Skip to main content

Persisten pronósticos de baja precipitación para la temporada de Primera

  • Actualización de la perspectiva de seguridad alimentaria
  • Guatemala
  • Marzo 2014
Persisten pronósticos de baja precipitación para la temporada de Primera

Descarga el Informe

  • Mensajes Clave
  • Situación actual
  • Suposiciones actualizadas
  • Perspectiva proyectada hasta junio de 2014
  • Mensajes Clave
    • A pesar de que la temporada anual de escasez de alimentos inició dos meses antes de lo normal este año, la mayoría de los hogares más pobres logrará llenar sus requerimientos alimentarios mínimos hasta este mes, clasificándose en inseguridad alimentaria aguda Mínima (Fase 1, CIF).
    • De abril a junio, menos ingresos relacionados con café y una temprana dependencia de la compra significarán mayores dificultades para llenar los requerimientos alimentarios mínimos para los jornaleros en occidente, ubicándolos con una situación alimentaria en Estrés (Fase 2, CIF). Igualmente, existen bolsones de poblaciones en oriente con esta clasificación.
    • Se mantienen altas posibilidades del desarrollo de condiciones cercanas a El Niño durante el segundo trimestre del año. Los pronósticos climáticos, sin embargo, ya muestran irregularidades y acumulados de lluvia debajo del promedio para el período mayo a julio, poniendo en riesgo los cultivos de granos básicos durante la temporada de Primera.

    Situación actual
    • La cosecha de granos básicos en el departamento de Petén y la Franja Transversal del Norte inició este mes con una producción arriba del promedio, y se prevé que continúe hasta abril. El exceso en la oferta ha ocasionado una disminución en los precios de maíz blanco y frijol negro, tanto para el mayorista como minorista. Actualmente, los precios son más bajos comprado con el valor del promedio de los últimos cinco años y con los precios reportados el año pasado. Dado que los países vecinos también tuvieron producciones favorables durante 2013, el intercambio comercial también ha disminuido, incrementando los inventarios del mercado nacional. Se prevé que esta tendencia se mantenga hasta el próximo ciclo productivo, que finaliza en agosto/septiembre.
    • Según el informe de FAO al 2 de marzo, las reservas de granos básicos se mantienen en sus niveles normales. Sin embargo, en visitas de monitoreo de campo, se ha podido constatar que los hogares más pobres ya no cuentan con reservas, lo que marca el inicio de la época anual de escasez de alimentos, dos meses antes de lo usual.
    • En febrero, se presentaron dos frentes fríos débiles que generaron lluvias por arriba del promedio en las regiones de Norte y Caribe. De acuerdo a INSIVUMEH, la época de frentes fríos aún no ha concluido, lo que ha dado lugar a lluvias arriba de lo usual, especialmente en el norte del país, sin impactos significativos para la producción agrícola. Esta precipitación podría, más bien, preparar los suelos para el inicio del ciclo agrícola de Primera de granos básicos.
    • A nivel nacional, ANACAFE estima que las pérdidas por roya para la cosecha 2013/2014 son de alrededor del seis por ciento menos, respecto a las proyecciones de inicio de ciclo. Sin embargo, durante visitas de monitoreo de campo, por parte de FEWS NET y la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional (SESAN), se pudo constatar que las pérdidas para los pequeños productores de café son mayores. En Chiquimula y Jutiapa, las pérdidas van del 35 hasta el 65 por ciento. Dada la falta de infraestructura de almacenamiento, los pequeños productores vendieron muy cerca de la cosecha, en diciembre, a precios 40 por ciento por debajo del valor de la venta del año pasado y a 23 por ciento de los costos actuales de producción. El incremento en los precios internacionales del café, evidente a partir de febrero, no tuvo ningún impacto en los ingresos de los pequeños productores, y dado que la cosecha ya había concluido tampoco se modificó el pago del jornal para los trabajadores temporales.
    • Las siembras de Primera ya iniciaron en algunas partes de Alta Verapaz, pues las recientes lluvias han posibilitado condiciones húmedas adecuadas para la actividad agrícola. Igualmente, se reportan siembras en las áreas altas de San Marcos. Para el resto del país, se esperaría que las siembras inicien conforme las lluvias lo hagan entre abril y mayo.
    • Considerando las previsiones climáticas, el Ministerio de Agricultura ha adquirido semillas de maíz y frijol, tolerantes a condiciones de menos precipitación y altas temperaturas, y de ciclo de producción corto. Éstas serán distribuidas a productores priorizados dentro del Programa de Agricultura Familiar (PAFFEC) en el occidente del país, y a productores del corredor seco priorizados por la SESAN, a causa de los efectos de las pérdidas anteriores en ambas áreas.

    Suposiciones actualizadas

    Las suposiciones utilizadas por FEWS NET para desarrollar el escenario de seguridad alimentaria más probable para el período de enero a junio 2014 han sido modificadas, de la siguiente manera:

    • Se prevé que la temporada lluviosa inicie normalmente, entre el 10 y el 20 de abril en la boca costa y la región suroccidente, y entre el 15 y el 25 de mayo para las áreas de la Meseta Central.
    • De acuerdo al Centro de Predicciones Climáticas de NOAA, el pronóstico de condiciones El Niño se mantiene con un 50 por ciento de probabilidad que se desarrolle a partir de junio. El INSIVUMEH está pronosticando lluvias por debajo de lo normal para la meseta central y suroriente del país, durante el trimestre mayo a julio.

    Perspectiva proyectada hasta junio de 2014
    • Las irregularidades durante la temporada lluviosa y los acumulados por debajo del promedio pronosticados para el trimestre mayo-julio, podrían ocasionar daños y pérdidas en las siembras de Primera, especialmente en áreas del corredor seco. La consecuencia será una reducción en las reservas de alimentos, a partir de agosto, al iniciar la cosecha. Estos efectos serán evidentes más allá del período que comprende esta perspectiva. Debido a posibles efectos en la producción de granos básicos de Primera, FEWS NET mantendrá un monitoreo de la evolución de El Niño durante la segunda mitad del año. El escenario varía en caso el gobierno distribuya semillas de variedades tolerantes a la sequía.
    • A pesar del inicio temprano de la temporada de escasez, se prevé que los hogares más pobres del oriente y del altiplano occidental podrán satisfacer sus necesidades básicas alimentarias con los ingresos recientemente obtenidos. Estas áreas, al igual que el resto del país, se clasificarán en inseguridad alimentaria aguda Mínima (Fase 1), hasta marzo.
    • Para el segundo trimestre, las áreas en el altiplano que sufrieron afectación de su cosecha de Primera en 2013 deberán recurrir a estrategias irreversibles, tales como la venta de sus herramientas de trabajo, sus tierras, o niveles de migración a Estados Unidos más altos que lo normal, si desean cubrir sus necesidades no alimentarias. Se enfrentarán resultados de seguridad alimentaria en Estrés (Fase 2, CIF). El resto del país se mantendrá en inseguridad alimentaria aguda Mínima (Fase 1, CIF). Sin embargo, existen bolsones de población en el oriente que se encuentran en Estrés, especialmente los pequeños productores de café que se enfrentaron con pérdidas significativas en la producción de los últimos dos años, y precio de venta considerablemente menor a los costos de producción actuales, aunque el área como tal esté clasificada con inseguridad alimentaria aguda Mínima.
    Figures Calendario estacional para un año típico

    Figura 1

    Calendario estacional para un año típico

    Fuente: FEWS NET

    Figura 2

    Fuente:

    Este informe presenta un análisis de las condiciones actuales de inseguridad alimentaria aguda y cambios en la última proyección de FEWS NET respecto a los resultados de inseguridad alimentaria aguda en la geografía especificada durante los próximos seis meses. Conozca más sobre nuestro trabajo. 

    Get the latest food security updates in your inbox Sign up for emails

    The information provided on this Website is not official U.S. Government information and does not represent the views or positions of the U.S. Agency for International Development or the U.S. Government.

    Jump back to top