Guatemala Flag

País donde estamos presentes
Perspectiva de seguridad alimentaria

Perspectivas cercanas del promedio para la producción de Primera

De Febrero 2018 hasta Septiembre 2018

Febrero - Mayo 2018

Junio - Septiembre 2018

CIF 2.0 Fase de Insegurida d Alimentaria Aguda

1: Minimo
2: Acentuada
3+: Crisis o peor
Se estima que seria al menos una fase
peor sin ayuda humanitaria actual o programada
La manera de clasificación que utiliza FEWS NET es compatible con la CIF. Un análisisque es compatible con la CIF sigue los protocolos fundamentales de CIF pero nonecesariamente refleja el consenso de los socios nacionales en materia de seguridad alimentaria.
Para los países de Monitoreo Remoto, FEWS NET utiliza un contorno de color en el mapa CIF que representa la clasificación más alta de CIF en las áreas de preocupación.

CIF 2.0 Fase de Insegurida d Alimentaria Aguda

1: Minimo
2: Acentuada
3: Crisis
4: Emergencia
5: Hambruna
Se estima que seria al menos una fase peor sin ayuda humanitaria actual o programada
La manera de clasificación que utiliza FEWS NET es compatible con la CIF. Un análisisque es compatible con la CIF sigue los protocolos fundamentales de CIF pero nonecesariamente refleja el consenso de los socios nacionales en materia de seguridad alimentaria.

CIF 2.0 Fase de Insegurida d Alimentaria Aguda

1: Minimo
2: Acentuada
3+: Crisis o peor
Se estima que seria al menos una fase
peor sin ayuda humanitaria actual o programada
La manera de clasificación que utiliza FEWS NET es compatible con la CIF. Un análisisque es compatible con la CIF sigue los protocolos fundamentales de CIF pero nonecesariamente refleja el consenso de los socios nacionales en materia de seguridad alimentaria.
Para los países de Monitoreo Remoto, FEWS NET utiliza un contorno de color en el mapa CIF que representa la clasificación más alta de CIF en las áreas de preocupación.

CIF 2.0 Fase de Insegurida d Alimentaria Aguda

Países presenciales:
1: Minimo
2: Acentuada
3: Crisis
4: Emergencia
5: Hambruna
Países de monitoreo remoto:
1: Minimo
2: Acentuada
3+: Crisis o peor
Se estima que seria al menos una fase
peor sin ayuda humanitaria actual o programada
Para los países de Monitoreo Remoto, FEWS NET utiliza un contorno de color en el mapa CIF que representa la clasificación más alta de CIF en las áreas de preocupación.

Mensajes clave

  • La perspectiva climática para la primera época lluviosa indica probabilidades normales para la cantidad y distribución de las lluvias, lo que hace prever resultados agrícolas promedio para la cosecha de la región Norte y la Primera en el resto del país, incluyendo en el corredor seco. Esto permitirá que los precios para el maíz continúen por debajo del promedio de los últimos cinco años, mientras que los precios de frijol se mantengan dentro de la tendencia estacional.

  • Los resultados de seguridad alimentaria estarán mejores comparado con el mismo período del año pasado y otros años recientes, desde al menos 2014, gracias a un incremento en la producción de granos básicos durante 2017, precios bajos, y una demanda de mano de obra cercana al promedio.

  • No obstante, áreas del corredor seco aún presentarán Estrés (Fase 2, CIF), dado que aún deben recuperarse de los efectos de la crisis en los cuatro años anteriores, donde erosionaron significativamente su capacidad de respuesta, incluyendo el endeudamiento y venta de bienes productivos.

Panorama nacional

Situación actual

Los resultados agrícolas para la temporada de Postrera y la del altiplano occidental fueron promedio en 2017, por lo que muchos de los hogares productores cuentan con reservas de alimentos, que empezarán a menguar en marzo. Este sería el primer año con reservas normales luego de cuatro años consecutivos de dependencia temprana en la compra para conseguir alimentación, debido a cosechas muy por debajo del promedio en las áreas más áridas del occidente, centro, y oriente (corredor seco), por afectaciones climáticas adversas.

Luego de cosechas de Primera y Postrera en 2017 dentro de los rangos promedio, existe disponibilidad de maíz y frijol negro en el mercado nacional con producto almacenado. Los precios de maíz y frijol se mantuvieron estables en enero, respecto al mes anterior. Dado que los mercados cuentan con una alta cantidad de maíz mexicano, adicional al producido nacionalmente, los precios de este grano se encuentran 13 por ciento por debajo del promedio de los últimos cinco años, según el promedio nacional de precios publicado por el Ministerio de Agricultura. Los precios del frijol negro se encuentran cerca del promedio de cinco años, con una variación negativa de 2.3 por ciento, después de valores atípicamente altos entre agosto 2016 y julio 2017.

Los fuertes acumulados de lluvia reportados entre el 23 y 30 de enero 2018, donde las precipitaciones alcanzaron valores de hasta 145 milímetros en un día en el norte del país, ocasionaron algunas pérdidas de maíz y, en menor proporción, frijol. La cosecha de granos básicos en esta región (sur de Petén, Franja Transversal del Norte, e Izabal) está iniciando, con producto llegando al mercado nacional. Sin embargo, el pico de la cosecha se alcanzará hasta en marzo, y se prevé que se encuentre dentro de los parámetros promedio.

Durante enero se registró el descenso en la temperatura, propio de la época. Las temperaturas mínimas no fueron extremas, aunque hubo persistencia de las mismas por varios días consecutivos, lo que ocasionó daños focalizados en la producción de hortalizas principalmente en el altiplano occidental.

Durante febrero, el acercamiento de frentes fríos ha permitido la presencia de lluvias en el área norte, principalmente, aunque con menores acumulados de los reportados en enero. Las temperaturas reportan un ligero incremento en comparación con el mes anterior, aunque aún se experimentará la influencia de dos a cuatro frentes fríos durante el mes. Estas condiciones favorecerán las actividades agrícolas para concluir el presente ciclo 2017/2018.

Existe un grupo de población en el país que no cuenta con tierra para la producción de granos básicos, por lo que dependen totalmente de la compra para su alimentación. Su principal fuente de ingresos es la venta de su mano de obra de manera casual. Para este grupo, las pérdidas agrícolas de los años anteriores significaron una baja en sus ingresos, debido a la reducción correspondiente en oportunidades de empleo local. Sin embargo, la actual temporada de alta demanda de mano de obra casual se muestra con niveles de demanda promedio, con excepción del sector de hule, donde los bajos precios de venta han forzado a una menor contratación. La disponibilidad de empleo permitirá un incremento en los ingresos respecto a años anteriores, que aunado a los bajos precios de los granos básicos significarán una mejora en el acceso a alimentos para estos hogares. Sin embargo, estos hogares aún se encuentran endeudados de los años anteriores y tienen menos posibilidad de invertir en sus medios de vida, especialmente en las actividades agrícolas. Los ingresos generados no alcanzarán para la recuperación del deterioro en los medios de vida y la capacidad de respuesta de estos hogares, puesto que tiene aún deudas por saldar y deben recuperar activos de los que se deshicieron para obtener ingresos, por lo que su nivel de vulnerabilidad a shocks que impacten las fuentes de alimentos y/o ingresos se mantiene alto durante todo el período analizado.

Las remesas familiares desde el exterior representan una fuente de ingresos importante para los hogares receptores y los sectores comerciales y productivos relacionados con ese flujo. Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), para 2016, el número de personas beneficiadas por las remesas en Guatemala era de 6.2 millones, lo cual representa casi un 40 por ciento de la población y un incremento de 1.7 millones de personas desde 2010. En enero 2018, el Banco de Guatemala reporta un ingreso de divisas de USD 634,582,000, un ocho por ciento arriba de la cantidad reportada en enero 2017. A raíz del cambio en la política migratoria de Estados Unidos, se ha observado un incremento en la recepción de remesas en Guatemala. Un 35 por ciento de estos ingresos se destinan al consumo, y de este una cuarta parte se utiliza para cubrir la alimentación.

La situación de seguridad alimentaria actual se encuentra clasificada en Mínima (Fase 1, CIF) para la mayoría del país, dado que muchos hogares cuentan con la disponibilidad de sus reservas de alimentos, luego de las cosechas promedio registradas en 2017, y precios promedio o incluso por debajo de este en los granos básicos. El corredor seco, sin embargo, se mantendrá en Estrés (Fase 2, CIF), dado que los hogares aún no pueden llenar todos sus necesidades básicas no alimentarias fácilmente.


Supuestos

  • Producción de granos básicos del Norte: A pesar de algunas afectaciones por exceso de lluvias, se prevé que, en las áreas excedentarias de Petén, Franja Transversal del Norte, Polochic, e Izabal, la producción de granos básicos se encuentre dentro de los rangos normales.
  • Inicio de la temporada lluviosa y establecimiento de la temporada de Primera 2018: Dado que las condiciones de La Niña continuarán, al menos, hasta el trimestre febrero-abril, y que posteriormente se espera que se dé una transición a condiciones neutrales, el escenario más probable es un inicio normal de la temporada lluviosa, comenzando en la región del Pacífico y luego en el resto del país. Las siembras, por lo tanto, se esperaría fueran establecidas entre marzo y mayo.
  • Producción de granos básicos de Primera y del altiplano 2018: Las previsiones climáticas indican acumulados de lluvia arriba del promedio en la parte central del país, incluyendo el corredor seco, hasta mayo. Se prevé una disminución estacional de la lluvia durante junio y julio, cuando se tiene previsto que se dé la canícula. Este año no se pronostican anomalías con la canícula, que tendrá una duración e intensidad promedios. La lluvia en agosto se espera dentro de los rangos normales. Las temperaturas ambientales estarán dentro del promedio también. Lo anterior hace prever una producción de Primera dentro de los rangos normales para 2018, y también una producción promedio en las áreas más altas (altiplano), que cuentan con una sola cosecha anual.
  • Suministro y precios de granos básicos: Dado que las cosechas en las áreas excedentarias del país entre febrero y abril se prevén cercanas al promedio, y que el mercado se proveerá del flujo normal de maíz procedente de México, los precios de maíz se mantendrán por debajo del promedio. Estos seguirán una tendencia estacional, con un incremento desde junio a agosto, cuando sale la cosecha de Primera, reduciendo el precio con el aumento en el suministro del mercado. En el caso del frijol, se prevé una ligera caída en el precio en marzo, con el flujo de cosecha, para luego un incremento gradual hasta agosto, con una disminución en septiembre, al igual que el maíz. Estos precios se mantendrán ligeramente por encima del promedio. Para ambos productos, no se prevén cambios en las políticas comerciales que pudiera tener un impacto en el mercado.
  • Fuentes de ingreso: La demanda de mano de obra no calificada inicia su disminución estacional, ya que las cosechas de productos de agroindustria finalizan entre marzo/abril, mientras que la demanda de mano de obra en albañilería y hortalizas se mantendrá dentro del promedio. Durante prácticamente todo el período analizado, hasta septiembre, la disponibilidad de empleo es estacionalmente baja, con empleos relacionados con la producción de granos básicos en áreas cercanas (limpia, preparación de tierra, fertilización, cosecha), mantenimiento de terrenos dedicados a la ganadería, corte y acarreo de leña. Estas actividades suelen ser escasas, temporales y esporádicas, lo que reduce el total de ingresos mensuales generados por los hogares dependientes del jornal. El pago del jornal, en general, se mantendrá en niveles usuales, cercanos a los GTQ 30-35/persona/día (aproximadamente USD 4.00 – 4.70).
  • Asistencia de emergencia: Al momento, no existe planificación de asistencia humanitaria de emergencia para el período de análisis.

Resultados de seguridad alimentaria más probables

Se prevé que la disponibilidad de reservas de granos básicos en los hogares más pobres del país y las opciones de generación de ingresos disminuirán estacionalmente, a medida que transcurre el período analizado en esta perspectiva. Estos hogares dependerán de la compra en el mercado para su alimentación, durante una época en que suelen incrementarse los precios y se reduce sus opciones de ingresos, según la estacionalidad. Esto continuará hasta la salida de la cosecha de Primera 2018 en agosto/septiembre, con un pico en los precios de los granos básicos entre julio/agosto. En el caso de maíz, se prevé que estos permanezcan por debajo del promedio para la época. Al contrario, para el frijol se espera que los precios se mantendrán levemente por arriba del promedio de los últimos cinco años.

Dado que no se prevé un escenario con eventos inusuales, y el precio del maíz se mantendrá por debajo del promedio, la mayoría de las zonas geográficas del país observará una inseguridad alimentaria aguda Mínima (Fase 1, CIF) durante todo el período abarcado por esta perspectiva, de febrero a septiembre 2018.

Sin embargo, los hogares ubicados en gran parte del corredor seco que dependen de la producción propia de granos básicos y en los ingresos ganados por su mano de obra, principalmente en varias actividades agrícolas, serán la excepción. Aunque la producción de granos básicos será promedio en 2018 y se prevé que los precios se mantengan cercanos al promedio o por debajo de este, los hogares de las áreas áridas del oriente como en el altiplano occidental templado, aún deben recupersarse de las crisis experimentadas en los últimos cuatro a cinco años, cuando se descapitalizaron y se endeudaron. Por lo tanto, la gran mayoría de estos hogares se clasificarán en Estrés (Fase 2, CIF) durante la temporada anual de escasez de alimentos, hasta agosto/septiembre 2018, cuando se da la cosecha de Primera.

 

Para información sobre las áreas de interés y preocupación, haga clic en ‘descargar’ arriba para acceder al informe completo.

Sobre El Desarrollo De Escenarios

Para proyectar los resultados de seguridad alimentaria en un período de seis meses, FEWS NET desarrolla una serie de supuestos sobre eventos probables, sus efectos, y las posibles respuestas de varios actores. FEWS NET analiza estos supuestos en el contexto de las condiciones actuales y los medios de vida locales para desarrollar escenarios estimando los productos de seguridad alimentaria. Típicamente, FEWS NET reporta el escenario más probable. Para conocer más, haga clic aqui.

About FEWS NET

La Red de Sistemas de Alerta Temprana contra la Hambruna es un proveedor de primera línea de alertas tempranas y análisis sobre la inseguridad alimentaria. Creada por la USAID en 1985 con el fin de ayudar a los responsables de tomar decisiones a prever crisis humanitarias, FEWS NET proporciona análisis asentados en evidencia sobre unos 35 países. Entre los integrantes del equipo ejecutor figuran la NASA, NOAA, USDA y el USGS, así como Chemonics International Inc. y Kimetrica. Lea más sobre nuestro trabajo.

  • USAID Logo
  • USGS Logo
  • USDA Logo
  • NASA Logo
  • NOAA Logo
  • Kilometra Logo
  • Chemonics Logo