Skip to main content

Posibles daños a cultivos en corredor seco por canícula extendida y bajos acumulados de lluvia

  • Actualización de la perspectiva de seguridad alimentaria
  • Guatemala
  • Abril 2017
Posibles daños a cultivos en corredor seco por canícula extendida y bajos acumulados de lluvia

Descarga el Informe

  • Mensajes Clave
  • Situación actual
  • Supuestos actualizados
  • Perspectiva proyectada hasta septiembre 2017
  • Mensajes Clave
    • Aunque las condiciones climáticas actuales indican probabilidades de un inicio normal de la época lluviosa, a partir de la segunda mitad de junio los pronósticos indican una alta probabilidad de lluvias por debajo lo normal, con un elevado riesgo de una canícula entre julio y agosto más severa que lo normal. Estas anomalías en la cantidad y distribución de la lluvia prevalecerían al menos hasta finales de esta perspectiva en septiembre. Es probable que estas anomalías de lluvia afectarán negativamente a los rendimientos del maíz en el Corredor Seco, durante la temporada de Primera en áreas de baja altura y durante el único ciclo anual en áreas más altas, principalmente en occidente.

    • Para los pequeños productores de granos básicos en la mayoría del corredor seco, además de los que dependen del trabajo local en actividades relacionadas, 2016 fue el cuarto año consecutivo de bajos rendimientos en la producción de granos básicos debido a las anomalías de lluvia. Además, el aumento en la prevalencia de la roya de café desde 2012 ha afectado al mercado laboral, especialmente en las áreas más afectadas. Debido a estos factores, se estima que los hogares más afectados están en Crisis (Fase 3, CIF) hasta agosto/septiembre 2017.

    • El gobierno ha generado planes para asistir a los hogares más afectados durante los meses anteriores a las cosechas de Primera. Sin embargo, hasta ahora no se ha generado el compromiso del financiamiento para esta respuesta. En caso que se materialice la implementación del plan, se mitigaría la situación de los hogares atendidos a Estrés (Fase 2!, CIF).


    Situación actual
    • Las áreas con cosechas de granos básicos en curso se limitan a las áreas de producción excedentaria en la Franja Transversal del Norte, Petén, la región del Polochic e Izabal, además de algunas áreas bajo riego en el oriente y la costa sur. Las otras áreas del país se encuentran en período de preparación de tierras, antes de las siembras de Primera a partir de finales de abril y mayo.
    • Se espera que las últimas cosechas en el norte del país concluirán a inicios de mayo, con producción entre el promedio a arriba del mismo. Los flujos del producto provenientes de esta región ya regulan los precios en el mercado nacional, al igual que el maíz que ingresa desde México por vías informales. Los precios al mayorista y en finca del maíz blanco se mantuvieron prácticamente estables entre febrero y marzo, a precios un 15.9 por ciento por debajo del precio de marzo 2016 y del promedio de los últimos cinco años. Los precios del frijol negro en marzo muestran una disminución del 13.2 por ciento respecto al mes anterior, como resultado del suministro al mercado de las cosechas en el sur de Petén. Para marzo, los precios fueron similares a los del año pasado, luego de varios meses de precios elevados. Sin embargo, se mantienen un 13.8 por ciento arriba del promedio de los últimos cinco años.
    • Después de bajos rendimientos de maíz y frijol en las áreas más áridas por cuarto año consecutivo en 2016, los hogares más pobres de estas zonas ya han agotado sus reservas de alimentos, y actualmente dependen de los ingresos, principalmente provenientes de las actividades agrícolas, para comprar sus alimentos en el mercado. La demanda de mano de obra es estacionalmente baja, con la terminación de la cosecha en los sectores de café, caña de azúcar, melón, tabaco, y cardamomo, entre otros. El sector de la palma africana, por otro lado, se encuentra precisamente en cosecha, hasta septiembre/octubre, lo que significa una fuente de empleo para algunos hogares, especialmente los ubicados en áreas cercanas a las fincas.
    • Debido a que el período de alta demanda de mano de obra en el sector agrícola concluyó alrededor de febrero, muchos de los hogares más pobres del corredor seco ya se encuentran en el período anual de escasez de alimentos, durante el cual suelen limitar sus gastos en necesidades básicas debido a la necesidad de cubrir su alimentación. Hasta al menos finales de septiembre, la mayoría de estos hogares obtendrán sus ingresos de oportunidades esporádicas en la producción de granos básicos, mantenimiento de cercos, oficios en el sector comercial informal o de la construcción.
    • Como parte del Plan de Respuesta al Hambre Estacional, el gobierno de Guatemala tiene prevista la entrega de transferencias monetarias a las familias que se encuentren en riesgo de inseguridad alimentaria en los municipios del corredor seco. Sin embargo, el financiamiento aún está pendiente de ser definido, para su eventual implementación. Por lo tanto, este plan para asistir a los hogares pobres de estas zonas hasta el momento no tiene definición en términos de personas para asistir ni ubicaciones específicas.
    • Aunque el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) ha logrado aumentar los inventarios de ciertos productos después de problemas de mantener el suministro relacionados a los paros y bloqueos por parte de los sindicatos, los servicios básicos en el sistema de salud aún deben incrementar su cobertura, y el suministro de insumos y medicamentos. Esta situación ha tenido implicaciones negativas en el registro de información epidemiológica y en la cobertura de los servicios de salud hacia la población, haciéndola más vulnerable a un deterioro en el estado de salud y de nutrición, especialmente en el caso de los niños menores de cinco años.

    Supuestos actualizados

    Los supuestos utilizados por FEWS NET para desarrollar el escenario de seguridad alimentaria más probable para el período de febrero a septiembre 2017 han sido modificados, de la siguiente manera:

    • Las condiciones ENOS se encuentran neutrales. El escenario más probable es para la continuación del calentamiento de las temperaturas superficiales del mar (TSM) en el oriente del Pacífico ecuatorial, alcanzando las condiciones El Niño durante el tercer trimestre de 2017. Sin embargo, existe incertidumbre en la evolución de las TSM durante el período, y no se descarta la posibilidad de la continuación de condiciones neutras.
    • El inicio de la temporada de lluvias se prevé para 20 al 30 de abril en la bocacosta y suroccidente, y del 15 al 30 de mayo en el resto del país, excepto en la región norte, donde las lluvias se establecerán del 25 de mayo al 5 de junio.
    • Para Guatemala, los modelos climáticos indican probabilidades normales para la acumulación de lluvia durante mayo e inicios de junio. Sin embargo, a partir de la tercera década de junio, existe una elevada probabilidad para acumulaciones de lluvia por debajo lo normal, condiciones que permanecerían al menos hasta finales del período analizado, en septiembre.
    • Se prevé que las anomalías de lluvia a partir de finales de junio tendrán implicaciones adversas para los cultivos de granos básicos en gran parte del corredor seco, mientras que, en las áreas de producción excedentarias, no se esperan afectaciones negativas en los cultivos. 

    Perspectiva proyectada hasta septiembre 2017

    Hasta finales de septiembre, las opciones de empleo para los hogares pobres son más esporádicas, según la epoca. Esto significará una baja estacional en los ingresos mensuales. Este año, las reservas alimenticias a nivel del hogar se agotaron temprano debido a la limitada producción de 2016. En la mayoría de las áreas del corredor seco, los hogares pobres han dependido completamente de la compra para su alimentación desde al menos febrero.

    Los precios del maíz se encuentran aproximadamente 16.7 por ciento por debajo el promedio, lo que contribuye a facilitar su acceso. Por otro lado, el frijol muestra precios mayores al promedio, lo que significará que esta fuente importante de proteinas se verá reducido en el consumo de los hogares más pobres que cuentan con poca disponibilidad de efectivo. A pesar de precios atípicamente bajos para el maíz, el acceso a los alimentos se ve afectado debido a que la recién concluida temporada de alta demanda de mano de obra en el sector agrícola no demostró una mejora en comparación con los años recientes, debido a problemas en algunos de los sectores productores, como el café y el cardamomo, y a tipos de cambio poco favorables, para el caso de los hogares que migran hacia países vecinos.

    El ciclo productivo de Primera para los granos básicos dará inicio entre abril y mayo, y se espera que los hogares inviertan en este momento parte de sus ingresos en los insumos necesarios para la siembra y el mantenimiento de sus cultivos hasta agosto, aproximadamente, y noviembre en el caso del altiplano. Para las áreas ubicadas fuera del corredor seco, la perspectiva climática indica acumulados de lluvia promedio a debajo del mismo, pero no se prevé que los rendimientos se afecten significativamente. Caso contrario en las áreas de la franja árida del país, donde se espera nuevamente que la lluvia sea irregular y con acumulados negativos durante julio y agosto. Estas condiciones tienen el potencial de ocasionar por quinto año consecutivo pérdidas importantes en los cultivos de subsistencia de esta zona.

    A pesar de encontrarse en la temporada más difícil en términos de seguridad alimentaria durante el año, los hogares de gran parte del país estarán clasificados en inseguridad alimentaria aguda Mínima (Fase 1, CIF) al menos hasta el final del período, en septiembre 2017, puesto que no se prevé la afectación por eventos atípicos.

    Los hogares más pobres del oriente y occidente del corredor seco estarán progresivamente en Crisis (Fase 3, CIF), con una agudización de la inseguridad alimentaria. Debido a los pobres resultados en la producción de granos básicos y la temporada de alta demanda de mano de obra, los hogares más pobres de estas áreas se encuentran dependiendo de la compra para su alimentación, con limitados recursos económicos para hacerlo. Dado que estacionalmente los ingresos disminuyen, el acceso se mantendrá comprometido hasta agosto. Estos hogares ya se encuentran con una capacidad de respuesta muy limitada, por lo que no tendrán muchas opciones para hacer frente a un nuevo año de bajo acceso y disponibilidad de alimentos. La perspectiva de una canícula prolongada, que profundizaría el déficit hídrico que ya presentan los suelos en esta región, hacen prever una cosecha de Primera nuevamente bajo el promedio, por quinto año consecutivo. Nuevamente, los hogares que cuentan con menos acceso a mercados y fuentes de empleo serán, como siempre, los más afectados en este período, especialmente debido al deterioro en su capacidad de respuesta y resiliencia.

    Si el gobierno logra gestionar los fondos requeridos para implementar los planes de atención a estos hogares, las condiciones de seguridad alimentaria mejorarían, pudiendo llevar a los hogares atendidos a una fase de Estrés (Fase 2!, CIF).
    La afectación debido a un evento ciclónico podría modificar el escenario, dependiendo de su trayectoria e intensidad.

    Este informe presenta un análisis de las condiciones actuales de inseguridad alimentaria aguda y cambios en la última proyección de FEWS NET respecto a los resultados de inseguridad alimentaria aguda en la geografía especificada durante los próximos seis meses. Conozca más sobre nuestro trabajo. 

    Get the latest food security updates in your inbox Sign up for emails

    The information provided on this Website is not official U.S. Government information and does not represent the views or positions of the U.S. Agency for International Development or the U.S. Government.

    Jump back to top