por arriba de los niveles de 2014, pero sin llegar a más del 10 por ciento. La situación se agudizará a medida que transcurra el segundo trimestre de 2015. Por lo anterior, esta región se clasifica en Estrés (Fase 2, CIF) de enero a junio 2014, con un deterioro al incrementar el número de hogares en esta fase, a medida que avanza la época anual de escasez de alimentos.

     

    [1] Ver el Perfil de Medios de Vida de 2007 (disponible solamente en español): http://www.fews.net/docs/Publications/gt_profile_es.pdf.

    [2] Ver el Perfil de Medios de Vida de 2007 (disponible solamente en español): http://www.fews.net/docs/Publications/gt_profile_es.pdf


    Eventos que pueden cambiar la perspectiva

    Posibles eventos en los siguientes seis meses que pueden cambiar el escenario más probable

    Área

    Evento

    Impacto en los resultados de seguridad alimentaria

    Nacional

    Cosecha de Postrera arriba del promedio en Petén y la Franja Transversal del Norte

    Reducción de los precios de maíz y frijol a raíz de un mayor suministro de granos al mercado nacional, y a los de la región oriental en particular.

    Oriente y occidente

    Inicio regular de la temporada lluviosa

    Salida de la cosecha en tiempo y mejores rendimientos pues no se tendrían los daños ocasionados al cultivo al  inicio de su desarrollo.

    Nacional

    Incremento atípico en los precios de los granos básicos debido al acaparamiento y la especulación

    Reducción aún mayor en el acceso a los alimentos en estos hogares, al reducir su ya limitada capacidad adquisitiva.

     

    Oriente y Occidente

    Entrega de asistencia alimentaria bien focalizada y en tiempo

    Mejora de la disponibilidad de alimentos en los hogares receptores, modificando positivamente la clasificación de los resultados de la seguridad alimentaria.

    Figures Calendario estacional para un año típico

    Figura 1

    Calendario estacional para un año típico

    Fuente: FEWS NET

    Figura 2

    Fuente:

    Para proyectar los resultados de seguridad alimentaria en un período de seis meses, FEWS NET desarrolla una serie de supuestos sobre eventos probables, sus efectos, y las posibles respuestas de varios actores. FEWS NET analiza estos supuestos en el contexto de las condiciones actuales y los medios de vida locales para desarrollar escenarios estimando los productos de seguridad alimentaria. Típicamente, FEWS NET reporta el escenario más probable. Para conocer más, haga clic aqui.

    Get the latest food security updates in your inbox Sign up for emails

    The information provided on this Website is not official U.S. Government information and does not represent the views or positions of the U.S. Agency for International Development or the U.S. Government.

    Jump back to top