Skip to main content

Inicia la época anual de escasez de alimentos en las regiones del altiplano y oriente

  • Actualización de la perspectiva de seguridad alimentaria
  • Guatemala
  • Marzo 2012
Inicia la época anual de escasez de alimentos en las regiones del altiplano y oriente

Descarga el Informe

  • Mensajes Clave
  • Actualización de la perspectiva de la seguridad alimentaria hasta junio 2012
  • Mensajes Clave
    • Las recientes cosechas de postrera de maíz y frijol en las áreas excedentarias del país, además del flujo de producto proveniente de México, mejoran la disponibilidad de granos en el mercado nacional, regulando el precio que tenderá a disminuir hasta abril/mayo. 

    • Las reservas de granos básicos en los hogares pobres y extremadamente pobres de oriente y occidente está casi consumidas, por lo que recurrirán a la compra de manera anticipada.

    • Debido a la transición del fenómeno de La Niña a condiciones neutrales, se prevé que la temporada lluviosa podría presentar irregularidades en su inicio, resultando en un riesgo de resiembra o de pérdidas parciales. 


    Actualización de la perspectiva de la seguridad alimentaria hasta junio 2012

    Con la salida de las cosechas en el Petén, la Franja Transversal del Norte y otra una pequeña porción de la Costa Sur, que produce bajo riego, la disponibilidad de maíz blanco en el mercado se incrementó. Adicionalmente, de acuerdo al informe de monitoreo realizado por FAO al 4 de marzo, también se observa el ingreso informal de maíz proveniente de México, regulando aún más la dinámica en el mercado nacional. La salida de estas cosechas de postrera también mejora la disponibilidad de reservas en los hogares ubicados en las regiones mencionadas. Para el caso de los hogares en occidente y oriente, dado que la última cosecha se llevó a cabo a finales de 2011, las reservas han mermado considerablemente y son insuficientes para llenar las necesidades alimentarias hasta la siguiente cosecha. Por esta razón, recurrirán a la compra para su alimentación más temprano de lo usual. Por lo tanto, estarán más expuestos de lo normal al incremento gradual de precios de maíz y del frijol, que se da entre mayo y agosto/septiembre.

    En el caso del frijol negro, la región Norte, algunos productores excedentarios de oriente y el flujo comercial proveniente de México también están abasteciendo de grano al mercado nacional. Con esto se espera que el precio disminuya, al aumentar la oferta. . Las reservas de frijol en los hogares de las áreas donde no hubo cosecha recientemente son casi inexistentes, por lo que estos deberán comprar el grano para su alimentación.

    Los precios de ambos productos se han mantenido estables entre enero y febrero, con un leve incremento en el caso del maíz blanco, pero que seguramente disminuirá al entrar al mercado todo el producto cosechado de la postrera. Con un jornal promedio se pueden adquirir un aproximado de 38.5 libras de maíz blanco. Esta situación concuerda con lo previsto en la perspectiva pasada.

    El precio de la carne de res ha mostrado un comportamiento al alza en las últimas semanas. Esto ha ocasionado que los sectores relacionados con la venta de este producto hayan protagonizado una huelga como medida de presión para que el gobierno central tome medidas encaminadas a frenar el incremento. Este producto no se encuentra dentro de la dieta usual de los hogares más pobres del país, pero sí es parte de la canasta básica de alimentos. Su escasez y/o el incremento en su precio tienen consecuencias en la alimentación de una parte de la población guatemalteca.

    A consecuencia de factores geopolíticos mundiales, los precios del crudo a nivel internacional y sus derivados se han incrementado por casi cinco por ciento, respecto a los de hace un mes. El nivel del precio de crudo es el más alto desde agosto 2008 (con excepción de abril 2011). Las perspectivas para estos precios no son alentadoras, pues no se vislumbra una solución al problema de base en el corto plazo; de esa cuenta, hay analistas que incluso prevén que esta tendencia alcista continúe. Por lo tanto, se esperaría un incremento con rangos similares en las próximas semanas para el mercado nacional, trayendo como consecuencia el traslado de este incremento, a los comerciantes y, eventualmente, al consumidor. A pesar de que, en el caso del maíz y el frijol, el ciclo estacional muestra una tendencia a la baja al ingresar el producto de postrera. Sin embargo, un alza importante en los precios del transporte podría igualmente verse reflejada en el precio al consumidor de estos granos. En el caso de otros alimentos, podrían igualmente aumentar, afectando su adquisición por parte de los hogares. Adicionalmente, el precio en los diferentes departamentos del país varía del mostrado en la ciudad capital, con áreas al norte del país con precios considerablemente superiores a éste. El precio del gas propano, por otro lado, ha reportado una disminución de aproximadamente 16 por ciento respecto a los de hace un mes, con esto los hogares que utilizan este producto para la cocina podrán compensar, en parte, el incremento en los precios de los productos alimenticios.

    Por otro lado, las condiciones de La Niña están empezando a tornarse en neutras, lo que se espera que suceda entre marzo y mayo. Esta transición abarca precisamente el periodo de inicio de la temporada lluviosa en el país, y se prevé que La Niña aún podría influenciarlo. Aunque aún es relativamente prematuro para determinar con certeza, hay preocupación de que la transición de La Niña a condiciones neutras podría generar algunas irregularidades en las primeras lluvias de la temporada. Por esta razón, y para brindar orientación a los agricultores en el campo, se recomienda seguir de cerca los análisis y advertencias que el servicio meteorológico genere durante las siguientes semanas.

    Con la finalización de las reservas y el incremento estacional de los precios que inicia en abril y continúa en junio, se inicia la temporada anual de escasez de alimentos. El acceso a los mismos resulta un reto para los hogares más pobres en occidente y oriente, sobre todo, pues durante este tiempo la disponibilidad de fuentes de empleo es baja, por lo que generan pocos ingresos durante una época en que deben recurrir a la compra. Por lo tanto, se espera que recurran a una reducción en la cantidad y calidad de su dieta, y a estrategias típicas de medios de vida, como la venta de animales de patio y la  búsqueda de empleo en áreas más alejadas a sus comunidades. No se prevé una proporción significativa de hogares practicando estrategias atípicas o de respuesta.  

    Figures Calendario estacional y eventos críticos

    Figura 1

    Calendario estacional y eventos críticos

    Fuente: FEWS NET

    Este informe presenta un análisis de las condiciones actuales de inseguridad alimentaria aguda y cambios en la última proyección de FEWS NET respecto a los resultados de inseguridad alimentaria aguda en la geografía especificada durante los próximos seis meses. Conozca más sobre nuestro trabajo. 

    Get the latest food security updates in your inbox Sign up for emails

    The information provided on this Website is not official U.S. Government information and does not represent the views or positions of the U.S. Agency for International Development or the U.S. Government.

    Jump back to top