Alerta

Sequía amenaza a 3.5 millones de personas en ausencia de asistencia

16 Octubre 2015

CIF 2.0 Fase de Insegurida d Alimentaria Aguda

1: Minimo
2: Acentuada
3: Crisis
4: Emergencia
5: Hambruna
Se estima que seria al menos una fase peor sin ayuda humanitaria actual o programada
La manera de clasificación que utiliza FEWS NET es compatible con la CIF. Un análisisque es compatible con la CIF sigue los protocolos fundamentales de CIF pero nonecesariamente refleja el consenso de los socios nacionales en materia de seguridad alimentaria.

CIF 2.0 Fase de Insegurida d Alimentaria Aguda

1: Minimo
2: Acentuada
3+: Crisis o peor
Se estima que seria al menos una fase
peor sin ayuda humanitaria actual o programada
La manera de clasificación que utiliza FEWS NET es compatible con la CIF. Un análisisque es compatible con la CIF sigue los protocolos fundamentales de CIF pero nonecesariamente refleja el consenso de los socios nacionales en materia de seguridad alimentaria.
Para los países de Monitoreo Remoto, FEWS NET utiliza un contorno de color en el mapa CIF que representa la clasificación más alta de CIF en las áreas de preocupación.

CIF 2.0 Fase de Insegurida d Alimentaria Aguda

Países presenciales:
1: Minimo
2: Acentuada
3: Crisis
4: Emergencia
5: Hambruna
Países de monitoreo remoto:
1: Minimo
2: Acentuada
3+: Crisis o peor
Se estima que seria al menos una fase
peor sin ayuda humanitaria actual o programada
Para los países de Monitoreo Remoto, FEWS NET utiliza un contorno de color en el mapa CIF que representa la clasificación más alta de CIF en las áreas de preocupación.

El actual evento de El Niño ha ocasionado una de las peores sequías de las últimas décadas en gran parte de Centroamérica y Haití, dando lugar a que los pequeños agricultores tengan que soportar grandes pérdidas en la producción de cultivos básicos durante la temporada de Primera/Printemps. Los pronósticos para el resto de la actual temporada de Postrera/Été son mixtos y es posible que hayan más impactos adversos en la producción agrícola. Actualmente se requiere ayuda alimentaria urgente a aproximadamente 2.5 millones de personas que ya están experimentando inseguridad alimentaria aguda en Crisis (Fase 3, CIF). Se prevé que las necesidades alimentarias aumenten con el inicio temprano de la temporada de escasez de 2016 en febrero/marzo, con hasta 3.5 millones de personas que requieran asistencia.

Centroamérica y Haití continúan viéndose afectados por el actual evento de El Niño, el cual está ampliamente asociado con precipitaciones por debajo del promedio en la región. En muchas áreas, los estimados de precipitación obtenidas por satélite indican que el total de lluvias del 1 de enero al 10 de septiembre de 2015 ha sido el más bajo de los últimos 35 años. El pronóstico del Centro de Predicción del Clima y el Instituto Internacional de Investigación para el clima y la sociedad (CPC/IRI) indica que existe un 100 por ciento de probabilidad de que el actual evento de El Niño continúe hasta diciembre, y que probablemente persista hasta la temporada de Printemps de 2016 en Haití.

La sequía ha reducido significativamente la producción de los cultivos durante la temporada de Primera/Printemps, especialmente en lo que respecta a los pequeños agricultores de Haití y en las áreas del ‘corredor seco’ de Centroamérica. En Haití, entrevistas con funcionarios locales y socios sugieren que la producción nacional de Printemps podría ser de hasta un 50 por ciento por debajo del promedio, con pérdidas locales en las áreas más afectadas de entre 75 y 100 por ciento. Según evaluaciones oficiales en materia de producción en El Salvador y Honduras, e informes de campo y entrevistas con funcionarios locales y agricultores en Guatemala, las pérdidas de la temporada de Primera a nivel nacional oscilan entre un 10 y 30 por ciento para los cultivos de maíz y frijol. Las pérdidas de los pequeños agricultores fueron mucho mayores (es decir, entre 50 y 80 por ciento), y en algunos casos reportaron la pérdida total de la cosecha. Las áreas en las que las pérdidas de Primera/Printemps fueron mayores incluyen el noroeste y la península sur en Haití, el corredor seco del occidente y oriente de Guatemala, parte del occidente y especialmente del oriente de El Salvador, el occidente y sur de Honduras, y el noroeste y centro de Nicaragua.

En Haití, la sequía ha reducido las oportunidades de trabajo agrícola, como por ejemplo, la preparación de las tierras, limpieza de malezas y cosechas. La disponibilidad limitada de agua podría reducir la productividad pecuaria y aumentar los gastos por concepto de agua para el consumo humano y animal. Los hogares pobres dependerán más de las fuentes de ingresos no agrícolas, incluyendo el comercio ambulatorio, migración laboral, y la recolección y venta de leña y carbón. Dado que muchas áreas que se han visto afectadas por la sequía de 2015 también se vieron impactadas por la baja producción de 2014, los impactos actuales a las fuentes normales de alimentos e ingresos se están dando en un momento en que muchos hogares extremadamente pobres ya están tomando estrategias alternativas de medios de vida, lo que los pone en una situación más difícil de poder sobreponerse. En la mayoría de mercados, los precios se encuentran por arriba del promedio de cinco años, de un 5 a 30 por ciento para la harina de maíz y de 50 a 110 por ciento para el frijol negro. Aunque el precio del arroz importado permanece bastante estable y cercano al promedio, la continua depreciación del Gourde haitiano (HTG) frente al dólar estadounidense (USD) también podría incrementar el precio del arroz. La expulsión de algunos haitianos desde la República Dominicana es otro hecho que también pone más presión en los hogares receptores de algunas comunidades fronterizas, especialmente en el departamento de Sud-Est. Actualmente, partes de la península del sur y los departamentos de Sud-Est, Nord-Ouest, Nord-Est, norte de Artibonite y Centre se encuentran en Crisis (Fase 3, CIF).

En Centroamérica, la sequía ha reducido, de manera similar, la producción agrícola de la temporada de Primera de 2015 y los ingresos derivados de la venta de mano de obra. Al igual que en Haití, los hogares pobres incrementarán su dependencia de las fuentes de ingresos no agrícolas, las cuales ya están utilizando luego de la temporada de Primera por debajo del promedio y de la reducción de ingresos del sector cafetalero en 2014. Aunque las condiciones secas ayudaron a mitigar la propagación de la roya, que ha prevalecido desde 2012, es probable que la aridez también reduzca la producción de café durante la temporada 2015/2016, lo que conducirá a una prolongación de oportunidades de trabajo por debajo del promedio en el sector cafetalero durante el período de cosecha desde octubre/noviembre hasta febrero/marzo. Del mismo modo, es probable que la sequía reduzca las oportunidades de trabajo derivadas de la producción de otros cultivos de alto valor (caña de azúcar, cardamomo, frutas, etc.). Aunque el frijol rojo de Nicaragua y el maíz blanco de México ayudan a mitigar los impactos de la reducida producción agrícola en la oferta del mercado en Centroamérica, los precios se mantienen por arriba del promedio de cinco años en Honduras, El Salvador y Nicaragua, de 10 a 35 por ciento para el frijol rojo y de 5 a 25 por ciento para el maíz blanco. En la actualidad, los pequeños agricultores de las áreas del corredor seco del occidente y oriente de Guatemala y Honduras, que experimentaron graves pérdidas de producción y que en el presente experimentan oportunidades de ingresos por debajo del promedio, están en Crisis (Fase 3, CIF).

El inicio de la temporada de Postrera/Été en septiembre fue irregular, con una precipitación total por debajo del promedio y un retraso de hasta 20 días en el inicio de la temporada en partes del centro y sur de Honduras, noroeste de Nicaragua y en partes del sur y norte de Haití. Las lluvias han mejorado en las últimas semanas y las previsiones a corto plazo (es decir, de 1 a 2 semanas) indican precipitaciones continuas. Sin embargo, las previsiones a más largo plazo continúan sugiriendo que el total de precipitación estacional será por debajo del promedio durante el resto de la temporada de Postrera/Été. De continuar una escasa precipitación, se esperaría importantes pérdidas de cosechas. Sin embargo, si la precipitación mejora en las próximas semanas, las cosechas de la temporada de Postrera podrían ser mejores que lo que se espera en la actualidad, aunque lluvias intensas en la cuenca del Pacífico podrían ocasionar pérdidas en áreas focalizadas. Por otro lado, la prevista continuación de El Niño hasta la primera mitad de 2016 probablemente resultaría en cosechas de Apante/Postrera Tardía/Hiver por debajo del promedio en Centroamérica y Haití, y podría afectar la temporada de Printemps de 2016 en Haití.

En la actualidad, un total de 2.5 millones de personas necesitan asistencia humanitaria de emergencia en toda la región. Aunque los resultados de la presente Crisis (Fase 3, CIF) podrían mitigarse parcialmente por las cosechas de Postrera/Été y Apante/Hiver, y por el aumento estacional en la demanda de mano de obra agrícola en Centroamérica hasta febrero/marzo, la necesidad de respuesta persistiría en los próximos meses. Para los hogares más afectados, es poco probable que su mayor dependencia de fuentes de ingresos no agrícolas baste para compensar en su totalidad el impacto en el sector agrícola, lo que conduciría a los hogares a renunciar a gastos clave no alimentarios y/o reducir el tamaño y la frecuencia de las comidas. En febrero es probable que muchos hogares pobres tengan pocas o ninguna reserva de alimentos, y que entren al período de bajas oportunidades de ingresos estacionales. Además, los precios arriba del promedio de los alimentos básicos podrían aumentar más a finales de 2015 e inicio de 2016 si las cosechas de Postrera/Été resultan deficientes. Las necesidades de asistencia de emergencia externa serán más altas en Haití y Guatemala, en donde hay poca asistencia en curso o prevista. Los gobiernos de Nicaragua, El Salvador y Honduras cuentan con asistencia en curso o prevista para algunas poblaciones afectadas. Sin embargo, es probable que haya necesidad de asistencia adicional.

Ante la falta de asistencia, FEWS NET estima que para marzo de 2016 un total de hasta 1.5 millones de personas en Haití y 2 millones de personas en Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua estará en Crisis (Fase 3, CIF), lo que significa que enfrentarán brechas en su consumo de alimentos o reducirán drásticamente sus activos esenciales con el fin de obtener suficientes alimentos. Es probable que esto continúe hasta la cosecha de Printemps en Haití (junio) y la cosecha de Primera en Centroamérica (agosto). Esto representa necesidades de respuestas significativamente mayores que las de los últimos años, incluso en comparación con el evento de la roya del café de 2012 y las fuertes pérdidas del año pasado sufridas por los agricultores de subsistencia durante la temporada de Primera/Printemps.

 

 

About FEWS NET

La Red de Sistemas de Alerta Temprana contra la Hambruna es un proveedor de primera línea de alertas tempranas y análisis sobre la inseguridad alimentaria. Creada por la USAID en 1985 con el fin de ayudar a los responsables de tomar decisiones a prever crisis humanitarias, FEWS NET proporciona análisis asentados en evidencia sobre unos 35 países. Entre los integrantes del equipo ejecutor figuran la NASA, NOAA, USDA y el USGS, así como Chemonics International Inc. y Kimetrica. Lea más sobre nuestro trabajo.

  • USAID Logo
  • USGS Logo
  • USDA Logo
  • NASA Logo
  • NOAA Logo
  • Kilometra Logo
  • Chemonics Logo