Skip to main content

Los hogares pobres satisfacen sus necesidades con menos dificultades que el año pasado

  • Informe de monitoreo remoto
  • El Salvador
  • Mayo 2013
Los hogares pobres satisfacen sus necesidades con menos dificultades que el año pasado

Descarga el Informe

  • Mensajes Clave
  • Perspectiva proyectada hasta septiembre de 2013
  • Mensajes Clave
    • Debido al aumento del apoyo del gobierno en insumos en 2013 y a que las precipitaciones serán normales durante la temporada de Primera para la mayor parte del país, es probable que la producción sea arriba del promedio y similar al año pasado. Los hogares pobres tendrán acceso a alimentos de temporada cuando comience la cosecha (agosto/septiembre). Sin embargo, un déficit de lluvias en el corredor seco en julio podría afectar la producción a nivel local. 

    • Los hogares pobres satisfacen sus necesidades durante la temporada de escasez con menos dificultades que el año pasado, debido a los buenos niveles de producción de 2012, sus ingresos promedio y accesibles precios al consumidor. La inseguridad alimentaria aguda se mantendrá Mínima (Fase 1, IPC 2.0) hasta finales del período de proyección. 

    • La prevalencia de la roya del café reducirá la cosecha 2013/2014, la demanda de mano de obra y los salarios, por lo menos en un 30 a 40 por ciento.

    ZONAANOMALÍAS ACTUALESANOMALÍAS PROYECTADAS
    Nacional
    • Déficits de precipitación en áreas localizadas en julio y una canícula, de moderada a severa, entre julio y agosto.
    • La producción de Primera podría verse reducida en el corredor seco.
    Zona de medios de vida No. 2: Café, agroindustria y mano de obra no calificada
    • La prevalencia de la roya del café es tres o cuatro veces más alta que lo normal.
    • Es probable que la cosecha de café 2013/2014 y su demanda de mano de obra sea reducida un 30 a 40 por ciento en comparación con los niveles de 2011/2012, que no fueron afectados por la roya. Por lo tanto, los ingresos a nivel de hogar se verán disminuidos, por lo menos, en un 30 por ciento. 

    Perspectiva proyectada hasta septiembre de 2013

    Los agricultores de todo el país están preparando sus tierras para la siembra de Primera. La mayoría sembrará desde mediados de mayo hasta principios de junio en la región del este de las costas del Pacífico. El monitoreo agrometeorológico indica que los niveles del agua del suelo son de moderados a medios, sin embargo, se espera que el inicio de la temporada lluviosa experimente niveles normales y que la siembra no se vea comprometida. Se prevé que la cosecha empiece en agosto/septiembre. Anualmente, esta temporada produce la mayor cantidad de producción de maíz blanco a nivel nacional. Las primeras estimaciones indican que este año la producción podría ser cercana a la producción arriba del promedio del año pasado, debido a un incremento del 19 por ciento en los insumos que entregó el Ministerio de Agricultura. Los insumos consisten en semillas y fertilizantes para los pequeños agricultores, se esperan se entreguen a mediados de mayo, en lugar de finales de abril como estaba planeado originalmente, pero aún a tiempo para la siembra de Primera. Los hogares pobres, que dependen de su propia producción y de las compras como sus fuentes principales de alimentos, dependen grandemente de la producción de Primera y Postrera. Los pequeños agricultores y los trabajadores que no siembran pueden conseguir trabajo temporal en los cultivos de granos básicos en las fincas cercanas de medianas y grande escala. 

    Para los meses de mayo a julio, las Proyecciones de Precipitación del Servicio Meteorológico indican un inicio normal de las lluvias en la primera quincena de mayo en el occidente y centro, y después de mediados de mayo en el oriente y costas del Pacífico. La distribución de las precipitaciones probablemente esté cerca de lo normal durante la temporada en la mayor parte del país, aunque puede haber un déficit de lluvias en julio, principalmente en el oriente y zonas costeras del Pacífico. Es probable que la canícula sea moderada a severa y de por lo menos 11 días (a finales de julio/agosto). El déficit podría afectar el desarrollo de los cultivos y sus rendimientos finales, especialmente en las áreas más secas, como el corredor seco. Es necesario un monitoreo cercano con respecto a la precipitación y al desarrollo de los cultivos en los próximos meses.

    Los precios de los alimentos básicos siguieron las tendencias estacionales normales entre marzo y abril, mostrando ligeras alzas, principalmente para el maíz blanco. Es probable que se mantengan las tendencias estacionales en los precios, es decir que aumenten hasta alcanzar el pico máximo de precios en agosto y que luego disminuyan con el inicio de la cosecha de Primera. Se espera que los precios se mantengan accesibles durante el período de proyección. Los precios al por menor del maíz blanco y del frijol rojo permanecen más bajos que el año pasado y que el promedio de cinco años, aunque los precios del frijol rojo están mucho más bajos que los del maíz blanco en comparación con el año pasado (cerca del 35 por ciento y del 13 por ciento más bajos, respectivamente). Se reporta que el flujo de granos es normal y suficiente en los mercados. El flujo de frijol rojo desde Honduras y Nicaragua es normal, aunque se observa mayor porción del frijol rojo nacional. 

    Debido a la buena producción de 2012, los precios bajos y accesibles al consumidor e ingresos promedio derivados de la demanda de mano de obra temporal, los hogares satisfacen sus necesidades con menos dificultades que el año pasado. A pesar de los desafíos de la temporada de escasez, habrá acceso a más alimentos provenientes de la producción de Primera en agosto/septiembre, y la inseguridad alimentaria aguda se mantendrá Mínima (Fase 1, IPC 2.0) durante el período de proyección. La reducción de los rendimientos en áreas secas, podría disminuir el acceso a los alimentos en el próximo año de consumo. 

    Zona de medios de vida No. 2: Café, agroindustria y mano de obra no calificada

    La prevalencia de roya del café permanece tres o cuatro veces más alta que lo normal desde finales de 2012. De acuerdo al Ministerio de Agricultura, más del 50 por ciento de las plantaciones de café del país están afectadas por la roya. El daño ocasionado reducirá la cosecha de 2013/2014, por lo menos en un 30 a 40 por ciento en comparación con el promedio de cinco años y reducirá la demanda de mano de obra y salarios por lo menos un 30 por ciento, en comparación con la cosecha de 2011/2012. Estimaciones iniciales sugieren que esta cosecha tendrá los rendimientos más bajos de los últimos 33 años. Los pequeños agricultores, incluyendo los del altiplano, cuyas opciones de ingresos son menos diversas y principal fuente de ingresos son la cosecha del café y venta de mano de obra, están en riesgo de inseguridad alimentaria debido a esta adversidad. 

    El Ministerio de Agricultura está proporcionando paquetes de insumos a los pequeños agricultores, que contienen fertilizantes y fungicidas, para controlar y prevenir una propagación adicional de la roya. A lo largo del año se ha planeado brindar asistencia técnica y realizar campañas de concientización. (Consulte Shocks del sector cafetalero e impactos previstos en la seguridad alimentaria de América Central). La lluvia ya ha comenzado en las áreas productoras de café. Con el inicio de las lluvias, se crean condiciones de susceptibilidad a la proliferación de hongos y enfermedades en las plantas. Aproximadamente tres meses después de la floración, la proliferación de la broca del café (Hypothenemus hampei) alcanza las condiciones óptimas para su crecimiento. Este insecto es muy dañino para los granos del café y puede reducir altamente la cosecha en el corto plazo. Es necesario que haya un monitoreo cercano, así como prácticas normales preventivas.

    Es poco probable que el daño ocasionado por la roya pueda resultar en una inseguridad alimentaria generalizada durante el período de proyección, ya que los hogares pobres son capaces de satisfacer sus necesidades. Impactos en el acceso a alimentos podrían ocurrir después del período de proyección en la próxima cosecha, en cuyo caso los hogares dependerán más de otras fuentes de ingresos para satisfacer sus necesidades (por ejemplo, su propia producción y la venta de leña). 

    Figures Calendario estacional en un año normal

    Figura 1

    Calendario estacional en un año normal

    Fuente: FEWS NET

    Para el monitoreo remoto, típicamente un(a) coordinador(a) trabaja a través de la oficina regional más cercana. Con apoyo de datos de los socios, el(a) coordinador(a) utiliza el desarrollo de escenarios para llevar a cabo el análisis y producir los reportes mensuales. Es posible que los países de monitoreo remoto cuenten con menor información disponible y como consecuencia, los reportes tengan menos detalle que los países con presencia de FEWS NET. Para conocer más sobre nuestro trabajo, haga clic aqui.

    Get the latest food security updates in your inbox Sign up for emails

    The information provided on this Website is not official U.S. Government information and does not represent the views or positions of the U.S. Agency for International Development or the U.S. Government.

    Jump back to top