Skip to main content

Clasificación de Crisis continúa debido a lluvias erráticas y altos precios

  • Actualización de la perspectiva de seguridad alimentaria
  • Guatemala
  • Junio 2014
Clasificación de Crisis continúa debido a lluvias erráticas y altos precios

Descarga el Informe

  • Mensajes Clave
  • SITUACIÓN ACTUAL
  • SUPOSICIONES ACTUALIZADAS
  • PERSPECTIVA PROYECTADA HASTA SEPTIEMBRE DE 2014
  • Mensajes Clave
    • Actualmente, municipios de oriente y el altiplano altamente dependientes del café están en Estrés (Fase 2, CIF). De julio a septiembre, hogares residentes en estas áreas implementarán estrategias de respuesta negativas para contrarrestar el déficit de alimentos, provocado por dos años de menores cosechas e ingresos, clasificándose en Crisis (Fase 3, CIF).
    • Hasta septiembre, el resto de municipios de oriente y el altiplano occidental se encontrarán en Estrés (Fase 2, CIF) pues tendrán un déficit de alimentos que deberán compensar. No obstante, existen bolsones de población en Crisis, menores el 20 por ciento del total.
    • Se prevén pobres cosechas de Primera y Postrera por fenómeno de El Niño y una mala distribución de lluvias. Menos reservas y altos precios de los granos básicos reducirán el acceso a los alimentos de los hogares afectados por dos años consecutivos de pérdidas de cultivos e ingresos provenientes del café.

    SITUACIÓN ACTUAL

    La temporada de Primera ya ha iniciado en prácticamente todo el país. Los acumulados de lluvia para el mes de mayo y la primera quincena de junio mostraron cantidades arriba de lo normal para la mayoría del país, lo que ha ocasionado ya algunos deslizamientos e inundaciones por desborde de ríos. La excepción son algunas áreas de oriente, especialmente El Progreso, que para finales de mayo mostraba un déficit hídrico importante. Esto forzó a los agricultores a resembrar. Las lluvias que trajo consigo la tormenta tropical Boris, a inicios de junio, mejoraron las condiciones de humedad en el suelo, incluso en las áreas donde hubo resiembra.

    Según el informe de FAO al 1 de junio, los hogares más pobres de todas regiones del país ya no cuentan con reservas de granos básicos, excepto los del Norte que estarían acabando con ellas durante este mes. Esta situación es propia de la época anual de escasez de alimentos; sin embargo, este año, estas concluyeron dos meses antes de lo normal, debido a las pérdidas agrícolas ocurridas el año pasado durante la temporada de Primera.

    Los pronósticos del Instituto de Investigación Internacional sobre el Clima y Sociedad (IRI) y la Administración Nacional del Océano y Atmosfera de Estados Unidos (NOAA), en su informe de mediados de junio, indican con un 65 por ciento de probabilidad de ocurrencia del fenómeno de El Niño para el trimestre julio-septiembre. De acuerdo con la perspectiva mensual del INSIVUMEH, se prevé que los departamentos de Chiquimula, Jalapa, Jutiapa, parte de El Progreso y de Guatemala presenten acumulados de lluvia bajo lo normal, mientras que la mayoría de los departamentos de Santa Rosa, Guatemala, Sacatepéquez, Chimaltenango, Baja Verapaz, y parte de El Progreso, sur de Quiché y Alta Verapaz presentarán lluvias dentro de lo normal. Para el resto del país, se prevén lluvias por arriba de lo normal.

    Aun cuando los precios al mayorista y al consumidor del frijol negro y el maíz blanco están mostrando incrementos que podrían atribuirse a un comportamiento estacional, existen variaciones significativas cuando los mismos se comparan con enero 2014. Aunque estas diferencias se deben básicamente a una reducción en la oferta de ambos granos en el mercado nacional, las causas de esta disminución difieren. En el caso del maíz blanco, estas variaciones tienen una tendencia similar, aunque menores, a la mostrada en 2011, cuando los precios del maíz estuvieron atípicamente más altos que los cinco años previos a esa fecha, debido a una cosecha menor al promedio durante 2010 y a los altos precios internacionales. En esta ocasión, los precios están recuperando los niveles previos a la fuerte caída de hace unos meses, probablemente debido a las pérdidas agrícolas de Primera el año pasado, que redujo la disponibilidad y, consecuentemente, aumentó la demanda a nivel de hogares. El frijol negro, por otro lado, el acaparamiento y la demanda atípica de Costa Rica están detrás de los incrementos reportados.


    SUPOSICIONES ACTUALIZADAS

    Las suposiciones utilizadas por FEWS NET para desarrollar el escenario de seguridad alimentaria más probable para el período de abril a septiembre 2014 han sido modificadas, de la siguiente manera:

    INSIVUMEH prevé que la canícula se presente en julio, e incluso desde el 25 de junio en algunas áreas de oriente y occidente, con una duración de 20 hasta 35 días. Las áreas de mayor duración son la franja del litoral Pacífico, parte occidental de Huehuetenango, la zona central, el área Chortí, y porciones de Baja Verapaz y El Progreso. Estos pronósticos indican una canícula extendida, que tiene el potencial de afectar negativamente el desarrollo de los cultivos de Primera en las áreas previamente mencionadas.


    PERSPECTIVA PROYECTADA HASTA SEPTIEMBRE DE 2014

    Dada la alta probabilidad del desarrollo de El Niño, y los pronósticos de una canícula extendida, y lluvias erráticas y escasas para el resto de la temporada de Primera, que concluye en agosto/septiembre, se prevén daños y pérdidas en los cultivos, especial pero no exclusivamente, en áreas del corredor seco. Una menor cosecha significará para los hogares de subsistencia, una disminución en las reservas de alimentos y, en consecuencia, mayor dependencia de la compra. A consecuencia del alza en los precios de los granos básicos, el acceso a los alimentos de estos hogares se verá considerablemente disminuido. Debido a las bajas precipitaciones, la humedad en los suelos será baja por lo que se prevé un atraso en las siembras correspondientes a la temporada de Postrera, adicional a un posible estrés hídrico debido a la continuación del déficit de lluvias. Por lo anterior, se  presume una cosecha bajo lo normal para esa temporada, cuyas consecuencias serán evidentes más allá de septiembre 2014.

    Para el trimestre julio-septiembre, se mantiene la clasificación de algunos municipios en el oriente y el altiplano en Crisis (Fase 3, CIF), dado que los hogares más pobres deberán recurrir al agotamiento acelerado de sus bienes productivos para compensar parcialmente su déficit de ingresos. El resto de municipios en estas regiones mantendrán su clasificación de Estrés (Fase 2, CIF). No obstante, existen bolsones de población que enfrentan niveles de inseguridad alimentaria más críticos. El resto del país se mantendrá en inseguridad alimentaria aguda Mínima (Fase 1, CIF). Como ya se mencionó en el anterior informe de FEWS NET, los hogares con jefatura femenina son especialmente vulnerables, dadas sus limitadas opciones para la generación de ingresos.

    Figures

    Figura 3

    Fuente:

    Este informe presenta un análisis de las condiciones actuales de inseguridad alimentaria aguda y cambios en la última proyección de FEWS NET respecto a los resultados de inseguridad alimentaria aguda en la geografía especificada durante los próximos seis meses. Conozca más sobre nuestro trabajo. 

    Get the latest food security updates in your inbox Sign up for emails

    The information provided on this Website is not official U.S. Government information and does not represent the views or positions of the U.S. Agency for International Development or the U.S. Government.

    Jump back to top