Skip to main content

Resultados de Crisis (Fase 3, CIF) persistirán a pesar de mejoras estacionales

  • Análisis Integrado de Seguridad Alimentaria
  • Guatemala
  • Junio 2024 - Enero 2025
Resultados de Crisis (Fase 3, CIF) persistirán a pesar de mejoras estacionales

Descarga el Informe

  • Mensajes Clave
  • Resumen ejecutivo
  • Contexto de seguridad alimentaria
  • Condiciones actuales de seguridad alimentaria para junio, 2024
  • Análisis de fuentes clave de alimentos e ingresos
  • Asistencia alimentaria humanitaria
  • Resultados actuales de inseguridad alimentaria aguda para junio 2024
  • Supuestos clave sobre las condiciones atípicas de seguridad alimentaria hasta febrero 2025
  • Resultados proyectados de inseguridad alimentaria aguda hasta febrero 2025
  • Eventos que pueden cambiar los resultados proyectados de inseguridad alimentaria aguda
  • Mensajes Clave
    • El resultado más alto a nivel de área en Guatemala será de Crisis (Fase 3, CIF) de junio a septiembre 2024. La irregularidad de las precipitaciones y las altas temperaturas dañaron los cultivos de granos básicos de al menos tres ciclos pasados, lo cual afectará la disponibilidad de alimentos y fuentes de ingresos por demanda de mano de obra de los hogares rurales pobres. Se estima que la población en necesidad sea entre 2.0 y 2.5 millones de personas para este periodo que coincide con la temporada de escasez.
    • Algunas áreas mejorarán a inseguridad alimentaria Acentuada (Fase 2, CIF) entre octubre 2024 y febrero 2025. El periodo de cosecha de cultivos comerciales mejorará los ingresos de los hogares que migran a las zonas de producción para emplearse. Además, algunos hogares se beneficiarán de cosechas de maíz y frijol que, aun por debajo de lo normal, evitaría la dependencia en el mercado por unos meses. 
    • Los resultados de Crisis (Fase 3, CIF) persistirán en algunas áreas entre octubre 2024 y febrero 2025. Los hogares que no contarán con reservas de granos básicos de su propia producción continuarán destinando una gran porción de sus ingresos a la compra de alimentos y no lograrán experimentar mejorías en el consumo. Un estimado de 1.5 y 2 millones de personas continuarán en necesidad.
    • Las áreas de mayor preocupación son el Corredor Seco, Alta Verapaz y Altiplano donde los consecutivos impactos climáticos han reducido la resiliencia de los hogares pobres quienes estarán expuestos a impactos que generarían exceso de lluvias y humedad lo cual continuaría afectando sus medios de vida. 

    Resumen ejecutivo

    Reducidas cosechas de granos básicos prolongarán la compra en el mercado

    Los hogares del Corredor Seco, Alta Verapaz y Altiplano experimentarán resultados de Crisis (Fase 3, CIF) desde junio hasta septiembre a causa de la prolongada dependencia de la compra de alimentos, tras las pérdidas de cosechas de las temporadas pasadas y la reducción de jornales contratados a nivel local por actividades agrícolas típicas de este período afectadas por la sequedad anormal prolongada. La reducción de lluvias y las altas temperaturas provocaron una sequedad prolongada que retrasó las siembras de Primera 2024, causando resiembras y menores áreas de cultivo. El consiguiente atraso en las cosechas prolongará la dependencia en el mercado.  Debido a una reducción de ingresos por demanda de mano de obra a nivel local para trabajos estacionales relacionados al cultivo de granos básicos, así como la continuidad de los altos precios de los alimentos y del transporte, la capacidad de compra de los hogares estará por debajo de lo normal. Para cubrir su alimentación básica, estos hogares ajustarán la cantidad de los alimentos consumidos y recurrirán al uso de estrategias que afectan sus medios de vida. 

    Figura 1. Índice Normalizado de la Salud de la Vegetación (NDVI), 21 hasta el 30 de junio 2024
    Figura 1. Índice Normalizado de la Salud de la Vegetación (NDVI), 21 hasta el 30 de junio 2024

    Fuente: NOAA

    Los hogares deberán migrar por más tiempo y otros miembros del hogar migrarán en búsqueda de jornales agrícolas, además recurrirán a otro tipo de estrategias como la venta de activos productivos y el ajuste a la calidad y cantidad de los alimentos consumidos, para cubrir su dieta básica por lo que permanecerán en Crisis (Fase 3, CIF) de octubre hasta febrero. Algunas áreas donde los hogares lograron mejores cosechas de granos básicos podrían experimentar inseguridad alimentaria acentuada (Fase 2, CIF).  A partir de octubre, los ingresos que se generan a nivel local por la contratación de mano obra agrícola para las siembras del Postrera y por la venta de parte de la producción o por jornales para la cosecha de café y cardamomo estará por debajo de lo normal, a causa de la reducción de la producción provocada por la prolongada sequedad anormal que dañó parcial o totalmente estos cultivos. Desde octubre a enero, se llevará a cabo la cosecha de cultivos comerciales en diferentes áreas el país y los hogares migrarán a las producciones comerciales para emplearse durante un periodo de dos a cuatro meses. El incremento de los ingresos y las reservas de granos básicos, para quienes lograron producir, mejorará el consumo de alimentos que permitirá que gran parte de los hogares mejoren su clasificación a inseguridad alimentaria Acentuada (Fase 2, CIF). Sin embargo, los hogares que no pudieron cosechar granos básicos continuarán dependiendo del mercado por un periodo de tiempo más extenso. Estos hogares utilizarán rápidamente los ingresos para comprar alimentos básicos y pagar deudas, y recurrirán al uso de otras estrategias de Crisis (Fase 3, CIF) para cubrir su alimentación básica.  

    La capacidad de compra se reducirá por los altos precios de los alimentos. Si bien la inflación interanual se ha desacelerado, los precios de los alimentos permanecerán superiores al promedio. El Índice de Precios al Consumidor continuará con la tendencia al alza con leves aumentos mensuales impulsados por el incremento a algunos alimentos básicos de uso cotidiano entre los hogares, como las tortillas y vegetales, y el transporte. Los precios del maíz y frijol persistirán entre 10-25 y 25-45 por ciento arriba del promedio de los cinco años, respectivamente, dada la distorsión de las tendencias estacionales por la afectación recurrente de fenómenos climáticos desde el año comercial 2019/20. Los hogares deberán dedicar una mayor proporción de sus ingresos para adquirir alimentos y pagar por transporte o combustibles. La capacidad de compra será aún más restringida para los hogares del Corredor Seco, Alta Verapaz y Altiplano que han dependido por mayor tiempo del mercado.

    El pronóstico de una temporada de huracanes más activa que el promedio provocaría lluvias irregulares y por arriba del promedio hasta enero 2025. Estas condiciones aumentarán el riesgo de inundaciones repentinas, desbordamientos de ríos y deslaves de tierras, especialmente en zonas aledañas a ríos. El aumento de humedad podría causar la proliferación de plagas y enfermedad que afectarían los cultivos, especialmente el frijol. Estas afectaciones disminuirían en los rendimientos de granos básicos, causando menor disponibilidad a nivel local, acaparamiento y especulación, que provocaría el aumento adicional de los precios. 

    Conozca más

    El análisis de este informe incorpora información disponible al junio 01, 2024. Siga estos enlaces para obtener información adicional:


    Contexto de seguridad alimentaria

    La agricultura es un pilar fundamental de la economía nacional y de la economía de los hogares rurales en Guatemala.    Las actividades agrícolas se rigen por los patrones climáticos, principalmente, por la existencia de dos temporadas de lluvia, divididas por un período canicular. Estas lluvias marcan el inicio de las siembras y son esenciales para el desarrollo de los cultivos. El exceso o déficit de lluvias impacta de forma negativa los cultivos, causa atrasos en los tiempos de siembra y de cosecha y propicia la proliferación de plagas y enfermedades. Los pequeños agricultores, que practican la agricultura de secano, cultivan principalmente maíz y frijol para su propio consumo. El ciclo Primera se destina principalmente al cultivo del maíz y el ciclo Postrera al cultivo del frijol. En la región del Altiplano, se realiza un solo ciclo anual de siembra de granos básicos y, en la región norte, el segundo ciclo ocurre un poco más tarde (Postrera Tardía). 

    La temporada de huracanes típicamente inicia en junio y termina en noviembre, aunque en los últimos años se ha extendido hasta diciembre. Las precipitaciones excesivas, acompañadas de vientos y actividad eléctrica, provocan inundaciones, desbordamientos de ríos, deslizamientos de tierra y daños a los cultivos y a las infraestructuras. Una de las temporadas más intensas se registró a finales del 2020, cuando dos huracanes consecutivos, Eta e Iota, infligieron grandes daños a la población, infraestructura, agricultura y vivienda, causando el desplazamiento de cientos de miles de personas, principalmente en las zonas del Norte y Noreste del país. En Alta Verapaz, en el área cercana al río Polochic, persisten los daños en los suelos, debido a la cantidad de arena y sedimentos que cubrió la tierra fértil. 

    La alta temporada de generación de ingresos en el área rural está estrechamente ligada a los ciclos estacionales de producción. A nivel local, las actividades ligadas a la producción de granos básicos, café y cardamomo, son fuente de ingresos para jornaleros que se emplean a nivel local y pequeños productores que venden parte o la totalidad de sus cosechas. De octubre a febrero/marzo, la cosecha de cultivos comerciales, como la caña de azúcar y el café, aumenta significativamente la demanda de mano de obra para los hogares rurales pobres que migran para emplearse. La oferta de empleo temporal en el extranjero también experimenta picos durante estos períodos: a México o a Honduras en plantaciones de café y frutas, entre otros. La sequedad, las heladas, o las lluvias excesivas y/o irregulares pueden perjudicar estas fuentes de ingresos, principalmente para los pequeños productores a nivel local en cuanto a la venta de los productos y la demanda de mano de obra. En los últimos años, las variaciones climáticas han afectado la producción de café de los pequeños agricultores y los bajos precios de venta han limitado la comercialización del cardamomo. 

    La migración permanente a Estados Unidos ha incrementado en los últimos años, especialmente a partir de la pandemia. Las remesas enviadas durante todo el año por los migrantes, y en mayor medida a fin de año, estimulan la economía local al permitir la compra de productos dentro de la comunidad y la contratación de mano de obra agrícola y para la construcción; convirtiéndose en una fuente de ingresos crucial para muchos hogares

    El agotamiento de las reservas de granos básicos de producción propia, la reducción de las oportunidades de generación de ingresos y el aumento estacional de los precios de los alimentos marcan la temporada de escasez en el área rural. Los meses de junio a agosto marcan el punto álgido de dicho periodo, cuando los precios de los granos básicos tienden a subir a medida que disminuyen las cosechas nacionales. Desde hace unos años, debido a los altos costos de producción y a los impactos climáticos, la producción nacional de frijol negro se ha reducido.  

    Evolución general de la inflación desde la pandemia. El nivel general de precios ha experimentado variaciones significativas desde 2020, debido a múltiples factores como interrupciones en las cadenas de suministro por razones sanitarias y logísticas, limitaciones al transporte de carga y pasajeros, la volatilidad en el precio de cereales y petróleo a nivel internacional y el alza en las tasas de interés. A mediados del 2020 se registraron alzas importantes de la inflación, a causa de la emergencia sanitaria. A partir del 2021, el incremento de la inflación se agudizó debido al rápido aumento del precio internacional de fertilizantes y combustibles, lo cual presionó los precios locales hasta que la inflación alcanzó el punto más alto en febrero del 2023. A partir de allí, la inflación interanual se ha desacelerado pero los precios de los alimentos continúan superiores al promedio.

    Figura 2:Calendario estacional para un año típico
    Calendario estacional para un año típico

    Fuente: FEWS NET


    Condiciones actuales de seguridad alimentaria para junio, 2024

    La alerta temprana de los resultados de la inseguridad alimentaria aguda requiere pronosticar los resultados futuros con meses de anticipación para brindar a los tomadores de decisiones el tiempo suficiente para presupuestar, planificar y responder a las crisis humanitarias esperadas. Sin embargo, debido a los factores complejos y variables que influyen en la inseguridad alimentaria aguda, es imposible hacer predicciones definitivas. El desarrollo de escenarios es la metodología que permite a FEWS NET satisfacer las necesidades de los tomadores de decisiones mediante el desarrollo de un escenario "más probable" del futuro. El punto de partida para el desarrollo de escenarios es un análisis sólido de las condiciones actuales de seguridad alimentaria, que es el tema central de esta sección. 

    Los principios rectores clave para el proceso de desarrollo de escenarios de FEWS NET incluyen la aplicación del marco de Reducción del Riesgo de Desastres y una lente basada en los medios de vida para evaluar los resultados de la inseguridad alimentaria aguda. El riesgo de que un hogar sufra inseguridad alimentaria aguda es función no sólo de las amenazas (como una sequía), sino también de la vulnerabilidad del hogar a esas amenazas (por ejemplo, el nivel de dependencia del hogar de la producción de cultivos de secano para obtener alimentos e ingresos) y su capacidad de afrontamiento (que considera tanto la capacidad de los hogares para hacer frente a una amenaza determinada como el uso de estrategias de afrontamiento negativas que perjudican la capacidad de afrontamiento futura). Para evaluar estos factores, FEWS NET basa este análisis en una sólida comprensión fundamental de los medios de vida locales, que son los medios por los cuales un hogar satisface sus necesidades básicas. El proceso de desarrollo de escenarios de FEWS NET también tiene en cuenta el Marco de Medios de Vida Sostenibles; las Cuatro Dimensiones de la Seguridad Alimentaria; y el Marco Conceptual de Nutrición de UNICEF, y está estrechamente alineado con el marco analítico de la Clasificación Integrada de Fases de la Seguridad Alimentaria (CIF).

    Amenazas clave en junio 2024

    Sequedad anormal prolongada: Por lo general, en los primeros meses del año, y hasta el establecimiento de las lluvias entre abril y mayo, se suelen presentar lluvias ligeras que mantienen la humedad en el suelo. Sin embargo, las lluvias acumuladas por abajo del promedio persistieron desde enero 2024. La reducción de lluvias se intensificó y extendió por todo el país mes a mes, hasta registrar, para el período del 06 de mayo al 05 de junio, déficits mayores al 50 por ciento en las zonas del norte y noreste, y menores al 50 por ciento en el resto del país. Aunado a esto, las altas temperaturas, persistentes durante el año, alcanzaron hasta los cinco grados Celsius por arriba del promedio en zonas del norte, oriente y sur del país. Esta situación ha agravado la pérdida de humedad en el suelo, afectando los cultivos y propiciando la proliferación de incendios forestales, causando un deterioro importante a las condiciones de la vegetación.  

    Figura 3. Anomalía porcentual de humedad del suelo, mayo 2024
    Figura 3. Anomalía porcentual de humedad del suelo, mayo 2024

    Fuente: USGS


    Análisis de fuentes clave de alimentos e ingresos

    Producción de cultivos:  La irregularidad de las lluvias y las altas temperaturas desde mediados del 2023 causaron el atraso de las siembras de los cultivos de granos básicos de Postrera y Postrera Tardía de la temporada 2023-2024. Debido a este atraso, los cultivos se encontraban en las últimas etapas de desarrollo cuando las lluvias mermaron a inicios de año, lo que causó menores rendimientos y reservas por debajo de lo usual.

    En 2024, la extensión del período seco y el retardo en el establecimiento de las lluvias esperadas en abril y mayo impidió las siembras de granos básicos de Primera 2024 en los tiempos usuales. Este retraso ha significado la pérdida de semilla, la elevación de los costos de producción, la decisión de no sembrar o hacerlo en una menor área, la prolongación de este primer periodo agrícola que se traslaparía con el de Postrera. Esta situación perjudicaría los rendimientos finales y la disponibilidad de granos propios para el consumo de los hogares. La cantidad de días de retraso para la siembra varió según la zona geográfica del país.

    • En las áreas de mayor altitud del Altiplano las siembras se realizaron cerca de los tiempos usuales, sin embargo, en las áreas más bajas las siembras se hicieron más tarde de lo usual debido al retraso en el establecimiento de las lluvias. En general, a inicios de junio reportan crecimiento normal.
    • En el Sur del país las siembras se realizaron con aproximadamente 15 días de retraso con la llegada de lluvias más regulares. Para inicios de junio se encuentran en las primeras etapas de crecimiento. 
    • El período seco se prolongó por más tiempo en el Corredor Seco y norte el país, donde además las condiciones de sequedad contribuyeron a la propagación de incendios causados por diferentes motivos, dentro de los cuales la práctica de rozas para realizar la limpieza de los terrenos antes de las siembras. Las lluvias se establecieron hasta mediados de junio, con un atraso de 30 días. Para entonces, muchos agricultores que habían intentado sembrar en la fecha tradicional, perdieron las semillas. Debido al corrimiento de las fechas de siembra, las últimas etapas de desarrollo de los cultivos coincidirían con el pico de lluvias estacionales del segundo periodo lluvioso, lo que afectaría a las plantas por exceso de lluvias, vientos y humedad. Por dicha razón, mientras algunos agricultores esperan el establecimiento de las lluvias para sembrar, resembrar o sembrar una menor área, otros han decidido ya no sembrar para evitar la pérdida de su semilla y la inversión. 
    • En cuanto a los cultivos comerciales, el café ha sido afectado en diversas regiones por el largo período de sequedad y altas temperaturas que causó la floración errática y la caída de grano. Asimismo, en la región Norte, las plantas de cardamomo sufrieron por el extenso periodo de calor y falta de lluvias. Esta afectación perjudica a los pequeños productores a nivel local que venden su producto y a los jornaleros que venden su mano de obra a nivel local para el mantenimiento de las plantaciones y la cosecha.
    Figura 4. Lluvia acumulada a la fecha contra el promedio y años previos
    Figura 4.  Lluvia acumulada a la fecha contra el promedio y años previos

    Fuente: USGS

    Fuentes de ingresos agrícolas: Junio es el inicio del pico de la época de escasez y los hogares pobres cuentan con opciones limitadas para generar ingresos. Durante esta época, las actividades relacionadas con la siembra de granos básicos permiten obtener algunos jornales a nivel local. Sin embargo, los ingresos provenientes de esta fuente de empleo son menores a lo normal, debido a las irregularidades climáticas que han afectado tiempos de siembra y reducido áreas productivas. 

    Abastecimiento de granos básicos en el mercado: Los mercados se encuentran abastecido con maíz y frijol nacional almacenado proveniente de las ultimas cosechas y de importaciones. Las importaciones usuales han suplido al mercado, pero los precios altos se han mantenido. Con el fin de mantener el abastecimiento y equilibrar los precios, el gobierno autorizó la importación libre de aranceles de maíz blanco, maíz amarillo, frijol negro y arroz.

    Figura 5. Importaciones y precio promedio de maíz blanco, 2019-2023
    Figura 6. Importaciones y precio promedio de maíz blanco, 2019-2023

    Fuente: FEWS NET con información de SIECA/SIMMAGRO y MAGA

    Figura 6. Importaciones y precio promedio de frijol negro, 2019-2023
    Figura 7.  Importaciones y precio promedio de frijol negro, 2019-2023

    Fuente: FEWS NET con información de SIECA/SIMMAGRO y MAGA

    Capacidad de compra de los hogares y precios de alimentos. El Índice de Precios al Consumidor aumentó de 3.65 puntos porcentuales en mayo 2024 comparado con mayo 2023. Los alimentos – particularmente diversos vegetales, tortillas y pago por consumo de agua – son los que registran el mayor incremento y lo que influyó en gran medida al incremento de la inflación general. Dada la sequedad anormal prolongada que ha provocado la reducción de caudales de ríos y otras fuentes de agua, existe una mayor demanda por el agua para uso cotidiano del hogar. La menor producción local de granos básicos, el flujo de las cosechas escalonadas y el alto costo de los fertilizantes y del transporte de carga han mantenido los altos precios del maíz blanco y el frijol negro, que registran un aumento del 21 y 46 por ciento, respectivamente, comparado con el promedio de los cinco años. Los hogares rurales tienen una capacidad de compra reducida debido a menores ingresos por contratación de mano de obra agrícola local durante la temporada de siembra de granos básicos y el rápido uso de los ingresos y de los ahorros generados en la pasada temporada de demanda de mano de obra en los cultivos comerciales. Sin embargo, la capacidad de compra es aún más restringida para los hogares del Corredor Seco, Alta Verapaz y Altiplano que han dependido por mayor tiempo del mercado para su alimentación. 

    Figura 7. Índice de Precios al Consumidor, enero 2023 hasta mayo 2024
    Figura 5. Índice de Precios al Consumidor, enero 2023 hasta mayo 2024

    Fuente: FEWS NET

    Producción especies animales menores. Los hogares rurales pobres usualmente mantienen aves de patio tanto para consumo propio como para ventas esporádicas en la localidad. En diversas regiones del país, pero sobre todo en el Corredor Seco y el Norte, los hogares han reportado un incremento en enfermedades y muerte debido al calor anormal.  En estas mismas áreas, el precio del pasto ha incrementado los costos de mantenimiento del ganado vacuno, ya que por las pobres condiciones climáticas a nivel local el pasto se secó y deben transportarlo de otras áreas del país u optar por otros tipos de alimentos más caros. 


    Asistencia alimentaria humanitaria

    La asistencia alimentaria humanitaria, definida como asistencia alimentaria de emergencia (en especie, en efectivo o con bonos), puede desempeñar un papel clave en la mitigación de la gravedad de los resultados de la inseguridad alimentaria aguda. Los analistas de FEWS NET siempre incorporan la información disponible sobre asistencia alimentaria, sujeto al hecho de que la información sobre asistencia alimentaria es muy variable según las geografías y a lo largo del tiempo. De acuerdo con los protocolos de la CIF, FEWS NET utiliza la mejor información disponible para evaluar dónde la asistencia alimentaria es “significativa” (definida por al menos el 25 por ciento de los hogares en un área determinada que reciben al menos el 25 por ciento de sus necesidades calóricas a través de asistencia alimentaria); véase el anexo del informe. Además, FEWS NET realiza un análisis más profundo de los probables impactos de la asistencia alimentaria en la gravedad de los resultados, como se detalla en la guía de FEWS NET sobre La integración de la asistencia alimentaria humanitaria en el desarrollo de escenarios. Otros tipos de asistencia (por ejemplo, asistencia nutricional o de medios de vida; programas de redes de seguridad social) se incorporan en otras partes del análisis más amplio de FEWS NET, según corresponda.

    Existen proyectos de diferentes organizaciones internacionales que contemplan la entrega de asistencia alimentaria humanitaria en diferentes municipios de Guatemala. Sin embargo, esta asistencia es focalizada y ni su cobertura en términos de población, ni en el contenido calórico es suficiente para cambiar la clasificación de seguridad alimentaria al nivel del área.


    Resultados actuales de inseguridad alimentaria aguda para junio 2024

    A partir del análisis de las condiciones de seguridad alimentaria, FEWS NET evalúa en qué medida los hogares probablemente puedan satisfacer sus necesidades calóricas mínimas. Este análisis converge evidencia de las condiciones de seguridad alimentaria con evidencia directa disponible sobre el consumo de alimentos a nivel de los hogares y el cambio en los medios de vida; FEWS NET también considera la evidencia disponible a nivel de área sobre el estado nutricional y la mortalidad, centrándose en evaluar si reflejan los impactos fisiológicos de la inseguridad alimentaria aguda en lugar de otros factores no alimentarios. En última instancia, FEWS NET utiliza la escala de Clasificación Integrada de Fases de Seguridad Alimentaria (CIF) de cinco fases reconocida mundialmente para clasificar los resultados actuales de inseguridad alimentaria aguda. Además, FEWS NET aplica el símbolo de “!”para designar áreas donde la Fase de CIF cartografiada probablemente sería al menos una Fase de CIF peor sin los efectos de la asistencia alimentaria humanitaria en curso.

    Corredor Seco: Los hogares pobres del Corredor Seco han sufrido de pérdidas de cultivos de granos básicos y rendimientos por debajo del promedio por dos años consecutivos. La producción de granos básicos durante el ciclo pasado fue menor a lo usual, por lo que iniciaron el año con reservas mínimas o sin reservas y dependiendo del mercado para satisfacer las necesidades alimentarias. Los hogares dedican una mayor porción de sus ingresos a cubrir sus necesidades alimenticias restringiendo la capacidad de compra del hogar. Este año, el atraso del establecimiento de las lluvias limitó las opciones de generación de ingresos que tienen los hogares pobres para estos meses en actividades de preparación y siembra de granos básicos. Para cubrir su alimentación, estos hogares están ajustando la calidad y cantidad de los alimentos en su dieta diaria, consumiendo alimentos menos preferidos y reduciendo el consumo de alimentos ricos en proteína, tal como la carne de res y el pollo que son ya muy caros. Además, para asegurar el consumo la dieta mínima, recurren a otras estrategias de afrontamiento tales como la migración de otros miembros del hogar y la venta de activos productivos. Por tal razón, estos hogares han iniciado antes de lo usual la temporada de escasez y se clasifican en Crisis (Fase 3, CIF). 

    Alta Verapaz: Tras el impacto de los Huracanes Eta e Iota a finales del 2020 y de la Tormenta Julia en 2022, este año este Departamento ha experimentado una sequedad anormal prolongada.  Además del cultivo de granos básicos que es el cultivo generalizado tanto para consumo como para venta, se producen otros cultivos, tales como el cardamomo, café, pimienta gorda, chile, frutas, que contribuyen a generar ingresos ya sea por la venta de parte de la cosecha o porque se empleaban nivel local. Los hogares pobres no cuentan con reservas de granos básicos, lo que los ha empujado a depender de la compra antes de lo usual; además cuentan con ingresos por debajo de lo normal debido a menor demanda de mano de obra local para los trabajos vinculados al cultivo de los granos básicos. Otros productos cultivados por los hogares dentro de la misma parcela, como frutas o hierbas, cardamomo, café, cacao que los hogares suelen venderse en pequeñas cantidades, fueron afectados este año por la falta de lluvias y el calor, por lo que los hogares tampoco contaron con esos recursos. Debido a la falta de precipitaciones los ríos, pozos, y nacimientos que los abastecía de agua se secaron, por lo que el acceso es limitado y su precio es alto, lo cual restringe aún más su capacidad de compra. Para cubrir su alimentación, los hogares recurren a la migración atípica de más miembros de la familia y a la venta de activos para cubrir su alimentación cuyo costo es cada vez más elevado; además realizan ajustes a la calidad y la cantidad de los alimentos que consumen, limitándose a una dieta básica poco diversa y baja en proteínas, por lo que experimentan resultados de Crisis (Fase 3, CIF).

    Altiplano. El atraso en el establecimiento y la subsiguiente distribución errática de las lluvias causaron daños al único ciclo productivo de granos básicos del 2023, por lo que los hogares han debido depender de la compra antes de lo normal. En esta zona los hogares pobres producen maíz y frijol para su consumo. Usualmente las cosechas pueden alcanzar para dos o tres meses, dependiendo de la cantidad de la cantidad de miembros en el hogar. Sin embargo, debido a los menores rendimientos obtenidos en la cosecha pasada, los hogares han comenzado a comprar granos básicos en los primeros meses del año. Los ingresos percibidos durante la pasada temporada de cosechas de cultivos comerciales, particularmente en las plantaciones de café fuera de su área de residencia, fueron utilizados para el pago de deudas y compra inmediata de alimentos básicos. Sin ahorros y recurriendo al crédito para la compra de sus alimentos, estos hogares han debido realizar ajustes a la cantidad de alimentos en su dieta y a la migración de más miembros del hogar y a lugares más lejanos para encontrar empleo para lograr cubrir la dieta familiar en plena temporada de escasez, por lo que experimentan resultados de Crisis (Fase 3, CIF). Mientras que en las zonas fronterizas con México y en zonas turísticas, donde la economía local está dinamizada por el comercio y servicios, los hogares cuentan con mejores opciones para generar ingresos, pero siempre enfrentan los altos precios de los alimentos que presionan la calidad de su alimentación, por lo que estas zonas experimentan inseguridad alimentaria acentuada (Fase 2, CIF). A este grupo se le unen los pequeños productores de café quienes han visto su medio de vida impactado pues desde hace unos años han sido afectados por los altos costos de producción y los bajos precios de venta, que los han obligado a recurrir a estrategias de afrontamiento para proteger sus activos y garantizar su alimentación.

    La mayor parte del resto del país experimenta inseguridad alimentaria Acentuada (Fase 2, CIF) impulsada particularmente por el alto costo de los alimentos y del transporte. A partir el 2020, a raíz de las restricciones impuestas para detener el contagio del COVID-19, luego por el aumento de los precios de los fertilizantes y de los combustibles, los precios de los alimentos, y del transporte aumentaron, y desde entonces no han logrado llegar a los niveles prepandemia. Si bien existe una recuperación económica a nivel nacional, la presión del costo de la canasta básica ha provocado una recurrencia al uso de ahorros, a los créditos y préstamos, y a los ajustes a la dieta cotidiana.  


    Supuestos clave sobre las condiciones atípicas de seguridad alimentaria hasta febrero 2025

    El siguiente paso en el proceso de desarrollo de escenarios de FEWS NET es desarrollar supuestos acerca de los factores que afectan las condiciones de seguridad alimentaria. Esto incluye amenazas y anomalías en las condiciones de seguridad alimentaria que afectarán la evolución de los alimentos y los ingresos de los hogares durante el período de proyección, así como los factores que pueden afectan el estado nutricional. FEWS NET también desarrolla supuestos sobre factores que se espera que se comporten normalmente. En conjunto, estos supuestos sustentan el escenario “más probable”. La secuencia de formulación de suposiciones es importante; los supuestos primarios (por ejemplo, expectativas relacionadas con el clima) deben desarrollarse antes que los secundarios (por ejemplo, expectativas relacionadas con la producción agrícola o ganadera). Supuestos clave que sustentan este análisis y las fuentes clave de evidencia utilizadas para desarrollar los supuestos se enumeran a continuación.

    Supuestos nacionales 

    • Con la transición al Fenómeno de la Niña y una temporada de huracanes más activa que el promedio, se esperan lluvias por arriba del promedio hasta enero 2025, con una distribución irregular en tiempo y espacio, así como una canícula más húmeda de lo normal, lo que aumenta el riesgo de inundaciones repentinas, desbordamientos de ríos y deslaves de tierras. 
    • Condiciones más húmedas combinadas con la persistencia de altas temperaturas propiciaría el aumento de aparecimiento de plagas y enfermedades. 
    • Se esperan que las cosechas del ciclo de Primera se retrasen debido al tardío establecimiento de la primera temporada de lluvias (entre 2 semanas y 1 mes de retraso dependiendo de la región) y que las siembras de Postrera sufran también un atraso.
    • La producción local y nacional de maíz estaría levemente por debajo del promedio, similar al 2023. La producción local y nacional de frijol estaría por debajo del promedio, debido a menores áreas de siembra registradas en años precedentes y aún más este año a causa del corrimiento del calendario productivo, así como a la alta sensibilidad a la humedad y las enfermedades fungosas que provocarían mayores costos de producción. 
    • La demanda de mano de obra local para del cultivo de granos básicos de Primera y Postrera estaría por debajo del promedio, a causa de las afectaciones climáticas que perjudicarían el crecimiento normal de los cultivos y los altos costos de producción.
    • Debido a la irregularidad de las lluvias y altas temperaturas, la producción local de cardamomo, café, pimienta gorda, frutales y otros cultivos estará por debajo del promedio limitando los ingresos por venta de estos productos a los pequeños productores y por jornales a quienes se emplean a nivel local. 
    • Se espera que la producción de nacional de café para el año 2024/2025 esté cercana a la producción del periodo 2023/2024, y que la que la producción de azúcar esté en rangos similares a la cosecha del año anterior. 
    • De acuerdo con las proyecciones de precios elaboradas por FEWS NET, se espera que los precios del maíz y el frijol persistan entre 10-25 y 25-45 por ciento arriba del promedio de los cinco años, respectivamente. La distorsión de las tendencias estacionales por la afectación recurrente de fenómenos climáticos desde el año comercial 2019/20 y los altos costos de producción, así como por las posibles interrupciones al transporte de productos por daños ocasionados por el exceso de  lluvias en las vías de comunicación mantendrán los precios altos, similares a los niveles de 2023 debido a la mayor disponibilidad de grano importado y de las cosechas de Primera 2024.

    Asistencia alimentaria humanitaria

    Supuesto nacional

    • Diferentes proyectos de organizaciones no-gubernamentales internacionales tienen planificado la entrega de asistencia alimentaria humanitaria en diferentes municipios de Guatemala. Sin embargo, esta asistencia es focalizada y ni su cobertura en términos de población, ni en el contenido calórico sería suficiente para cambiar la clasificación de seguridad alimentaria al nivel del área.  
    Tabla 1
    Fuentes clave de evidencia que los analistas de FEWS NET incorporaron al desarrollo de los supuestos anteriores
    Fuentes clave de datos:
    Pronósticos de lluvias y temperaturas producidos por NOAA, USGS, Climate Hazards Center de la Universidad de Santa Barbara y NASA.Perspectiva de oferta y abastecimiento de mercados producido por FEWS NET

    Estadísticas Macroeconómicas de BANGUAT. 

    Estadísticas del INE

     

    Encuesta rápida de campo realizada por FEWS NET en Chiquimula en abril 2024 y en Alta Verapaz en junio 2024

     

    Fundamentos del Mercado Laboral Temporal en Guatemala, producido por FEWS NET

    USDA-Coffee Annual report. May, 2024.

    Cengicaña-producción de azúcar

     

    Pronósticos y perspectivas climáticas, boletines meteorológicos del INSIVUMEHBoletines del Sistema de Monitoreo de Cultivos, producido por MAGA.Entrevistas e intercambio de Información con informantes clave tales como técnicos extensionistas locales, socios implementadores de proyectos, líderes comunitarios 

    Resultados proyectados de inseguridad alimentaria aguda hasta febrero 2025

    Utilizando los supuestos clave que sustentan el escenario “más probable”, FEWS NET puede entonces proyectar resultados de inseguridad alimentaria aguda al evaluar la evolución de la capacidad de los hogares para satisfacer sus necesidades calóricas mínimas durante todo el período de proyección. De manera similar al análisis de los resultados actuales de la inseguridad alimentaria aguda, FEWS NET converge las expectativas de la trayectoria probable del consumo de alimentos a nivel de los hogares y el cambio en los medios de vida con el estado nutricional y la mortalidad a nivel de área. FEWS NET clasifica entonces los resultados de la inseguridad alimentaria aguda utilizando la escala CIF. Por último, FEWS NET utiliza el símbolo de “!” para designar cualquier área donde la Fase de CIF cartografiada probablemente sería al menos una Fase de CIF peor sin los efectos de la asistencia alimentaria planificada (y que probablemente será financiada y entregada).

    Corredor Seco: Los hogares del Corredor Seco continuarán dependiendo de la compra de granos básicos a altos precios y experimentarán ingresos reducidos, debido a una menor demanda de mano de obra local en los cultivos de granos básicos y café. Con menos reservas e ingresos, los hogares ajustarán la cantidad de alimentos en su dieta y recurrirán a estrategias de afrontamiento críticas como migraciones temporales atípicas y más miembros del hogar en busca de jornales, además de la venta de activos, clasificándose en Crisis (Fase 3, CIF) hasta septiembre. En septiembre comienza la temporada de cosechas de Primera. Sin embargo, debido a los retrasos y las afectaciones durante la época de siembra de Primera, así como a la irregularidad en la distribución de las lluvias que podría afectar el desarrollo normal de los cultivos, se esperan que las cosechas se den de forma tardía con rendimientos estén por debajo del promedio y hasta nulas para los hogares más pobres. Las siembras de Postrera se verán afectadas por los retrasos y pérdidas del ciclo de Primera, por lo que se espera que la producción esperada para finales de año sea escalonada, con retrasos y por debajo de lo normal. Los hogares no contarán con los usuales volúmenes de granos básicos que aliviarían por unos meses la dependencia en el mercado, por lo que deberán continuar comprando maíz y frijol a precios que se mantendrán por arriba del promedio de los cinco años. A nivel local la contratación para las actividades del cultivo de Postrera se verá limitado. Desde octubre y hasta enero, la cosecha de cultivos comerciales, particularmente el café demandará mano de obra. Los hogares migrarán a las producciones comerciales para emplearse durante un periodo de dos a cuatro meses. Los ingresos generados serán rápidamente utilizados para pagar deudas acumuladas durante los meses pasados, y comprar alimentos básicos, particularmente el maíz. Los hogares deberán migrar por más tiempo, incluir a otros miembros del hogar a la generación de jornales de migración, vender activos y continuar ajustando la calidad y cantidad de los alimentos consumidos para asegurar una dieta básica, por lo que permanecerán en Crisis (Fase 3, CIF). Algunos bolsones de población que lograron mejores cosechas podrían experimentar inseguridad alimentaria acentuada (Fase 2, CIF) por algunos meses al final de la temporada de alta demanda de mano de obra.  

    Alta Verapaz: Las cosechas de granos básicos de Primera y las reservas estarán por debajo del promedio por lo que la compra en el mercado se intensificará en los siguientes meses. Además, los cultivos diversos dentro de la parcela familiar se secaron durante la sequedad anormal prolongada por lo que tanto productores como jornaleros que se emplean a nivel local en la cosecha de cardamomo y/o café no contarán con este ingreso. Los hogares no contarán con las cosechas de granos básicos en los tiempos usuales y los volúmenes producidos estarán por debajo del promedio y serán nulos para quienes no hicieron este ciclo de cultivo. Los hogares prolongarán la compra de alimentos, lo que restringirá aún más el poder de compra de los hogares cuyos gastos se elevaron desde inicios de año por una temprana dependencia del mercado y además por el alto precio pagado por agua durante la pasada sequedad anormal cuando se secaron nacimientos y pozos. Los hogares no contarán con los ingresos usuales por venta de cultivos diversos dentro de las parcelas de los hogares tales como frutales, cardamomo, chile, pimienta gorda, así como por jornales. Para cubrir sus necesidades alimenticias los hogares deberán recurrir a estrategias como el trabajo de más miembros de la familia que no solían salir a trabajar, la migración atípica fuera de sus residencias en tiempos inusuales, el recorte de cantidad de alimentos en su dieta familiar, por lo que se clasificarán en Crisis (Fase 3, CIF) hasta septiembre. En octubre, inician la cosecha de diversos cultivos comerciales fuera de las áreas de residencia lo que permite a los hogares emplearse en plantaciones de palma africana, caña de azúcar, café, melón. Además, las cosechas de Primera, aunque tarde y por debajo del promedio lograrán aliviar por algunos meses la dependencia en la compra para quienes sembraron. Gracias al aumento de jornales de migración, los hogares mejorarán su capacidad de compra por algunos meses, lo cual permitirá incluir más cantidad y diversidad de alimentos en la dieta, por lo que se espera que una gran parte de los hogares se clasifiquen en inseguridad alimentaria Acentuada (Fase 2, CIF). Sin embargo, para los hogares pobres en las áreas del sur del Departamento que llevan diversos ciclos de granos básicos con rendimientos por debajo del promedio e ingresos irregulares y para algunos bolsones de población en el resto del Departamento que no lograron hacer siembras de Primera, el aumento en el empleo temporal agrícola de migración no logrará mejorar considerablemente su alimentación, pues los recursos serán rápidamente utilizados para pagar deudas y adquirir alimentos básicos. Estos hogares seguirán empleando diferentes estrategias como el ajuste a las porciones e intensificación de la migración atípica para asegurar su dieta básica, por lo que continuarán a clasificarse en Crisis (Fase 3, CIF). 

    Altiplano: Los hogares más pobres del Altiplano deberán depender de la compra de granos básicos por un periodo más largo de lo normal debido al atraso de las siembras y los rendimientos por debajo del promedio. La mayoría de los hogares experimentarán una mejora estacional con el aumento de los ingresos durante la temporada de alta demanda de mano de obra agrícola, pero esta se verá parcialmente limitada por el elevado costo de alimentos provocará que los hogares destinen una mayor porción del gasto familiar para la compra.  Debido a un menor ingreso por contratación para todos los trabajos que impliquen el cultivo de granos básicos los hogares deberán recurrir a la migración atípica de más miembros del hogar en tiempo que tradicionalmente se quedan en casa, intensificar la venta de aves y otras especies menores, vender activos productivos además de restringir la cantidad de alimentos en la dieta familiar para cubrir su dieta básica, para garantizar su alimentación básica por lo que experimentarán  Crisis (Fase 3, CIF) hasta septiembre. En octubre, usualmente aumenta la demanda de mano de obra para la cosecha de café, si bien se espera que la demanda esté en rangos promedio en las grandes fincas comerciales fuera de la zona de residencia, a nivel local la demanda estará bajo del promedio. Las cosechas de granos básicos podrían atrasarse de la misma forma que las siembras y verse afectadas por el exceso de lluvias, deslaves y vientos (acame), lo que podría afectar los rendimientos. En general, se espera que las cosechas aún por debajo del promedio logren evitar la compra en el mercado durante los dos últimos meses que cubre esta perspectiva. Los ingresos generados por el trabajo temporal de migración ayudarán a mejorar parcialmente el consumo, mientras dure la cosecha de café y el flujo de ingresos sea constante. Los hogares seguirán enfrentados a los altos precio de los alimentos, pero gracias a las cosechas de granos básicos, que aún por debajo de lo normal permitirá a los hogares autoabastecerse, y al aumento de ingresos por jornales de migración, podrán experimentar inseguridad alimentaria Acentuada (Fase 2, CIF) hasta enero. Persistirán bolsones de población en Crisis (Fase 3, CIF) que intensifiquen la migración de más miembros del hogar continúen haciendo ajustes a la calidad de su alimentación. La mayoría de los pequeños productores de café continuarán con resultados Acentuados (Fase 2, CIF), ya que no verán mejoras sustanciales aún en la temporada más importante de venta de las cosechas, debido a los rendimientos por debajo de lo normal, la alta inversión realizada y los precios de venta que no mejoran ni logran cubrir sus costos.


    Eventos que pueden cambiar los resultados proyectados de inseguridad alimentaria aguda

    Si bien las proyecciones de FEWS NET se consideran el escenario “más probable”, siempre hay un grado de incertidumbre en los supuestos que sustentan el escenario. Esto significa que las condiciones de seguridad alimentaria y sus impactos en la seguridad alimentaria pueden evolucionar de manera diferente a lo proyectado. FEWS NET publica actualizaciones mensuales de sus proyecciones, pero los tomadores de decisiones necesitan información anticipada sobre esta incertidumbre y una explicación de por qué las cosas pueden resultar diferentes a las proyectadas. Como tal, el paso final en el proceso de desarrollo de escenarios de FEWS NET es identificar brevemente eventos clave que darían como resultado un escenario alternativo creíble y cambiarían significativamente los resultados proyectados. FEWS NET sólo considera escenarios que tienen una probabilidad razonable de ocurrir.

    Nacional 

    Evento: Lluvias en rangos promedio y temperaturas promedio

    Probable impacto en los resultados de la inseguridad alimentaria aguda: Un mejor desempeño de las lluvias en rangos promedio y distribución regular beneficiaría el desarrollo de los cultivos de granos básicos y mejoraría los rendimientos de los pequeños productores. La mejora en la disponibilidad evitaría la compra de estos granos básicos en el mercado, permitiendo que los hogares puedan adquirir más alimentos más variados y evitando el uso de estrategias que afecten sus medios de vida, por lo que posiblemente la clasificación en algunas áreas mejoraría a inseguridad alimentaria Acentuada (Fase 2, CIF) en esas áreas.

    Evento: Impacto de una tormenta tropical o huracán 

    Probable impacto en los resultados de la inseguridad alimentaria aguda: Provocaría daños a viviendas, cultivos, vías de acceso, deteriorando los medios de vida de las poblaciones afectadas. La severidad de los daños dependería de la zona afectada y la magnitud del impacto. Podría dañar los cultivos comerciales que son fuente importante de empleo, ocasionaría el desplazamiento de personas a zonas seguras, limitaría el traslado de personas a áreas de trabajo y provocaría el aumento de los precios del transporte y alimentos, causando que más hogares caigan en Crisis (Fase 3, CIF) y en inseguridad alimentaria Acentuada (Fase 2, CIF).

    Cita recomendada: FEWS NET. Guatemala Análisis Integrado de Seguridad Alimentaria Junio 2024 - Enero 2025: Resultados de Crisis (Fase 3, CIF) persistirán a pesar de mejoras estacionales, 2024.

    Get the latest food security updates in your inbox Sign up for emails

    The information provided on this Website is not official U.S. Government information and does not represent the views or positions of the U.S. Agency for International Development or the U.S. Government.

    Jump back to top