Skip to main content

Cosechas promedio mejoran resultados de seguridad alimentaria

  • Actualización de la perspectiva de seguridad alimentaria
  • Guatemala
  • Agosto 2017
Cosechas promedio mejoran resultados de seguridad alimentaria

Descarga el Informe

  • Mensajes Clave
  • Situación actual
  • Supuestos actualizados
  • Perspectiva proyectada hasta enero 2018
  • Mensajes Clave
    • Información de las áreas de producción indica que las cosechas de Primera estarán cerca del promedio histórico o arriba del mismo, por la primera vez desde 2013 en el caso de áreas significativas del corredor seco. Además, las condiciones de los suelos y el pronóstico estacional generan expectativas para una producción de Postrera dentro de los rangos normales. Estas cosechas permitirán que los hogares productores aumenten sus reservas de maíz y frijol, además de influir en la disminución de los precios de frijol y la continuación de bajos precios de maíz en los mercados. 

    • La demanda para mano de obra agrícola se mantendrá cercana al promedio para todos los sectores que requieren gran cantidad de trabajadores, con la excepción del sector cafetalero, que ha visto una disminución en la producción y empleo desde 2012, debido a la infestación de la roya de café y la baja en los precios de venta. Sin embargo, para este sector, se prevé que la demanda se mantenga similar a los niveles registrados el año pasado. Estas fuentes de empleo permitirán una mejora en la generación de ingresos para los hogares más pobres, que dependen altamente del jornal. 

    • La mejoría en las condiciones de generación de ingresos y de la producción de granos básicos, además de precios de granos básicos entre el promedio (frijol) a debajo del mismo (maíz) permitirán que los hogares que hasta ahora habían enfrentado Crisis (Fase 3, CIF) mejoran a Estrés (Fase 2, CIF), a partir de septiembre y al menos hasta finales del período de análisis en enero 2018. Estos hogares aún requieren de varios ciclos agrícolas con resultados positivos y temporadas con una fuerte generación de ingresos para recuperar su resiliencia a los niveles mostrados cinco años atrás. Además, existe un riesgo estacionalmente normal de un evento ciclónico tropical hasta noviembre/diciembre, lo cual podría alterar el escenario.


    Situación actual
    • La cosecha de Primera ha iniciado en prácticamente todo el país, con excepción del altiplano occidental, donde esta saldrá hasta noviembre/diciembre. En las áreas excedentarias de la costa sur, la Franja Transversal del Norte, y Petén, la producción se prevé promedio a arriba del mismo, dado que las precipitaciones durante la temporada fueron más regulares que en los últimos años, la canícula no fue tan extensa en duración, y la humedad relativa se mantuvo suficiente para los cultivos. La producción de subsistencia reporta algunos daños focalizados por plagas, enfermedades, y algunos eventos de granizo e inundaciones, pero en general, reporta una mejoría considerable respecto a los últimos cuatro años, con expectativas de cosechas cerca del promedio. Lo anterior permitirá a los hogares llenar sus reservas de alimentos para los siguientes meses.
    • En julio, el precio al mayorista del maíz blanco en el mercado de La Terminal en la ciudad de Guatemala mostró una estabilidad respecto al mes anterior y una fuerte caída de hasta 28.6 por ciento respecto al año anterior. La estabilidad es atípica para esta época, dado que este mes suele registrarse el pico anual en el precio por la reducción de suministro en el mercado. Sin embargo, dado que se prevé la salida de una cosecha de Primera dentro de los rangos promedio, los comerciantes decidieron liberar al mercado el grano almacenado desde la última cosecha, aumentando el suministro. Adicionalmente, este año no se observan flujos de este producto hacia los países restantes de la región, pues sus cosechas también se prevén favorables.
    • En el caso del frijol, la tendencia de los precios es muy similar a la del maíz, al compararse con el mes anterior. Sin embargo, el frijol muestra un leve incremento de precio al compararse con julio 2016. Estos precios se han mantenido por arriba del promedio de los últimos cinco años desde febrero 2016, y no se prevé que bajen por debajo de ese valor, aunque su incremento ha ido menguando. El alza inicial se debió a la baja en el suministro del mercado, a raíz de pérdidas significativas en la producción de Postrera de 2016. Sin embargo, aunque es menor en cantidad e importancia, la cosecha de Primera de este año se prevé promedio a arriba del mismo, por lo que el mercado reaccionó bajando los precios para salir de los inventarios anteriores. Esta disminución permitiría un mejor acceso al alimento por parte de los hogares más pobres que dependen casi exclusivamente de la compra como fuente de alimentos, lo que permitiría un mayor consumo de proteínas no animales.  
    • La cosecha de café inicia en las partes más bajas a partir de agosto, con su pico en demanda de mano de obra alrededor de diciembre/enero. El comienzo de la cosecha significará un incremento gradual en las fuentes de mano de obra e ingresos por parte de los hogares más pobres. Esto es especialmente importante en los hogares que no tienen producción propia, y dependen totalmente de la compra. Para el sector de la caña de azúcar, aún es temprano para que inicie, mientras que los otros sectores, como frutas y verduras, suelen tener un calendario de producción más estable a lo largo del año.

    Supuestos actualizados

    Los supuestos utilizados por FEWS NET para desarrollar el escenario de seguridad alimentaria más probable para el período de junio 2017 a enero 2018 han sido modificados, de la siguiente manera:

    • Dadas las condiciones climáticas, la producción de Primera será promedio, tanto en las áreas excedentarias como las de subsistencia del corredor seco, incrementando la disponibilidad de reservas tanto en los hogares como en el mercado nacional. 
    • Para la temporada de Postrera, se prevé que los acumulados de lluvia en el período agosto/octubre se encuentren dentro de los rangos normales para la parte oriental del país, con acumulados arriba del promedio hacia el occidente y norte del país. Dado que la producción de frijol de Postrera se da en el área excedentaria del oriente del país, se prevé una cosecha promedio, con daños mínimos por enfermedades y plagas. Esta saldrá en tiempo, en noviembre/diciembre. La cosecha de este grano en el norte se prevé para febrero/marzo, con rendimientos cercanos al promedio.
    • De acuerdo al INSIVUMEH, a pesar de esperarse un mes de octubre lluvioso, la temporada de lluvias estaría finalizando entre el 15 y 25 de ese mes en la meseta central y el oriente del país, dando lugar a la época de frentes fríos. 

    Perspectiva proyectada hasta enero 2018

    Con el inicio de la cosecha de Primera en agosto/septiembre, la disponibilidad de alimentos en los hogares productores mejorará signficativamente, considerando que se prevé tenga rendimientos mayores a los reportados en los últimos cuatro años. El suministro de granos al mercado nacional también se incrementará con producciones promedio a arriba del mismo en las zonas excedentarias del norte y sur del país. Esto tendrá implicaciones en los precios registrados en el mercado, con una disminución de los mismos, favoreciendo especialmente a los hogares que dependen casi en su totalidad de la compra para su alimentación, puesto que permitirá un mayor acceso a los mismos. Desde agosto inician en algunas partes bajas la demanda de mano de obra para el corte de café, pero será hasta septiembre y octubre cuando se movilice la mayor cantidad de trabajadores. Se prevé que esta demanda sea similar a la del año pasado para este sector, mientras que los otros sectores que generan fuerte cantidad de jornales se mantengan dentro del promedio. Con lo anterior se incrementará la capacidad adquisitiva de los hogares más pobres del país, especialmente en el caso de los jornaleros que no tienen tierra para producir.  

    La cosecha de Primera permitirá llenar las reservas de maíz en los hogares productores por tres meses o más, lo que reducirá considerablemente su dependencia del mercado para la obtención de alimentos. La excepción es el altiplano occidental, donde la cosecha saldrá hasta noviembre/diciembre, lo que significa que continúan comprando sus alimentos, pero a precios más bajos. Mientras tanto, se establecerá el ciclo de Postrera en las áreas productoras en agosto. Los pronósticos de lluvia indican que esta podría tener un comportamiento favorable para la producción de frijol, que sería cosechado en noviembre/diciembre, llenando las reservas de los hogares de un grano que últimamente había reportado una baja en el consumo, dados los precios tan altos registrados en el mercado. Dado que se prevé una cosecha promedio para este ciclo, parte de la misma se estaría destinando a la venta, para la generación de ingresos para el hogar.

    El ingreso generado a raíz de la venta del jornal, y lo proveniente de la venta de frijol, permitirá mejorar la capacidad adquisitiva de los hogares en esa zona oriental, y en algunos casos recuperarse económicamente de las deudas adquiridas en años anteriores, cuyo pago fue difícil debido a las pérdidas agrícolas sufridas y a la baja en sus ingresos.

    Los hogares de gran parte del país estarán clasificados en inseguridad alimentaria aguda Mínima (Fase 1, CIF) hasta el final del período analizado, en enero 2018, dada la mejoría en la disponibilidad y acceso a los alimentos. Los hogares más pobres del oriente y occidente del corredor seco, pasarán a partir de septiembre de Crisis (Fase 3, CIF) a Estrés (Fase 2, CIF). Debido a mejores resultados en la producción de granos básicos y una temporada de alta demanda de mano de obra cercana al promedio, los hogares más pobres de estas áreas verán una mejoría en sus opciones de ingresos y alimentos. Sin embargo, dado que han erosionado bastante su capacidad de respuesta y sus medios de vida durante los últimos cuatro años, los hogares deberán iniciar a recuperarse con estos buenos resultados, aunque requerirán más que dos ciclos productivos con resultados promedio para hacerlo en su totalidad.

    Dado que la temporada de huracanes concluye hasta noviembre, la posibilidad de una afectación, directa o indirecta, por un evento ciclónico sigue estando latente y podría modificar el escenario, dependiendo de su trayectoria e intensidad.

    Este informe presenta un análisis de las condiciones actuales de inseguridad alimentaria aguda y cambios en la última proyección de FEWS NET respecto a los resultados de inseguridad alimentaria aguda en la geografía especificada durante los próximos seis meses. Conozca más sobre nuestro trabajo. 

    Get the latest food security updates in your inbox Sign up for emails

    The information provided on this Website is not official U.S. Government information and does not represent the views or positions of the U.S. Agency for International Development or the U.S. Government.

    Jump back to top