Skip to main content

Cosechas de Primera cercanas al promedio, con daños en áreas focalizadas

  • Actualización de la perspectiva de seguridad alimentaria
  • Guatemala
  • Agosto 2016
Cosechas de Primera cercanas al promedio, con daños en áreas focalizadas

Descarga el Informe

  • Mensajes Clave
  • Situación actual
  • Supuestos actualizados
  • Perspectiva proyectada hasta enero de 2017
  • Mensajes Clave
    • Actualmente existen anomalías negativas en las temperaturas superficiales del mar (TSM) en el oriente del Pacífico ecuatorial. Los pronósticos indican una elevada probabilidad de condiciones La Niña en los próximos meses, iniciando en septiembre/octubre, extendiéndose al menos hasta el primer trimestre de 2017. Con estas condiciones, se prevé una mejora en el régimen de lluvias, resultando en cosechas cercanas al promedio a nivel nacional en los ciclos de Primera y Postrera.

    • Existen reportes de daños focalizados en las siembras de granos básicos en las áreas más bajas del corredor seco, tanto en oriente como en occidente, debido a la distribución errática de la lluvia y acumulados deficitarios durante la temporada. Sin embargo, las afectaciones en los cultivos son de menor magnitud que las reportadas el año pasado. 

    • Se considera que los hogares más pobres del Altiplano Templado Occidental permanecerán en Crisis (Fase 3, CIF) hasta octubre, cuando inicia el incremento anual en las opciones de generación de ingresos. A partir de entonces, pasarán a Estrés (Fase 2, CIF) hasta al menos enero 2017, cuando tendrán disponibilidad de reservas provenientes de sus cosechas de diciembre.

    • Se prevé que los hogares más pobres en el Oriente del país mejorarán su clasificación de inseguridad alimentaria de Crisis (Fase 3, CIF) Estrés (Fase 2, CIF) en octubre, al salir la cosecha de Primera, después del atraso de un mes en las siembras. Esta clasificación se mantendrá hasta al menos enero, puesto que a partir de octubre su capacidad adquisitiva mejorará con más opciones de empleo y la cosecha de Postrera en noviembre/diciembre, que les proveerá de frijol para su consumo y venta. 


    Situación actual
    • La cosecha de Primera inicia en agosto/septiembre en las áreas con dos ciclos agrícolas al año, especialmente en las áreas del sur del país. La disponibilidad de reservas de alimentos provenientes de la cosecha propia en los hogares más pobres iniciará a aumentar a partir de este mes. La excepción son las áreas del corredor seco en el oriente, donde un atraso de entre 15 y 30 días en el establecimiento de la temporada lluviosa ocasionó una siembra tardía, por lo que la salida de la cosecha de Primera se espera que ocurra hasta octubre.
    • En la región del corredor seco oriental se reportan daños focalizados de hasta el 50 por ciento en los cultivos de granos básicos de Primera. Sin embargo, la magnitud de estos daños es menor que el año pasado, cuando muchos agricultores de esta zona experimentaron pérdidas de 75 y hasta 100 por ciento de sus cultivos de Primera. Los daños actuales están especialmente localizados en parcelas ubicadas en las zonas de menor altitud de la región. En términos generales, se prevé que la cosecha de Primera en el oriente, al igual que en el sur y norte del país, se encuentre dentro de los rangos normales o levemente debajo de lo normal.
    • En el Altiplano Occidental, debido a que cuenta con un ciclo de producción más largo, la cosecha se prevé hasta diciembre/enero. En esta región también hay reportes de algunos daños focalizados en municipios de Quetzaltenango, Totonicapán y Quiché, como resultado de la irregularidad de las lluvias.
    • Los hogares ubicados en las regiones de oriente y occidente actualmente dependen totalmente de la compra para la obtención de maíz y frijol, además de los otros alimentos. Hasta octubre, la oferta de empleo continuará estacionalmente baja, con bajo precio de jornales y ubicada en actividades relacionadas con la producción de granos básicos y mantenimiento en actividades ganaderas.
    • En general, los precios del maíz blanco en julio incrementaron de 5 a 8 por ciento en los mercados monitoreados, al compararse con el mes anterior. Este incremento es estacional, ya que los mercados se suministran de grano almacenado de la última cosecha de la región norte del país, y de flujos provenientes de México. Estos últimos compensan el aumento en la demanda en la región occidental, estabilizando los precios. En cuanto al frijol negro, los precios se encuentran estables, lo que resulta inusual en esta temporada en que no se dan cosechas. La estabilidad se debe al ingreso de producto importado, por parte de comerciantes privados, desde México y China, entre otros países, con la finalidad de compensar la baja en las existencias luego de las pérdidas de Postrera de 2015.
    • El PMA continúa con la entrega de alimentos y/o efectivo a 23,600 hogares en algunos municipios de Chiquimula, Baja Verapaz, y Jutiapa, en la región oriental, hasta septiembre 2016. En municipios de Huehuetenango y Quiché, también hay entrega de asistencia en forma de efectivo y alimentos hasta septiembre 2016. CRS está haciendo entrega de asistencia alimentaria, a través de cupones, para 1,500 hogares en cinco municipios de Jalapa, hasta octubre. Para el resto del país, no existe asistencia alimentaria de emergencia significativa prevista durante el período cubierto por esta perspectiva.
    • La baja provisión de servicios básicos en el sistema de salud del país continúa, debido a una insuficiente cobertura y a un déficit en insumos y medicamentos. La suspensión del programa de extensión de cobertura del Ministerio de Salud (PEC) en el 2015 dejó un vacío en la atención en el área rural. A la fecha el Gobierno no ha logrado completar la transición a la atención directa, repercutiendo en el registro, seguimiento y atención a los casos de desnutrición y la salud general de la población. 

    Supuestos actualizados

    Los supuestos utilizados por FEWS NET para desarrollar el escenario de seguridad alimentaria más probable para el período de junio 2016 a enero 2017 han sido modificados, de la siguiente manera:

    • Clima y el fenómeno de El Niño: De acuerdo a los pronósticos del Instituto de Investigación Internacional para el Clima y la Sociedad (IRI, por sus siglas en inglés), se prevé que de agosto a octubre se favorezca el desarrollo de condiciones La Niña, con probabilidades de entre 53-58 por ciento hasta el trimestre enero-marzo 2017. Se pronostica un incremento en los acumulados de lluvia, respecto a los experimentados durante la primera parte de la temporada, a la vez que se prevé la continuación de temperaturas arriba del promedio.
    • Tomando en consideración los pronósticos actuales para la segunda parte de la temporada lluviosa, con una finalización en noviembre, se prevé una cosecha de Postrera dentro del promedio en la región oriental. Sin embargo, es de hacer notar que fuertes acumulados en poco tiempo podrían afectar los rendimientos durante esta temporada, disminuyendo la cosecha.
    • Se prevé que los precios de maíz blanco mantengan su tendencia estacional, excepto que la baja esperada en los mismos ocurrirá hasta septiembre, luego de la salida tardía de la cosecha de Primera. Para el siguiente trimestre, los precios del frijol negro estarán aún influenciados por las importaciones ya realizadas y la salida de la cosecha de Primera en oriente. 

    Perspectiva proyectada hasta enero de 2017

    La temporada de escasez de alimentos está llegando a su pico anual, marcada especialmente para los hogares ubicados en el corredor seco, que en los últimos tres años han sufrido de cosechas de granos básicos por debajo de lo normal y opciones irregulares para la generación de ingresos. Durante esta época, los hogares cuentan con limitadas opciones para la generación de ingresos, mientras los precios del maíz incrementan hasta la salida de las cosechas a partir de octubre, un mes más tarde de lo normal. En consecuencia, el poder adquisitivo es estacionalmente bajo. La próxima cosecha de Primera en el país traerá una mejora en la disponibilidad de alimentos en el mercado nacional y en los hogares más pobres hasta finales del año, y la situación de seguridad alimentaria mejorará también con el inicio de la época de alta demanda de mano de obra a partir de octubre, mejorando el acceso a los alimentos al incrementarse los ingresos. Adicionalmente, la temporada de Postrera, con cosechas en noviembre/diciembre, traerá también una mejora en la oferta de granos básicos, especialmente frijol, en el mercado nacional y en los hogares productores. Se prevé el rendimiento de la misma se encuentre dentro de los parámetros normales. Los hogares de gran parte del país estarán clasificados en inseguridad alimentaria aguda Mínima (Fase 1, CIF) hasta al menos enero 2017.

    No obstante, existen áreas en el corredor seco del país donde los hogares más pobres continuan experimentando la temporada de escasez de alimentos desde el 2015, debido a que no lograron llenar sus reservas alimentarias a raíz de las pérdidas reportadas para la temporada de Primera de 2015, que ocasionó pérdidas arriba del 75 por ciento en la producción de maíz, y pérdidas significativas en la producción de frijol de Postrera, ambas debido a irregularidades y déficit de lluvia. El acceso a los alimentos también se vio afectado al reducirse los ingresos percibidos por los hogares dependientes del sector cafetalero, debido a la roya del cafeto y a los bajos precios de venta. Sin embargo, y a pesar del inicio irregular de la temporada de lluvias en abril/mayo, este año se prevé mejores resultados para el ciclo agrícola de Primera y, en el caso de la sección oriental del corredor, una Postrera dentro de los parámetros normales, a finales de año. Esto permitirá a los hogares de esta región reabastecer sus reservas hasta enero. Los flujos de estos granos también tendrán un efecto en los precios del mercado, lo que igualmente favorecerá el acceso a los alimentos.

    Varios municipios ubicados en el corredor seco, que abarca una franja que atraviesa en su sección media el país desde la frontera con México hasta la región oriental, fronteriza con Honduras y El Salvador, se mantendrán en Crisis (Fase 3, CIF), hasta la salida de la cosecha de Primera. En el caso de la región oriental, se prevé que la misma se dé en octubre, luego de la cual se ubicarán en Estrés (Fase 2, CIF), hasta al menos enero, puesto que mejorarán su disponiblidad de alimentos al contar con granos provenientes de su producción de Primera y Postrera, y, con el inicio de una mayor demanda de jornales en octubre, también su poder adquisitivo incrementará, a pesar de los daños que la roya aún está ocasionando.

    El Altiplano Occidental Templado, por otro lado, cuenta con un solo ciclo agrícola de granos básicos que normalmente concluye en noviembre/diciembre. Sin embargo, este año la cosecha saldrá hasta diciembre/enero, lo que implica una inusual dependencia de la compra por un mes adicional por parte de los hogares más pobres de esta región. El inicio de la temporada en que las opciones de empleo se incrementan se prevé para octubre, como normalmente sucede, por lo que los hogares tendrán una mejora en sus ingresos y capacidad adquistiva. Es a partir de este mes que los mismos se ubicarán en Estrés (Fase 2, CIF) hasta al menos enero.

    Los hogares atendidos con la asistencia externa proveniente del Programa Mundial de Alimentos (PMA), CRS y otras instituciones verán mitigadas sus condiciones de inseguridad alimentaria mientras esta dure, que en muchos casos es hasta septiembre/octubre. Por lo tanto, estarán clasificados en Estrés (Fase 2!, CIF) hasta ese mes, para posteriormente ubicarse en Estrés (Fase 2, CIF), al mejorar estacionalmente las condiciones de acceso y disponibilidad de alimentos.

    Este informe presenta un análisis de las condiciones actuales de inseguridad alimentaria aguda y cambios en la última proyección de FEWS NET respecto a los resultados de inseguridad alimentaria aguda en la geografía especificada durante los próximos seis meses. Conozca más sobre nuestro trabajo. 

    Get the latest food security updates in your inbox Sign up for emails

    The information provided on this Website is not official U.S. Government information and does not represent the views or positions of the U.S. Agency for International Development or the U.S. Government.

    Jump back to top