Actualización de la perspectiva de seguridad alimentaria

Corredor seco occidental continúa en Crisis

Diciembre 2015
2015-Q4-3-1-GT-en

CIF 2.0 Fase de Insegurida d Alimentaria Aguda

1: Minimo
2: Acentuada
3: Crisis
4: Emergencia
5: Hambruna
Se estima que seria al menos una fase peor sin ayuda humanitaria actual o programada
La manera de clasificación que utiliza FEWS NET es compatible con la CIF. Un análisisque es compatible con la CIF sigue los protocolos fundamentales de CIF pero nonecesariamente refleja el consenso de los socios nacionales en materia de seguridad alimentaria.

CIF 2.0 Fase de Insegurida d Alimentaria Aguda

1: Minimo
2: Acentuada
3+: Crisis o peor
Se estima que seria al menos una fase
peor sin ayuda humanitaria actual o programada
La manera de clasificación que utiliza FEWS NET es compatible con la CIF. Un análisisque es compatible con la CIF sigue los protocolos fundamentales de CIF pero nonecesariamente refleja el consenso de los socios nacionales en materia de seguridad alimentaria.
Para los países de Monitoreo Remoto, FEWS NET utiliza un contorno de color en el mapa CIF que representa la clasificación más alta de CIF en las áreas de preocupación.

CIF 2.0 Fase de Insegurida d Alimentaria Aguda

Países presenciales:
1: Minimo
2: Acentuada
3: Crisis
4: Emergencia
5: Hambruna
Países de monitoreo remoto:
1: Minimo
2: Acentuada
3+: Crisis o peor
Se estima que seria al menos una fase
peor sin ayuda humanitaria actual o programada
Para los países de Monitoreo Remoto, FEWS NET utiliza un contorno de color en el mapa CIF que representa la clasificación más alta de CIF en las áreas de preocupación.

Mensajes clave

  • El actual El Niño, que se estima está llegando a su pico en términos de anomalías de temperatura superficial del mar (TSM) en el oriente del Pacífico ecuatorial, provocó una sequía severa durante la temporada de Primera 2015 (abril/mayo a agosto). Estimaciones de satélite indicaron que los acumulados de lluvia fueron entre los más bajos en los últimos 35 años en la mayor parte del llamado “corredor seco,” que contempla una zona que cruce desde la frontera occidental con México hacia la frontera oriental con Honduras y El Salvador. 

  • Los hogares en el Altiplano Templado Occidental afectados por la sequía y producción de granos básicos severamente reducida, además de escasas oportunidades de empleo e ingresos por debajo lo normal durante este año, representan la población de mayor preocupación por la inseguridad alimentaria aguda. Al finalizar el período de análisis en marzo 2016, los hogares más afectados habrán cumplido un año en situación de Crisis (Fase 3, CIF). No hay asistencia de emergencia prevista en el corto plazo en estas zonas.

  • Debido a una producción de frijol de Postrera cercana al promedio, y algunas opciones de empleo no calificado en varios cultivos, las áreas del Oriente han mejorado estacionalmente su situación de inseguridad alimentaria aguda, clasificándose en Estrés (Fase 2, CIF) hasta febrero, cuando concluirán los jornales y las reservas de frijol en los hogares pobres. A partir de entonces, los hogares más afectados de esta región regresarán a Crisis (Fase 3, CIF), requiriendo asistencia externa para cubrir la brecha alimentaria. El Programa Mundial de Alimentos (PMA) tiene prevista la entrega de asistencia en efectivo y alimentos en algunos municipios de Chiquimula, Baja Verapaz, y Jutiapa, que se estima mitigarán los resultados en estas áreas a Estrés (Fase 2!, CIF). 

Situación Actual

  • La cosecha de Postrera está en proceso en las áreas que pueden cultivar una segunda temporada, con rendimientos dentro del promedio, con excepción de algunas áreas focalizadas en el oriente del país, las cuales fueron afectadas por el exceso de lluvias ocurridas en octubre y noviembre. El suministro en el mercado nacional de frijol fluye del oriente del país, mientras que la del maíz proviene de la región del sur de Petén y la Franja Transversal del Norte (áreas de baja altura en el norte de los departamentos de Huehuetenango, El Quiché, y Alta Verapaz), y de la costa sur en menor cantidad.
  • En noviembre 2015, los precios del productor de frijol negro y maíz blanco estuvieron estables a lo largo del país, al compararse con el mes anterior, excepto en la región norte, que incluye Petén Sur y la Franja Transversal del Norte, donde la reciente cosecha de maíz redujo los precios de este grano en un 5.26 por ciento. El comportamiento estable de los precios se debe a una oferta proveniente de las recientes cosechas en el oriente, norte y, en menor proporción, la costa sur, además de flujos de ambos granos desde México. Al compararse con el año pasado, también indica una tendencia a la estabilidad, exceptuando la región norte que muestra un incremento del 5.88 por ciento para el caso del frijol, y una reducción del 10 por ciento del maíz. Los precios al mayorista y al consumidor en mercados monitoreados en Huehuetenango (región occidental), Chiquimula (región oriental), Petén (región norte) y ciudad de Guatemala, están mostrando una tendencia a la estabilidad al comparar al mes y al año previo, y al promedio de cinco años, tanto para el maíz blanco como para el frijol negro. La excepción se presenta en el precio al mayorista del frijol negro en ciudad de Guatemala, el cual muestra una reducción de 5.9 por ciento, producto del flujo de grano almacenado y proveniente de la reciente cosecha en oriente.
  • La época de alta demanda de mano de obra ya dio inicio, durante la que estacionalmente las opciones de empleo y los ingresos incrementan. Algunos de los sectores que absorben gran cantidad de jornaleros son el café, la caña de azúcar, melón, tabaco, palma africana, banano, y cardamomo. Este año, sin embargo, las irregularidades en las lluvias ocasionaron una reducción en la producción de varios de estos productos, con la disminución en el trabajo ofrecido y los jornales pagados, según reportes de campo. Esta situación es particularmente preocupante en el caso del sector cafetalero, que desde la cosecha 2012/2013 está sufriendo los efectos del hongo de la roya, lo que ha ocasionado menos producción y un menor pago del jornal. Adicionalmente, los precios de venta del café están bajos, con una tendencia a disminuir aún más, lo que tendrá un impacto negativo en el ingreso, particularmente, de los pequeños productores no asociados. Para los jornaleros la situación es más compleja: no es únicamente que la reducción en el precio podría disminuir el jornal pagado, sino que debido a la falta de lluvia y la fertilización que la acompaña, el grano de café puede ser menos pesado, lo que significará mayor tiempo de trabajo para recibir el jornal pactado por peso. Adicionalmente, la dinámica que los shocks de los recientes años ha dejado en los hogares más pobres afectados, incrementa la oferta de mano de obra y con ello la competencia por los mismos puestos de trabajo durante esta temporada.
  • El déficit presupuestario gubernamental y la falta de medios para una cobertura adecuada en el primer nivel de atención en salud, luego de la cancelación del Programa de Extensión de Cobertura de Salud desde inicios de este año, ha ocasionado una reducción en las coberturas de vacunación durante todo este año, ubicándolas debajo de los porcentajes útiles para la prevención de enfermedades tales como la poliomielitis, tos ferina, y sarampión, entre otras. Así mismo, esta problemática ha reducido la posibilidad de una identificación y tratamiento oportunos de los casos de desnutrición aguda en niños menores de cinco años. Análisis realizados por el Ministerio de Salud indican que la situación de este último indicador es igual a la del año anterior, en términos de incidencia de la desnutrición aguda total, pero que la prevalencia de las formas más severas de la desnutrición podrían estarse incrementando. Sin embargo, el sub-registro que implica la falta de presencia en las comunidades no permite aseverar este extremo.
  • De acuerdo a los pronósticos del Instituto de Investigación Internacional para el Clima y la Sociedad (IRI, por sus siglas en inglés), el fenómeno de El Niño continúa, acercándose a su máximo, con un 100 por ciento probabilidad de durar al menos hasta inicios de la estación de Primera en todo el país, con un 85 por ciento de probabilidad de durar durante el trimestre marzo-mayo 2016. Aunque el escenario más probable es acumulados de lluvia cerca de lo normal debido a la esperada disminución de las anomalías de TSM en el oriente del Pacífico ecuatorial, según el INSIVUMEH todavía existe un elevado riesgo de que la distribución de las lluvias sería irregular, lo cual podría tener impacto en las siembras de Primera 2016.

Supuestos Actualizados

Los supuestos utilizados por FEWS NET para desarrollar el escenario de seguridad alimentaria más probable para el período de octubre 2015 a marzo 2016 han sido modificados, de la siguiente manera:

  • El Programa Mundial de Alimentos (PMA) tiene prevista la entrega de alimentos más efectivo en algunos municipios de Chiquimula, Baja Verapaz, y Jutiapa, de la región oriental, para 23.600 hogares, durante febrero a mayo 2016.

Perspectiva proyectada hasta Marzo de 2016

En la mayoria del país, el acceso a los alimentos ha mejorado estacionalmente para los hogares más pobres, debido a la salida de la reciente cosecha de Primera y la actual de Postrera, el abastecimiento en los mercados que causa una reducción en los precios de los granos básicos, y el establecimiento de la temporada de alta demanda de mano de obra. La salida de la cosecha de Postrera en el oriente, en el área norte y, en menor proporción, en la costa sur, así como de la única cosecha en el altiplano occidental, ha permitido llenar nuevamente las reservas de los hogares productores, haciéndolos menos dependientes de la compra, a la vez que han aumentado la oferta en el mercado nacional. A raíz de esto, los precios se han mantenido estables, con algunas disminuciones relevantes en las áreas productoras. Adicionalmente, la temporada de alta demanda de mano de obra no calificada aumenta estacionalmente los ingresos de los hogares más pobres, lo que implica mayor acceso a los alimentos, respecto a los meses anteriores. Los hogares de gran parte del país, que no se vieron afectados por el déficit de lluvias en 2015 estarán clasificados en inseguridad alimentaria aguda Mínima (Fase 1, CIF) hasta al menos marzo 2016.

Un déficit de hasta 75 por ciento reportado en el patrón de lluvia del ciclo de Primera de este año afectó considerablemente a los hogares más pobres ubicados en el ‘corredor seco’ del oriente y el altiplano occidental templado del país, ocasionando pérdidas en la producción de subsistencia de maíz de entre 75 y 100 por ciento. Esto significa que los hogares afectados no llenaron sus reservas de maíz, que habían terminado tempranamente en febrero/marzo 2015 debido a la deficit de lluvia durante la temporada de Primera de 2014. Por lo tanto, estos hogares no contarán con reservas del grano principal de la dieta provenientes de su propia producción hasta la próxima cosecha de Primera en septiembre 2016, o hasta noviembre del mismo año en el caso del occidente. La dependencia de la compra, por lo tanto, continuará hasta entonces, haciéndolos vulnerables a posibles incrementos en los precios, o como está previsto, a una disminución en los ingresos percibidos por el jornal. Es decir, que existe producto en el mercado pero los hogares no cuentan con la capacidad adquisitiva para obtenerlo. Usualmente, estos hogares recurren a estrategias de respuesta (endeudamiento por varios años consecutivos, migración atípica en términos de duración y lugar de destino) que les permite reducir la brecha de alimentos derivada de las dificultades de acceso. Sin embargo, luego de varios años consecutivos de enfrentar shocks importantes, incluyendo anomalías de lluvia y la incidencia de la roya en el sector cafetalero desde el 2012, estos hogares ya implementaron incluso estrategias negativas como el consumo de sus semillas y la venta de sus activos productivos, con lo que su capacidad para hacer frente a la problemática del futuro próximo está muy debilitada.

La parte del corredor seco ubicado en el occidente del país, dado que no cuenta con un segundo ciclo productivo, ni con tantas opciones para el jornaleo, se mantendrá en Crisis (Fase 3, CIF), clasificación en la que se encuentran desde abril de este año. Con un período tan prolongado en esta clasificación y sin expectativas de asistencia de emergencia en el corto plazo, esta región es la que representa el área de mayor preocupación en el país, requieriendo de atención inmediata.

La salida de la cosecha de Postrera en el oriente mejora parcial y temporalmente la situación en los hogares del oriente, puesto que permitió llenar las reservas de frijol por dos o tres meses, y aumentar levemente sus ingresos a raíz de la venta de parte de la cosecha. No obstante, la situación volverá a deteriorarse a partir de marzo cuando estas reservas se agoten y concluya la temporada de alta demanda de mano de obra no claificada. Para esta región se tiene prevista en enero 2016 la segunda y última entrega de asistencia alimentaria proveniente de una donación del gobierno de Brasil con un complemento gubernamental, que inicialmente estaba planificada para septiembre de este año, para 110,230 hogares en algunos municipios. Aún si esta entrega se concreta, no tendrá mayores implicaciones en la situación de seguridad alimentaria durante la totalidad del período cubierto por este escenario. Por el otro lado, la asistencia entregada por el Programa Mundial de Alimentos (PMA) en los departamentos de Chiquimula, Baja Verapaz, y Jutiapa de febrero a mayo 2016, permitiría una mejora en la situación alimentaria de los municipios atendidos. La región oriental, en su mayoría, estará clasificada en Estrés (Fase 2, CIF) hasta febrero, para luego pasar a Crisis (Fase 3, CIF) en marzo, al reducirse estacionalmente las opciones para la generación de ingresos y sus reservas provenientes del ciclo de Postrera. La excepción son los municipios asistidos por el Programa Mundial de Alimentos (PMA) que pasarían a Estrés (Fase 2!, CIF) desde febrero hasta mayo, gracias a la ayuda provista.

Sobre Este Informe

Este informe mensual cubre las condiciones actuales, así como los cambios a la perspectiva proyectada para la inseguridad alimentaria en este país. Este actualiza trimestralmente la Perspectiva de Seguridad Alimentaria de FEWS NET. Conozca más sobre nuestro trabajo.

About FEWS NET

La Red de Sistemas de Alerta Temprana contra la Hambruna es un proveedor de primera línea de alertas tempranas y análisis sobre la inseguridad alimentaria. Creada por la USAID en 1985 con el fin de ayudar a los responsables de tomar decisiones a prever crisis humanitarias, FEWS NET proporciona análisis asentados en evidencia sobre unos 35 países. Entre los integrantes del equipo ejecutor figuran la NASA, NOAA, USDA y el USGS, así como Chemonics International Inc. y Kimetrica. Lea más sobre nuestro trabajo.

  • USAID Logo
  • USGS Logo
  • USDA Logo
  • NASA Logo
  • NOAA Logo
  • Kilometra Logo
  • Chemonics Logo