Skip to main content

Pronóstico de mejora en lluvias reduce déficits de humedad en los suelos

  • Perspectiva de seguridad alimentaria
  • Guatemala
  • Abril - Septiembre 2013
Pronóstico de mejora en lluvias reduce déficits de humedad en los suelos

Descarga el Informe

  • Mensajes Clave
  • Panorama nacional
  • Áreas de interés
  • Events that Might Change the Outlook
  • Mensajes Clave
    • Según INSIVUMEH, las lluvias iniciarán la segunda quincena de mayo, excepto en la Boca Costa y el Sur-Occidente donde iniciarán a mediados de abril y en el norte a inicios de junio. Aunque hay reportes del inicio de siembras en algunas áreas de Quiché y Totonicapán, el resto de regiones lo harán paulatinamente hasta mayo para el maíz, y entre mayo y junio para el frijol.  

    • El Foro Centroamericano del Clima pronostica mayo y junio con fuertes lluvia y la canícula del 10 al 20 de julio; esperándose acumulados de lluvia por arriba de lo normal en: Sur-Occidente, Boca Costa, Meseta Central y Occidental, y Oeste del departamento de Petén. Se esperan rangos normales para el resto del país, generando condiciones adecuadas para el inicio del ciclo productivo de primera.

    • La implementación oportuna del programa gubernamental de Generación de Empleo Temporal Comunitario (GETCo) es crucial para asegurar que los hogares pobres y extremadamente pobres, cuyos ingresos dependen fuertemente del trabajo en café, obtengan el beneficio de los subsidios programados y mejoren sus ingresos, lo cual apoya su seguridad alimentaria.

    • Para la mayor parte del país, la inseguridad alimentaria aguda será Mínima (Fase 1 CIF 2.0) hasta septiembre, a pesar del período anual de escasez de alimentos. La excepción son los hogares afectados por la canícula prolongada de 2012 en el altiplano templado, quienes continuarán en la fase de Estrés (Fase 2 CIF 2.0) de abril a septiembre. 


    Panorama nacional
    Situación Actual

    La cosecha del segundo ciclo productivo en el sur de Petén se dio entre febrero y marzo con resultados promedio, lo que ha permitido a los hogares de la zona llenar sus reservas. Dado que esta área es excedentaria, también ha significado el suministro de granos básicos en el mercado nacional, con flujos hacia todo el país.

    La temporada de alta demanda de mano de obra no calificada en cultivos como caña, tabaco, café, y otros ha concluido, de acuerdo a su estacionalidad. De aquí hasta octubre, las opciones de generación de ingresos para los hogares más pobres del país se reducirán, con trabajos agrícolas locales enfocados en el ciclo productivo de granos básicos. Esto significará una disminución del efectivo disponible para la compra de alimentos en los próximos meses.  

    Supuestos
    • Precios de granos básicos: Con la salida de la cosecha en la región de la Franja Transversal del Norte y el sur de Petén el mercado nacional se suplió de maíz y frijol. Esta oferta permitió que los precios de estos granos se mantuvieran bajos, respecto a los precios presentados en la misma época el año pasado. Su comportamiento entre meses es congruente con la estacionalidad. Se espera que de aquí en adelante los precios inicien un incremento, producto de la disminución gradual de los inventarios en el país, para volver a disminuir al salir la cosecha de primera en septiembre. Actualmente se observa flujo de maíz proveniente de México, que se prevé continúe a lo largo del período de observación, lo que regula la oferta y, por consiguiente, los precios.
    • Inicio de la época lluviosa: De acuerdo al servicio meteorológico, el inicio de las lluvias se dará a partir de la segunda quincena de mayo, con excepción de la Boca Costa y el Sur-Occidente donde iniciarán a mediados de abril y la región norte a inicios de junio. Estas condiciones son adecuadas para el inicio de la temporada de primera. Estas fechas se encuentran dentro del rango promedio, por lo que no se espera un atraso en el inicio del ciclo productivo de primera.
    • Primer período lluvioso: El Foro Centroamericano del Clima indica que mayo tendría altos acumulados de lluvias en el país, al igual que junio, que se prevé un mes lluvioso. Se prevé que del 10 al 20 de julio se presente la canícula. En general, la lluvia acumulada en los departamentos de Sur-Occidente, Boca Costa, Meseta Central, Occidental y Oeste del departamento de Petén estará por arriba de lo normal, mientras que el resto del país muestra probabilidades de mantenerse dentro de los rangos normales.
    • Siembra de primera: Algunas áreas de Quiché y Totonicapán ya reportan el establecimiento de las cosechas de maíz, mientras que el resto de regiones lo harán paulatinamente hasta mayo para el maíz, y entre mayo y junio para el frijol. Dado que se prevé un inicio normal de las lluvias, esta siembra se dará en tiempo.
    Resultados de seguridad alimentaria más probables

    Los resultados de seguridad alimentaria se deteriorarán gradualmente en todo el país, como parte de la época anual de escasez de alimentos normal, para luego mejorar con la salida de la cosecha de primera en agosto/septiembre . Con la finalización de las reservas provenientes de la última cosecha y la disminución de las opciones de empleo (al terminar la temporada de alta demanda de mano de obra no calificada), los hogares más pobres en el país entran en el período anual de escasez de alimentos. Durante este tiempo, la dependencia a la compra para la obtención de alimentos es prácticamente total, y el efectivo disponible es el menor durante el año. Estos hogares ven limitados su disponibilidad y acceso a los alimentos, especialmente en un año en que los ingresos generados durante el corte de café fueron menores a lo usual. Esta etapa de escasez de alimentos a nivel de hogar concluye con la salida de la cosecha de primera en septiembre. A pesar de esto, se estima que de abril a septiembre se observe Mínima inseguridad alimentaria aguda en el país (Fase 1, CIF). Sin embargo, existen algunas áreas que se clasificarán en Fase 2, cuyo detalle se encuentra abajo en las áreas de interés.


    Áreas de interés

    Zona de medios de vida 5[1]: Agricultura de subsistencia en el altiplano occidental

    Situación Actual

    La temporada anual de escasez de alimentos ha iniciado. La cosecha de granos básicos en esta región salió entre finales de noviembre y diciembre, e incluso algunos hogares cosecharon a inicios de enero con un rendimiento cercano al promedio. Esto mejoró considerablemente la disponibilidad de alimentos en los hogares. La excepción a esto fueron algunas áreas que se encuentran dentro del corredor seco, que sí experimentaron pérdidas importantes a raíz de la canícula extendida en julio 2012. Estos hogares tendrán una menor cantidad de reservas, que para este momento ya habrán sido consumidas. De acuerdo al informe mensual de FAO sobre reservas de alimentos, al 7 de abril, los hogares en esta región contaban con reservas de maíz para un mes. Ésta es la mayor cantidad en los últimos tres años. Para el caso del frijol, el informe reporta reservas para 1.7 meses, cantidad mayor a la reportada en los últimos cuatro años. A pesar de registrar mayor cantidad de reservas que los últimos años, estas no serán suficientes para cubrir las necesidades alimentarias de los hogares hasta la nueva cosecha en noviembre.

    Precios de granos básicos: Se observan flujos normales de granos básicos desde las áreas excedentarias en el país (e.g., Costa Sur para el maíz, y el oriente, Petén y Franja Transversal del Norte para el frijol) que reportan cosechas promedio, debido a un régimen de lluvias adecuado para la postrera, y también flujos provenientes del sur de México. Durante los meses de enero y febrero, el precio promedio del maíz blanco al consumidor en esta región mostró un comportamiento estable. Respecto al frijol negro, durante el mismo período, el precio promedio de este alimento al consumidor muestra una tendencia a la disminución del 2.16 por ciento, esta situación se debe a un abastecimiento adecuado del grano procedente de la región norte. El informe de FAO coincide en indicar una disminución en el precio de venta al productor para ambos granos.

    Fuentes de ingreso: El sector cafetalero fue afectado por la infestación de la roya, con cifras que dan cuenta de pérdidas de alrededor del 10 a15 por ciento respecto a la producción del año pasado. Sin embargo, actualmente la temporada de alta demanda de mano de obra está concluyendo, y con ello se reducen las opciones para la generación de efectivo.

    Adicionalmente, en las áreas más afectadas por el terremoto, los hogares damnificados redujeron los ingresos al decidir no migrar o enviar una menor cantidad de personas. Adicionalmente, estos hogares debieron invertir parte de sus ingresos a la reconstrucción de sus viviendas y bienes afectados por el terremoto; sin embargo, parte de sus necesidades alimentarias se llenaron gracias a la entrega de ayuda alimentaria por parte de PMA, con tres entregas que concluyeron en marzo.

    Situación de los cultivos: Para esta región se reportan déficit de lluvias de entre 25 y 50 por ciento respecto a lo normal, lo que unido a las altas temperaturas y fuertes vientos, ha resecado los suelos. Hay reportes de que en áreas de Totonicapán y Quiché ya se iniciaron las siembras. Significa que deberán monitorearse estos territorios para determinar la precipitación, la disponibilidad del recurso hídrico para estos cultivos, y el desarrollo de los mismos. En los últimos días también se ha reportado la caída de granizo en áreas focalizadas de Huehuetenango y Quiché, esto afectó algunos cultivos de hortalizas y de maíz, aunque el daño no es extenso.

    Supuestos

    Además de los descritos en la sección del panorama nacional, se tomaron en consideración para la elaboración de la proyección para esta área los siguientes supuestos:

    • Con un 10 a 15 por ciento menos en la contratación de mano de obra en el sector cafetalero, la reducción en los ingresos deberá ser compensada con otras fuentes de empleo en los próximos meses para poder cubrir los medios de vida de los hogares afectados.
    • Se espera que la temporada lluviosa en 2013 inicie en mayo, especialmente entre el 11 y el 20 de ese mes. La cosecha proveniente de esta única siembra saldrá en noviembre/diciembre.
    • El flujo de remesas se espera que mantenga un comportamiento cercano al normal de acuerdo al mostrado en los últimos dos años. El grupo de hogares extremadamente pobres no recibe remesas; sin embargo, el flujo de éstas afecta directamente la dinámica de la construcción, lo cual será una fuente de ingresos para este grupo.
    • Se prevé que los precios de los granos básicos disminuyan hasta abril puesto que la postrera y, sobre todo, la producción del norte  fueron buenas. Posteriormente se prevé un incremento estacional de los precios al reducirse la oferta de grano en el mercado.
    • De acuerdo al pronóstico del Foro Regional del Clima, se prevé un acumulado de lluvias para el período mayo-julio arriba de lo normal para esta área. Con este pronóstico, se prevé una recuperación del déficit de humedad en los suelos a partir de mayo. De ser excesiva la cantidad de lluvia, podrían darse problemas relacionados con enfermedades, especialmente en el caso del frijol que es altamente vulnerable al exceso de humedad. La canícula no tendrá un impacto significativo en los cultivos, más bien servirá como alivio para el exceso de lluvia. Hasta finales de año, cuando se dé la única cosecha en esta región, los efectos de cualquier anomalía en las lluvias será evidente en términos de seguridad alimentaria.
    • El programa gubernamental de Generación de Empleo Temporal Comunitario (GETCo) de transferencia de recursos económicos para los hogares que se dedican al jornaleo de café, podría iniciar previo al período de cosecha de café (mayo-agosto). Sin embargo, al momento no se han hecho públicas las fechas y mecanismos de transferencia de los subsidios. De no iniciar en los meses propuestos, su impacto de mitigación de la reducción en los ingresos generados por el café será menor, lo que podría significar dificultad el acceso a los alimentos a partir de mayo.
    Resultados de seguridad alimentaria más probables

    Debido al agotamiento de las reservas de granos básicos en los hogares, provenientes de sus cosechas, y a que las opciones de ingreso se reducen al finalizar la época de mayor demanda de mano de obra no calificada, los hogares más pobres en esta área se encuentran en la temporada anual de escasez de alimentos. El segundo trimestre del año se espera que la situación alimentaria de los hogares afectados por la canícula, que se encuentran en el corredor seco extendido se deteriore, ya que vienen recurriendo a la compra para su alimentación desde finales del año pasado. Como también traen un déficit en sus ingresos producto del mismo fenómeno, y esta época no se caracteriza por tener variedad y cantidad de opciones de empleo, enfrentarán un déficit aproximado del 25 por ciento en su consumo alimentario. Si hay coincidencia de hogares entre estos y los que recibirán la transferencia de efectivo proveniente del GETCo, este déficit se reducirá al 10 por ciento. El resto de hogares de la región no verá un deterioro en la cantidad de alimentos consumidos debido a que sus cosechas del año pasado no fueron afectadas. Los hogares que fueron afectados por el terremoto y que fueron apoyados con ayuda alimentaria por parte del PMA, pudieron guardar los granos provenientes de sus cosechas para su uso posterior, y recurrirán a esta fuente de alimentos de abril-junio.

    Para el tercer trimestre del año, se prevé una intensificación en las estrategias de respuesta usuales por parte de los hogares de la región, con una total dependencia de la compra para su alimentación. Para el caso de los hogares afectados por la canícula, tendrán un consumo alimentario mínimo y llenarán otras necesidades no alimentarias únicamente a través de la implementación de estrategias de respuesta irreversibles, tal como la venta de algunos bienes productivos. Eso es aplicable, incluso si fueran incluidos en el GETCo, puesto que este programa no logrará cerrar completamente la brecha, y su implementación se prevé tardía. La situación se irá deteriorando a medida que transcurre el período analizado.

    La reducción de la cantidad y variedad de alimentos de la dieta de todos los hogares, no aumentará el riesgo de desnutrición aguda más allá del incremento estacional esperado, ni se espera un incremento en las tasas de mortalidad. La excepción serán los hogares afectados por la canícula, que no serán atendidos dentro del programa GETCo, la situación nutricional podría deteriorarse, aunque no se prevé que la desnutrición aguda sea mayor al 10 por ciento, durante el período abril-septiembre.

    Por lo anterior, se prevé que en el período de abril a septiembre se presente Mínima (Fase 1, CIF) inseguridad alimentaria aguda, incluyendo las áreas más afectadas por el terremoto gracias a la asistencia externa recibida durante el primer trimestre, y una clasificación de Estrés (Fase 2, CIF) para las áreas afectadas por la canícula extendida en el 2012.

    Zona de medios de vida 8[2]: Granos básicos, zona fronteriza con Honduras y El Salvador en el corredor seco

    Situación Actual

    La situación alimentaria se mantiene estable hasta que las reservas de granos se agoten por completo. Esto señalará el inicio la temporada de escasez de alimentos y la etapa de mayor dependencia de los hogares a la compra de alimentos. Son de particular interés los hogares pobres y extremadamente pobres que fueron afectados por la canícula prolongada de 2012, que provocó pérdidas con repercusiones hasta la fecha, principalmente en la economía del hogar. Aunque el Gobierno y el Programa Mundial de Alimentos hicieron entregas de raciones que mejoraron su disponibilidad de alimentos, estos hogares entraron, antes que los demás del área, a la temporada de escasez de alimentos. Durante los primeros meses del año, la mayoría de los hogares de la región se clasifican en la Fase 1 de la escala CIF.

    Humedad en el suelo: Actualmente, para la zona, se tienen reportes de baja humedad en el suelo, debido a la baja precipitación acumulada (con déficits del 25 al 50 por ciento) desde los últimos meses del año 2012, que ha incidido en el aumento de focos de incendios forestales en varias partes del país.

    Reservas de alimentos: Informes de FAO sobre reservas de alimentos de la región indican que hubo una recuperación en las reservas, producto de la recolección final de granos de la anterior cosecha. Para maíz, las familias evaluadas cuentan con reserva para 4.1 meses, y 1.7 meses de frijol, contabilizado a partir del requerimiento de una familia promedio de seis miembros durante un año. Sin embargo, debe considerarse que a partir del presente mes, los hogares más pobres se encuentran ya en la época anual de escasez de alimentos.

    Precios y flujo de los alimentos: Fluyen a los mercados los remanentes y reservas de la cosecha del norte recién pasada. Por lo que los precios que cerraron el mes de marzo con estabilidad y tendencia a la baja, empiezan el período de repunte hacia precios altos.

    Fuentes de empleo: Ha finalizado la temporada de alta demanda de mano de obra no calificada. En lo que a la siembra de granos básicos respecta, los hogares se preparan para iniciar la siembra de primera que para esta región consiste principalmente en maíz blanco. 

    Desnutrición aguda: Según el último reporte del Ministerio de Salud, la desnutrición aguda sigue el comportamiento habitual para la temporada; sin embargo, se muestra desde ya una tendencia hacia un leve aumento de casos, como sucede durante la temporada de escasez de alimentos.

    Asistencia alimentaria: Actualmente, se conoce que el Gobierno estará llevando a cabo el Programa GETCo “Generación de empleo temporal comunitario.” De manera preliminar, contempla como beneficiarios a algunos hogares de la región de oriente (Chiquimula, Jutiapa, Jalapa), aunque al momento no se tiene conocimiento de las ubicaciones específicas, ni la fecha de inicio. Se espera que los hogares cuyos ingresos dependen del corte de café de la cosecha 2013-2014 y que se verán afectados por la reducción de rendimiento debido a la roya, cuenten con un subsidio total de Q2,400.00 por trabajo en obras comunitarias.

    Supuestos

    Además de los descritos en la sección del panorama nacional, se tomaron en consideración para la elaboración de la proyección para esta área los siguientes supuestos:

    • De acuerdo con la perspectiva climática para mayo a julio de 2013, elaborada por INSIVUMEH, se espera que para la región se den dos escenarios probables de lluvia: condiciones normales (en la región sur de los departamentos de Zacapa, Chiquimula y Jalapa; así como el departamento de Jutiapa) y por arriba de lo normal (el departamento de El Progreso). El establecimiento de la temporada lluviosa se dará en la segunda semana de mayo. Sin embargo, las condiciones secas prevalecientes podrían provocar retrasos en el inicio normal de siembra, afectando las fechas promedio de desarrollo de granos básicos.
    • Según el pronóstico canicular de INSIVUMEH, se espera que la misma ocurra entre el 10 y 20 de julio, por lo que previo a su ocurrencia debe monitorearse la fase fenológica de los cultivos para mitigar impactos negativos en aquellos cultivos que se encuentren en las fases finales de desarrollo y sus posibles efectos en la cosecha de primera.
    • Precios de los granos básicos mantendrán la tendencia normal esperada, con un aumento a partir de mayo, según la disponibilidad de granos vaya decreciendo en los mercados.
    • Este escenario se realiza asumiendo que el Programa GETCo estará entregando los subsidios entre los meses de mayo a agosto.
    Resultados de seguridad alimentaria más probables

    Con la intensificación de estrategias de sus medios de vida, los hogares más pobres de esta zona podrán llenar sus requerimientos alimentarios durante este período. Debido a que los hogares pobres y extremadamente pobres agotarán sus reservas de granos antes que la mayoría de los hogares de la región, se espera que recurran tempranamente a la compra de alimentos para llenar sus necesidades alimentarias. Las reservas de frijol concluirán alrededor de mayo y las de maíz en julio, de acuerdo a información de FAO. Sin embargo, las pérdidas agrícolas del ciclo de primera de 2012 y un menor ingreso proveniente del jornal en el corte del café, o de la venta de este, ocasionarán un déficit en sus ingresos habituales dificultándoles aún más superar la época de escasez de alimentos. Esta época terminará con la salida de la cosecha de primera del 2013 en el mes de septiembre.

    Hacia el final del período de análisis, los hogares más pobres de la región tendrán una dependencia total de la compra de alimentos (junio a septiembre), coincidiendo con la temporada de incremento de precios. Sin embargo, se espera que logren suplir sus necesidades alimentarias empleando las estrategias habituales de respuesta. Los hogares con disponibilidad de animales de traspatio u otros activos, incrementarán la venta de los mismos o recurrirán a otras fuentes de trabajo a nivel local, hacia otros departamentos o a la ciudad capital, laborando en construcción, seguridad, y agricultura, entre otros.

    Se espera que la focalización y priorización de los lugares de intervención de los subsidios gubernamentales sean adecuadas y oportunas, de manera que cumplan con el objetivo de protección social. De esta manera, en términos generales se considera que el área se mantendrá en una escala de clasificación de la inseguridad alimentaria Mínima (Fase 1, CIF).

    Este análisis es válido para las zonas de medios de vida 8 y 9, que igualmente pertenecen al corredor seco.


    Events that Might Change the Outlook

    Área

    Evento

    Impacto en los resultados de seguridad alimentaria

    Todo el país

    Evento ciclónico tropical

    Dado que no se descarta la formación de al menos uno o dos ciclones en el área de influencia de Centroamérica en esta primera parte de estación lluviosa, el escenario previsto para el país variaría en caso de un impacto directo o indirecto. Los efectos dependerán de la magnitud y locación del evento.

    Baja y Alta Verapaz, Jalapa, Huehuetenango, Chiquimula, Jutiapa, Quiché, San Marcos y Zacapa

    Fallas en la implementación del programa de Generación de Empleo Temporal Comunitario (GETCo)

    De no implementarse el programa gubernamental GETCo, la situación podría deteriorarse seriamente, sobre todo en las áreas afectadas previamente por la canícula de 2012.

    Oriente

    Humedad del suelo por debajo de las necesidades de los cultivos durante períodos críticos de crecimiento de los cultivos de maíz y frijol.

    El déficit de humedad podría reducir el rendimiento o generar daños irreversibles que afecten la primera cosecha del año y por ende, la disponibilidad de granos básicos especialmente de los hogares que producen para autoconsumo.

    Para proyectar los resultados de seguridad alimentaria en un período de seis meses, FEWS NET desarrolla una serie de supuestos sobre eventos probables, sus efectos, y las posibles respuestas de varios actores. FEWS NET analiza estos supuestos en el contexto de las condiciones actuales y los medios de vida locales para desarrollar escenarios estimando los productos de seguridad alimentaria. Típicamente, FEWS NET reporta el escenario más probable. Para conocer más, haga clic aqui.

    Get the latest food security updates in your inbox Sign up for emails

    The information provided on this Website is not official U.S. Government information and does not represent the views or positions of the U.S. Agency for International Development or the U.S. Government.

    Jump back to top